Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 Opinión DOMINGO 26 12 2004 ABC Directores Adjuntos: Eduardo San Martín, Juan Carlos Martínez Subdirectores: Santiago Castelo, Rodrigo Gutiérrez, Carlos Maribona, Fernando R. Lafuente, Juan María Gastaca Jefes de área: Jaime González (Opinión) Alberto Pérez (Nacional) Miguel Salvatierra (Internacional) Mayte Alcaraz (Sociedad- Cultura) Ángel Laso (Economía) Pablo Planas (Reportajes- corresponsal político) Jesús Aycart (Arte) Adjunto al director: Ramón Pérez- Maura GUILLERMO LUCA DE TENA PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: SANTIAGO ALONSO PANIAGUA PRESIDENTE DE HONOR: DIRECTOR: Redactores jefes: V. A. Pérez, S. Guijarro (Continuidad) A. Collado (Nacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura) E. Ortego (Deportes) F. Álvarez (TV- Comunicación) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) Director General: Héctor Casado Económico- financiero: José María Cea Comercial: Laura Múgica Producción y sistemas: Ignacio Sanz IGNACIO CAMACHO EL REY Y LA CONCORDIA CONSTITUCIONAL la Nación española y el derecho a la autonomía A Constitución establece con todo rigor juque se otorga a sus partes constitutivas, en el marrídico que el Rey es el Jefe del Estado, símco del principio de solidaridad entre todas ellas. bolo de su unidad y permanencia, y que es El año nuevo comienza con un reto de alcance árbitro y moderador del funcionamiento regular histórico para toda Europa, que se concreta en de las instituciones. Más allá de la letra de la nornuestro país en el referéndum previsto para el 20 ma, Don Juan Carlos ha sabido generar una espede febrero acerca del tratado constitucional de la cial auctoritas derivada del cumplimiento ejemUnión Europea. Mencionó Don Juan Carlos este plar de sus funciones en la más alta magistratura. factor novedoso del proyecto de integración suUn año más, el mensaje de Nochebuena ha lograpranacional, animando a afrontar un asunto tan do conectar con las preocupaciones principales complejo y delicado con altura de miras del de los ciudadanos, que el Rey expresa con gravemismo modo que se ha recibido con satisfacción dad y mesura, pero también con sencillez y cercaen el año que termina la incorporación de diez nía, como es habitual en esta fecha tan simbólica. nuevos socios al club europeo. La referencia a la Ha sido este un año muy duro para España y próxima Cumbre Iberoamericana alude a otra dipara los españoles, a consecuencia- -sobre todo- -mensión sustancial de la política exterior españode la masacre del 11- M. El Monarca ha tenido un la. En este sentido, son significativas las palabras recuerdo muy especial para todas las víctimas del de aliento hacia el servicio exterior, puesto que la terrorismo, enlazando así con la reciente reacpresencia de nuestro país en los grandes foros en ción social, que sitúa el centro de gravedad del los que se decide el futuro del mundo es parte prinproblema en la atención a quienes sufren el dolor cipal del proyecto histórico que representa la de una forma más directa e inmediata. Las víctiConstitución. mas merecen nuestra mejor entrega y deben recibir el homenaje que les A especial sensibilidad debe la sociedad en su conjunde la Corona para comto. Pero, además, el Rey desta- El Rey nos recuerda, una prender los problemas reales có la reacción unida y solidavez más, que la que afectan a la vida cotidiaria de la Nación ante los gravísimos acontecimientos de Constitución, garantía de na de los españoles y también de los inmigrantes que se aquel día trágico, expresión han instalado entre nosotros de un sentimiento común estabilidad política y deriva, sin duda, del contacto más allá de los intereses partieconómica, es el permanente que mantiene la culares. Ese sentimiento, caFamilia Real con los más dibe añadir, aparece siempre instrumento más eficaz versos sectores de la sociede forma espontánea en las dad. De ahí que haya una grandes ocasiones, si bien alpara la convivencia mención expresa a cuestiogunos prefieren mirar hacia nes prioritarias entre las preotro lado para no verse obligaocupaciones de la mayoría, en relación directa dos a extraer las consecuencias políticas de tal con la dignidad de la propia vida y el deseo de prosemoción colectiva. peridad para las familias, como son la vivienda, la N la lectura detenida del mensaje destaca la lucha contra la droga o la educación en sus difetriple mención que contiene acerca de la rentes niveles. Hubo también palabras sinceras Constitución de 1978, reflejo de una etapa exitosa de apoyo a proyectos inmediatos en los que hay en la vida histórica española. La Constitución, dipuestas tantas ilusiones, como es el caso de la Cojo Don Juan Carlos, es garantía de estabilidad pa América, que reafirma el prestigio internaciopolítica y económica ha servido para solventar nal de nuestro país en la organización de eventos diferencias partidistas y para permitir la alterde amplia repercusión mundial. nancia en función de la decisión de los ciudadaLa gente que escucha al Rey en esos momentos nos; en fin, los valores y principios constitucionade alegría familiar propios de la Nochebuena sales deben ser preservados porque el respeto a la be bien que Don Juan Carlos ha entregado lo menorma fundamental es factor de concordia entre jor de sí mismo en el servicio al bien de España, al todos los españoles. He aquí la expresión precisa que hizo referencia en el mensaje. Conecta tamde una opinión compartida por la inmensa mayobién con el deseo de una sociedad basada en la ría, formulada con el sosiego y la templanza que clase media cuando afirma su esperanza de dejar caracterizan la función atribuida a la Corona. Sin a las próximas generaciones un país mejor El rigidez ni dogmatismo, la defensa del texto consticompromiso expreso de los Príncipes de Asturias tucional es equiparable a la apuesta por la España en el proyecto es buena prueba de continuidad. La moderna y democrática, situada a la altura del Constitución, garantía de entendimiento y contiempo histórico que nos ha tocado vivir. La firmecordia, es instrumento eficaz para esa convivenza en el mantenimiento de estos principios se recia, como el primero de los españoles ha sabido sume en las decisiones políticas en torno a la morecordar, una vez más, en su mensaje de Nochenarquía parlamentaria, la unidad indisoluble de buena. IMÁGENES DEL TERROR N su comparecencia ante la Comisión parlamentaria de investigación, una de los representantes de las víctimas, Pilar Manjón, solicitó a los medios de comunicación que no publicaran imágenes de las víctimas de los atentados terroristas, porque la contemplación vulnera sus derechos y reproduce y aumenta el dolor de sus familiares. ABC ofrece hoy a sus lectores el habitual resumen del año, marcado, lógicamente, por los brutales atentados del 11- M. Las imágenes que publicamos no pretenden en ningún caso menoscabar la dignidad de las víctimas, sino mantener vivo su recuerdo para evitar el olvido. Son imágenes que pretenden mostrar la dimensión de la tragedia, en las que no aparecen las víctimas mortales de la masacre. Por respeto a su memoria y también por respeto a la profesión periodística. La solidaridad con las víctimas del terrorismo debe llevar a una profunda comprensión y a la convicción de la conveniencia de atender sus reivindicaciones. No se trata de una concesión, sino del cumplimiento de un deber. No hay aquí nada que probar. Si se sienten dolidas o agredidas por las imágenes, hay que pensar que existen razones para ello. Basta con que se sientan así. Pero no puede ocultarse que en este caso se produce un conflicto entre el derecho a la información y el derecho a la intimidad de las víctimas y sus familiares. Y el problema, cuya solución no es fácil, estriba en la determinación de los límites entre uno y otro derecho. Los límites del ejercicio de los derechos se encuentran en la Constitución y en las leyes. Cualquier otra limitación, derivada de legítimas razones culturales, educativas o morales, sólo puede sustentarse en la autorregulación, mas nunca en la censura, por atendibles que sean las razones que, como en este caso, se invocan. Ir más allá sería cercenar libertades básicas. Otra cosa es que el sentido de la responsabilidad de los medios deba llevarnos a no emitir imágenes cuando el escándalo o el morbo prevalecen sobre la información. Todo depende de las formas y de la intención. Se trata, ciertamente, de un debate clásico. También se invoca en contra de la emisión de imágenes, e incluso en contra de la publicación destacada de las noticias, el efecto de propaganda que buscan siempre los terroristas con sus crímenes. Pese a lo atendible que puedan ser estas consideraciones, lo más lógico es que prevalezca sobre ellas la libertad de información, ante todo entendida como derecho fundamental de los ciudadanos, y no como patente de abuso para los periodistas. L E L E