Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 26 12 2004 Economía 85 Bernardo Obrador NUEVO JEFE DE LA SECCIÓN SINDICAL DEL SEPLA EN IBERIA LA SEMANA ECONÓMICA Ha ganado las recientes elecciones sindicales celebradas en el Sepla y durante los tres próximos años defenderá los intereses del colectivo en la aerolínea 2005: UN AÑO QUE SACUDIRÁ AL IBEX Además de la definición del Gobierno en relevos de presidencias de los antiguos monopolios que privatizó el PP viene la reordenación energética y soluciones a la situación de Auna y Cepsa, entre otras ÁNGEL LASO D LOM Un piloto de Iberia con vocación de líder sindical A. POLO A. LASO D LOM MADRID. Bernardo Obrador Vidal es desde el pasado miércoles por la noche el nuevo jefe de la sección sindical del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) en Iberia, de acuerdo con los resultados provisionales de las elecciones celebradas. Obrador, comandante de Airbus 340 desde hace cinco años, sustituye en el cargo a Alfonso Pizarro. De los 2.500 pilotos de Iberia emitieron su voto un total de 1.080 (cerca del 40 lo que supone un alto nivel de participación, según fuentes del sindicato. La candidatura de Bernardo Obrador consiguió cerca de 530 votos (prácticamente la mitad de los escrutados) mientras que el segundo aspirante, Fernando González Romano, obtuvo alrededor de 320 sufragios. El proceso electoral contabilizó 15 votos en blanco y 115 nulos. El nuevo líder sindical accederá a su nuevo cargo el próximo 3 de enero y su mandato durará tres años, de acuerdo con el nuevo sistema adoptado por el Sepla. Bernardo Obrador es un piloto con amplia trayectoria profesional y sindical en Iberia, compañía en la que ingresó hace ahora 29 años y de la que llegó a ser miembro del consejo de administración. Durante el periodo de diciembre de 1995 a junio de 1998 ya desempeñó la responsabilidad de jefe de la sección sindical del Sepla en la compañía aérea, de forma que accede al cargo con experiencia. E Bernardo Obrador (centro) durante su antigua etapa sindical mer líder sindical que se vio las caras con el ex presidente de la compañía, Xabier de Irala, y el actual consejero delegado, Angel Mullor. Entre los acuerdos negociados y aprobados durante su etapa al frente del Sepla destacan la firma de la cláusula del acuerdo de protección al trabajo, así como las limitaciones introducidas al wet lease (alquiler de aviones con tripulaciones) y al régimen de franquicias. Inició, aunque no concluyó, la negociación del VI Convenio Colectivo de Iberia, misión que traspasó a su sucesor en el cargo Juanjo Arroyo. Bernardo Obrador tiene encima de la mesa dos aspectos prioritarios que resolver: la negociación del nuevo convenio colectivo ya pactada con la anterior dirección sindical del Se- ABC Un veterano Durante su anterior etapa como representante de los pilotos en Iberia, a Obrador le tocó vivir momentos decisivos para la compañía. Así, negoció un plan de viabilidad con Teneo (actual Sepi) asistió en primera línea al inicio del proceso de privatización de la aerolínea, y participó activamente en la programación conjunta de vuelos de Iberia y Aviaco, paso previo a la absorción de activos de esta filial por parte de la matriz, que concluyó el 1 de septiembre de 1999. El nuevo representante de los pilotos en Iberia fue el pri- Los que le conocen bien afirman que es un negocidaor duro, aunque capaz de ceder Participó en la privatización de Iberia, compañía en la que llegó a ser consejero pla, y el inminente término (el próximo día 31) del laudo arbitral dictado en 2001 por el abogado Federico Durán, a la sazón presidente de la mesa de resolución de conflictos, y que durante los últimos años ha regulado las relaciones entre compañía y pilotos. Sobre la primera cuestión, Obrador puede recoger el testigo traspasado por Alfonso Pizarro y rematar un preacuerdo que no ha satisfecho al colectivo de pilotos, o bien renegociar puntualmente aquellos aspectos, como el futuro de los profesionales con más de 60 años de edad, que han levantado más de un sarpullido. Los que le conocen bien afirman que es un buen negociador, firme y duro cuando lo requiere la situación, aunque consciente de las limitaciones que encierra cualquier proceso de discusiones con una empresa de las características de Iberia. En este sentido, Obrador podría seguir una línea intermedia entre la dureza demostrada por Jaime Lacasa y la blanda desarrollada por Alfonso Pizarro. El tiempo lo dirá. Al margen Obrador, los nuevos responsables sindicales elegidos en las principales compañías son Javier Navas Calatayud (Spanair) Francisco Javier Iglesia (Air Europa) y José Antonio Compañ (Air Nostrum) l año que termina se despide con un fuerte repunte de la actividad empresarial en lo que se refiere a compras. De hecho, están en curso varias opas de cierta importancia. Son los casos de la planteada por el equipo directivo de Recoletos sobre la totalidad de la compañía a un precio notablemente inferior a la colocación en bolsa del grupo editorial y que supondrá la salida de Pearson. Otra, de varios fondos de capital riesgo, concretamente los de Alicia Koplowitz, José María Loizaga y la familia March, capitaneados por el ex secretario de Estado y ex presidente de Tabacalera, Pedro Pérez, contra Aldeasa, con una clara intención de robarle la cartera a Altadis aunque sea a un precio razonable y no se sabe bien para quién, porque la venta de artículos de lujo en España hoy por hoy sigue siendo un mercado cautivo de El Corte Inglés. Finalmente también está la oferta de San José por Duro Felguera. Sin embargo, por mucho movimiento que parezca, se trata sólo de un aperitivo de lo que está por venir en 2005, un año que puede sacudir a un buen número de las mayores empresas y bancos del país integrados en el selectivo índice Ibex- 35, porque los movimientos llevan gestándose un tiempo y además se van a ver alterados y en ocasiones calentados por el cambio de Gobierno en 2004 que todavía no ha tenido más que una mínima trascendencia real en la actividad económica de las empresas, pero que indudablemente la tendrá en 2005. Hasta ahora, y como asuntos de verdadera importancia, sólo ha sucedido realmente el relevo de Cortina por Brufau en la presidencia de Repsol YPF, pero hay muchos movimientos de gran envergadura gestándose. Por ejemplo, el intento de Sacyr por entrar en el capital del BBVA. La salida de Pedro Meroño de la presidencia de la Comisión Nacional de Energía (CNE) será el banderín de salida de una reordenación energética sobre la que La Caixa lleva años trabajando para ser su actor principal a través de sus participadas Gas Natural y Repsol YPF, pero que afectará a otras muchas compañías como Iberdrola, Endesa y Fenosa, de alguna manera o mejor dicho de muchas. El todopoderoso regulador José Montilla tendrá mucho que decir en esta reordenación con sabor catalán. Pero hay más movimientos en ciernes. Algo tiene que pasar finalmente en Auna, la alternativa a Telefónica. Pizarro quiere plusvalías para Endesa igual que Botín, máximos accionistas del grupo de telecos que preside Salazar Simpson. Una colocación en bolsa o la entrada de los fondos de capital riesgo marcarán el futuro de esta compañía. Lo mismo sucede con Cepsa. La jugada de Botín sigue inconclusa, pero la situación de incertidumbre sobre el control del grupo que preside Pérez de Bricio entre el Santander y la francesa Total no puede demorarse mucho más. Pero sobre todo, falta por ver si 2005 será el año en el que el Gobierno apueste fuerte por el relevo de los presidentes de los antiguos monopolios privatizados por el PP y empresas afines. Cada vez hay más unanimidad en el área económica del Ejecutivo Zapatero para hacerlo, aunque saben que tendrán que asumir un coste y que a lo mejor no les sale el diseño al que aspiran. Pero esa ya es otra historia.