Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional NAVIDADES Y URNAS EN PALESTINA DOMINGO 26 12 2004 ABC Belén escribió con m de muro e i de inseguridad su Misa del Gallo b Abu Mazen fue testigo de una Nochebuena pasada por agua en la que el Patriarca Latino, Monseñor Sabbah, denunció la ocupación israelí J. C. JERUSALÉN. Felices Fiestas, Feliz Año Nuevo Un cartel en hebreo, inglés y árabe recibe al peregrino en el control militar israelí al norte de Belén, la principal entrada a la ciudad en la que nació el Niño Dios. Felices Fiestas, Feliz Año Nuevo reza el cartel que da tiempo de leer en inglés, en árabe, en hebreo, en vertical o diagonal, dada la parsimonia con la que, pese a todo lo acordado, comprueban los pasaportes los soldados israelíes, que detienen por unas horas al espía atómico Mordejai Vanunu, cuando intentaba a acudir a la Misa del Gallo. Por allí pasó también en la mañana del viernes el Patriarca Latino de Tierra Santa, Monseñor Sabbah, escoltado por agentes israelíes, hasta allí; acompañado por policías palestinos desde allí hasta la Plaza del Pesebre, en la tradicional procesión matinal de cada Nochebuena, tan triste como la de hace un año, y el anterior, y el otro, y el otro. Abbas, en el asiento que solía ocupar Yaser Arafat, ayer en la Misa del Gallo de la basílica de la Natividad de Belén AP Abbas lanza la campaña electoral haciendo suyo el legado de Arafat Hamás logra un respaldo muy significativo en los comicios municipales de la OLP exige el final de la ocupación para lograr una paz justa que respete a los refugiados, la capitalidad de Jerusalén, y de pie a la liberación de Barghuti JUAN CIERCO. CORRESPONSAL JERUSALÉN. Mahmud Abbas, (Abu Mazen) no defraudó a nadie. Tampoco sorprendió. Dijo lo que de él se esperaba el día en que se lanzaba la campaña para las presidenciales del 9 de enero. Hizo lo tenía que hacer: tomar el legado de Yaser Arafat como punto de referencia y proclamarlo desde Ramala ante dos mil simpatizantes. Sonó como sonaba el viejo rais se expresó como se expresaba Abu Ammar; denunció lo que denunciaba el mito de la causa palestina. Pero no causó estupor. Ni preocupación en Israel pese a algunas reacciones críticas llegadas desde Tel Aviv. Ni perplejidad en las principales capitales occidentales, donde se le apoya sin disimulo. A fin de cuentas, se trata del lenguaje electoralista que empleará a lo largo de toda la campaña. Una vez se confirme su segura victoria, habrá que ver cuáles son los hechos. Pero eso será a partir del 10 de enero. Hasta entonces, palabras, promesas, sermones. Las primeras, el primero, ayer en el primer día de una campaña electoral que no tendrá más historia b El líder Pocos peregrinos Sin turistas; con muy pocos peregrinos (91.726 cada mes en el año 2000; 7.249, en el 2004) con la mayoría de los comercios y de los hoteles vacíos; con la economía por los suelos; con la emigración en la punta de los dedos y los deseos de cada cristiano (cada día menos) con un muro que la rodea en sus dos terceras partes contra los suicidas palestinos; con nueve asentamientos judíos al norte, sur, este y oeste de sus límites; con carreteras permitidas tan sólo a esos colonos; con una decena de controles militares; con 78 obstáculos físicos, como ha denunciado en un informe oficial la ONU... Así recibía Belén a quienes se aventuraban a acercarse hasta la cuna de Jesús. Y sobre eso versó la homilía de la Misa del Gallo de Monseñor Sabbah, escuchada con atención, en primera fila por el alcalde de la ciudad, el cristiano Hanna Nasser; por el presidente interino de la ANP, Rawi Fattuh; por el candidato y líder de la OLP, Mahmud Abbas. El máximo representante de la Iglesia Católica en Tierra Santa les puso iniciales a la Nochebuena, a la Navidad y a Belén. Y eligió la i de inseguridad; la c de conflicto; la v de violencia; la o de ocupación; la m de muro; la h de humillaciones; la c de ciudades convertidas en cárceles... Así se escribió la Nochebuena en Belén. que la que pueda escribir Abu Mazen. El presidente de la OLP, quien abrió su intervención con un minuto de silencio en honor de Arafat, llamó al final de la ocupación israelí; exigió que la retirada de Gaza sea seguida por otras de Cisjordania; prometió luchar por cumplir el sueño de un Estado palestino viable; abogó por una paz justa, indispensable para que la paz llegue al resto de Oriente Próximo y del mundo entero apostó por respetar los derechos de los refugiados, con la resolución 194 de la ONU por bandera; puso la liberación de los 8.000 prisioneros políticos palestinos, sobre todo la de Marwán Barghuti, en lo más alto de su agenda; negó cualquier cesión sobre la capitalidad de Jerusalén del futuro Estado palestino; señaló con el dedo acusador al muro ilegal israelí en Cisjordania, y aseguró la celebración de elecciones legislativas en la primera mitad del año 2005. Es decir, casi todo el legado de Arafat encima de la mesa. Es decir, lo esperado. Es decir, obediencia al guión electoral establecido. Es decir, lo que también sabían de antemano los otros seis candidatos, entre ellos el del FDLP, Tayssir Jaled, quien abrió su campaña en un edificio de Jerusalén Este, con el visto bueno simbólico israelí y con dicho local rodeado de agentes de seguridad por si acaso. Nada preocupante Nada, en definitiva, por lo que Israel, Egipto, Jordania, Estados Unidos y la Unión Europea, guardaespaldas del candidato oficial de Al Fatah, deban preocuparse. En cambio, quizás comiencen a preocuparse hoy los principales responsables de Al Fatah, entre ellos Abu Mazen, cuando se conozcan de manera oficial los resultados definitivos de las elecciones municipales celebrados el jueves en 26 localidades cisjordanas, entre ellas Jericó. Con una participación que se acercará al 85 por ciento de un censo limitado, los fundamentalistas islámicos de Hamás, que boicotean junto al resto de la oposición las presidenciales del 9 de enero, se habrían impuesto, según datos preliminares, en 9 de las 26 circunscripciones. Lejos de las 14 logradas por Al Fatah, pero muy por encima de sus expectativas. Sobre todo teniendo en cuenta que la fase de las municipales de Gaza no será hasta el 27 de enero. Y allí, en la Franja, Hamás podría, visto lo visto, arrasar. El presidente de la OLP no defraudó a nadie, su discurso sonó como sonaba el del viejo rais y se expresó como se expresaba Abu Ammar