Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión DOMINGO 26 12 2004 ABC M. MARTÍN FERRAND Los nacionalismos no pueden tener meta dentro de un Estado unitario y en un orden constitucional PASATIEMPO Lo importante es que los sicarios del 11 de marzo, conscientemente o no (y esta última alternativa me parece la más improbable) le hicieron el trabajo a la banda de lo que podría temerse. UANDO Carod- RoviCiertamente, tras el atentara se entrevistó en do, se habría producido un Perpiñán con los careagrupamiento nacional en pos de ETA, remedaba los torno al Gobierno de Aznar. contactos del PNV y EA con Sin embargo, faltando aún la organización terrorista variassemanas para las elecprevios al acuerdo secreto de ciones, era asimismoprevisiagosto de 1998 (condición neJON JUARISTI ble que cundieran la desmocesaria, a su vez, para la forralización y el pesimismo. mación del frente de Estella) Los etarras sabían muy bien (fue la Como se recordará, ETA hizo públiesencia misma de la estrategia oculco el contenido de dicho acuerdo pota de Estella) que nada causa mayor codespués de romperla tregua- tramy más extendido desánimo que el repa a finales del año siguiente. Esta torno de la violencia terrorista tras vez, apenas se conocieron sus conun largo período de aparente paz. No versaciones con el dirigente de ERC, se habría tardado mucho en culpabilos etarras se apresuraron a desvelizar al Gobierno. Las primeras acular el nuevo trato (es decir, la treguasaciones serían de imprevisión; de trampa limitada a Cataluña) Dos ahí se habría pasado, en breve, a cenfactores determinaron, a mi entensurar su inflexibilidad ante los nader, la decisión etarra de hacerpúblicionalismos. En un clima de abatico lo convenido con el entonces conmiento colectivo- -hoy ya es imposiseller en cap: la propia difusión de la ble dudarlo- habría bastado que el noticia del contubernio y, sobre toPSOE ofreciese dialogar con aquédo, la inhibición del secretario genellos para inclinar a su favor los resulral del PSOE, que renunció a forzar tados electorales. la ruptura de la coalición entre el PSC y ERC. A partir de ese momento AS furgonetas etarras fueron in- -mucho antes, por tanto, del 11 de terceptadas en Cuenca. Aun así, marzo- -los nacionalistas (incluel gran atentado se produjo. Con yendo a ETA) adivinaron que Rootros autores, es cierto, pero con los dríguez Zapatero se rendiría antes mismos efectos políticos que ETA de la batalla. Era necesario, pues, impretendía conseguir y que, casualpedir por cualquier medio que el mente, coincidían con los deseados PP revalidase su mayoría y ETA inpor los nacionalistas en su conjunto tentó hacerlo, a la desesperada, me (para que nadie retuerza el sentido diante un espectacular atentado en de estas palabras, añadiré que no Madrid. creo que Carod- Rovira ni Arzalluz El riesgo de este plan era menor ni Garaikoetxea supieran lo que pensabanhacer los etarras cuando trapicheaban con ellos; lo que demuestra su radical estupidez es que no llegasen siquiera a imaginarlo) Tiene razón José Antonio Zarzalejos cuando observa que resulta demencial, a estas alturas, sostener la teoría de una conspiración islamo- abertzale detrás del 11- M (con independencia de que los terroristas islámicos hubieran podido encontrar en la estrategia electoral de ETA una fuente de inspiración) Lo importante es que los sicarios del 11 de marzo, conscientemente o no (y esta última alternativa me parece la más improbable) le hicieron el trabajo a la banda. ¿UN CONGRESO PLURILINGÜE? ODOS los idiomas, dialectos, fablas y modos con los que nos entendemos en España forman parte importante del patrimonio nacional. Como la catedral de Burgos, la Alhambra de Granada o el románico de Gerona. Es ésa una afirmación mostrenca, elemental; pero los tiempos que vivimos, tan dados a la confusión, requieren la cansina repetición de lo obvio para que las ideas básicas, en las que nos asentamos, no entren en el torrente de los disparates, tan querido por todos aquellos que, como si se tratara de una epidemia, aspiran a modificar sin mucho sentido los esquemas de la realidad. Estoy pensando en Pasqual Maragall, el político catalán que manda en España- -es una manera de decir las cosas- -después de haberse subido, en el tope y por milagro, al tranvía de la Historia un ratito después de que ya hubiera pasado por su parada. Maragall es imprevisible por sí mismo y por sus compañías en el tripartito que gobierna en Cataluña. Ahora- -cada día tiene su afán- -anda empecinado, tras el reconocimiento del idioma catalán en la Unión Europea- -un avance histórico en que sea también lengua de uso habitual en el Congreso de los Diputados. No sólo en el Senado, como ya se dibuja en los borradores para la reforma de la Cámara inútil, sino en todos los ámbitos de la representación popular de dimensión, con perdón, nacional. Vaya por delante, y que no se me entienda mal, que el deseo de Maragall y sus gentes de un Congreso plurilingüe es legítimo. Nadie podrá ver en ello un exceso soberanista- -separatista- -y hasta, si se apura, tiene más de integrador que de disolvente. Los reparos que se me ocurren tienen más naturaleza funcional que conceptual. ¿Qué hubiera pasado, por ejemplo, si los padres fundadores de la patria norteamericana, puestos a redactar el Acta de Virginia, hubieran perdido su tiempo en el debate sobre el uso del holandés, el francés, el alemán y el inglés, los cuatro idiomas utilizados por los allí reunidos? Optaron por la unidad, aun dentro de una vocación federal, anteponiendo el pragmatismo- -la facilidad comercial- -a las ideas platónicas y nostálgicas. La Historia ha demostrado que la renuncia de algunos ha sido cimiento fundamental para el posterior bienestar de todos. Si el precio del sosiego, en lo que respecta a la unidad nacional, fuera llenar la Carrera de San Jerónimo de cabinas de traducción simultánea, podría pagarse con gusto; pero cabe temer que tras esa nueva demanda de Maragall esté ya preparado un rosario de otras más. Los nacionalismos no pueden tener meta dentro de un Estado unitario y en un orden constitucional porque ello les dejaría en menos que nada. Su clave está en la insatisfacción permanente, en la demanda continua, en los lejanos horizontes de lo imposible. Ahí, en el freno que significan los muchos y crecientes nacionalismos, está el problema máximo para el desarrollo económico y moral de España. La estabilidad no es un valor que todos deseemos con la misma intensidad. T C L L O que hemos visto a lo largo de este año funesto es un despliegue de las fases básicas de la estrategia oculta o latente de Estella, que fracasó en el período 1998- 2000, siguiendo una combinatoria secuencial modificada. Aquélla, calcada de la estrategia desarmada del IRA entre 1994 y 1996, preveía la siguienteserie: 1) formación deun frente nacionalista, 2) anuncio de una tregua unilateral por parte de ETA, 3) presión, mediante vandalismo callejero, sobre la población no nacionalista, 4) incorporación del PSE al frente nacionalista, 5) ruptura de la tregua y reanudación de los atentados en vísperas de las elecciones legislativas, y 6) triunfo electoral del partido más proclive a la negociación con el frente. El lector puede entretenerse reconstruyendo el orden en que se ha desplegado la serie durante el año todavía en curso (téngase en cuentaademás la extensión a Cataluña de una estrategia similar) Qué menos, para estas fiestas, que una columna interactiva. REVISTA DE PRENSA El nuevo objetivo de crecimiento es más realista que el 7 por ciento anunciado en 2003 para el presente año, afirmó un experto del centro de estadística. Un especialista de la poderosa comisión para el desarrollo y las reformas advirtió que el crecimiento está impulsado fuertemente por la inversión en lugar de por el consumo. China intenta desde hace tiempo detener el desenfreno en los grandes proyectos, que se llevan a cabo en diversas regiones por razones de prestigio, entre otros. Si el consumo no aumenta, el recalentamiento de la inversión conducirá el año que viene a un exceso de producción y a créditos pendientes de pago. Este mismo diario destacaba que el presidente venezolano, Hugo Chávez, de visita oficial en Pekín, ha reconocido a China el estatuto de economía de mercado. S. I. China quiere crecer un 8,6 China se ha marcado como objetivo que su crecimiento económico en el año nuevo sea del 8,6 por ciento y que la inflación caiga hasta el 4 por ciento, según anunció en Pekín el portavoz del centro de estadística Yao Jingyuan, y recogía de forma destacada el diario económico Diyi Caijing Ribao en su primera página. Pese a la subida de las tasas de interés, el recalentamiento de algunos sectores de la economía y las medidas administrativas para paliarlo, este año la economía crecerá previsiblemente un 9,4 por ciento. Taxistas Papá Noel en Bulgaria Una empresa búlgara de taxis ha disfrazado en vísperas de la fiesta de Navidad a sus conductores de Papá Noel, gracias a lo cual ha conseguido que el número de sus clientes se dispare, informa el periódico Standart de Sofía. Pasajeros de todas las edades están encantados por el hecho de que al volante del taxi que acaban de parar está el propio Papá Noel con su abrigo y su gorra rojos según el rotativo. La iniciativa partió de la compañía EM Confort de la ciudad sudoriental búlgara de Haskovo. S. I.