Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 Sociedad VIERNES 24 12 2004 ABC Aumenta un 8,5 por ciento el número de muertes producidas por Alzheimer La tasa global de mortalidad registró un crecimiento del 2,4 en 2002 b También se incrementaron las muertes por enfermedades hipertensivas, y descendieron las causadas por el cáncer de estómago, el sida y los accidentes de tráfico Little Nicky el gato clónico AP Una mujer paga 50.000 dólares por Little Nicky un gato clónico ABC LOS ÁNGELES. Una empresa de biotecnología de California ha clonado por primera vez una mascota por encargo, un gato por el que una mujer residente en Texas ha pagado 50.000 dólares. Little Nicky es el clon de Nicky un gato con facilidad para aprender y afectuoso, que murió en 2003 tras cumplir 17 años. Antes, su propietaria había procedido a almacenar ADN de su animal de compañía, lo que ha permitido realizar este experimento de clonación. No veo ninguna diferencia entre Little Nicky y Nicky declaró la mujer, de la que la que sólo se conoce su nombre de pila: Julie. La empresa Genetic Savings and Clone, con sede en Sausalito, cerca de San Francisco, es la primera en todo el mundo que clona gatos. En 2005 tiene previsto también realizar copias genéticamente idénticas de perros a cambio de 100.000 dólares. Little Nicky que ya tiene nueve meses, fue clonado con un método modificado del aplicado para clonar la oveja Dolly Con este procedimiento, conocido con el nombre de transferencia de cromatina, se busca descartar problemas como malformaciones, mal funcionamiento de órganos o muerte prematura, que se presentaron en Dolly y otros animales clónicos. El portavoz de la citada empresa aseguró que ya tienen otros cuatro pedidos. El caso de Little Nicky ha causado reacciones dispares en EE. UU. Nosotros debemos matar cada año millones de gatos porque nadie se quiere hacer cargo de ellos dijo el presidente de la asociación Best Friends Animal Society, Michael Mountain. No hay escasez de gatitos. Entonces, ¿por qué debemos clonarlos? se preguntó. Sin embargo, Julie, la cliente de Genetic Savings and Clone, afirmó que Nicky era particularmente bello, inusualmente inteligente y capaz de cumplir once órdenes M. J. P- B. MADRID. Aunque de forma general, y a lo largo de los últimos años, poco ha variado el patrón de las principales enfermedades que provocan la muerte de los españoles, sí se empiezan a registrar ligeros cambios en las causas por las que fallecen los ciudadanos, debido al rápido envejecimiento que está experimentando la población. Para empezar, la tasa bruta de mortalidad aumentó un 2,4 por ciento en el año 2002 respecto a 2001. En total, se produjeron 368.618 defunciones. Y como parece ser la tónica habitual, murieron ese año más hombres (193.269) que mujeres (175.349) Junto con este dato general, que proviene del Instituto Nacional de Estadística (INE) aparecen otros significativos que dan una idea de las consecuencias que provoca el proceso de envejecimiento. Por ejemplo, la enfermedad de Alzheimer fue responsable de 6.814 fallecimientos en 2002, lo que supone un 8,5 por ciento más respecto al año anterior. En este caso, las mujeres sufrieron la peor parte, ya que han experimentado un aumento del 9,9 por ciento en el número de muertes causadas por esta patología. Entre ellas, también creció la incidencia del cáncer de bronquios y pulmón. De hecho, se registró un incremento del 8,2 por ciento en los fallecimientos debidos a ambas dolencias. No obstante, las enfermedades cerebrovasculares siguen siendo la primera causa de muerte entre las españolas La causa más común de muerte son las enfermedades cardiovasculares (21.918 defunciones) seguidas de las enfermedades isquémicas del corazón (17.119) como infarto agudo de miocardio o angina de pecho. A continuación aparecen los tumores malignos. Entre ellos, el cáncer de mama es el más relevante (5.772) aunque afortunadamente esta patología provocó un 2,4 por ciento menos de fallecimientos. En los hombres, el patrón de las dolencias que causan su fallecimiento es muy diferente al de la mujer. Las enfermedades isquémicas del corazón (responsables de 22.281 muertes) el cáncer de bronquios y pulmón (15.979, un 1,6 por ciento menos) y las enfermedades cerebrovasculares (14.929) son las pato- ABC logías más frecuentes que acaban con las vidas de los varones. El estudio del INE también advierte de que se produjo un aumento de las muertes (un 5,9 por ciento más) debidas a enfermedades hipertensivas. Si bien el informe aporta buenas noticias: descienden los fallecimientos a causa del sida (1,3 por ciento) del cáncer de estómago (5,3 por ciento) y por accidentes de tráfico. Aunque estos últimos son la segunda causa de muerte entre los extranjeros no residentes que llegan al final de sus días en nuestro país, principalmente afectan a los de nacionalidad portuguesa, francesa, británica o marroquí. La OMS sólo podrá distribuir en 2005 la mitad de las dosis necesarias para combatir la malaria en 40 países AGENCIAS MADRID. Las dificultades de proveedores chinos para conseguir artemisa, una planta de la que se logra un extracto indispensable para combatir la malaria, han puesto los programas antipaludismo de la Organización Mundial de la Salud en una de las mayores crisis de su historia. La agencia sanitaria de Naciones Unidas ha reconocido que su proveedor, la farmacéutica suiza Novartis, no podrá facilitar a lo largo de 2005 los 60 millones de tratamientos a los que se había compremetido. El laboratorio sólo podrá entregar a lo largo del año la mitad de las dosis necesarias, unos 30 millones, aunque una gran parte sólo estará disponible en el último trimestre. Del suministro de Novartis dependen 40 países donde la malaria es una enfermedad endémica, la mitad de ellos en África. El origen de esta situación es la carencia de materias primas para la elaboración de la artemether- lumefantrine, asociación medicamentosa efectiva contra la malaria que contiene artemisina y que es conocida bajo las siglas ACT. La producción de esta sustancia, según la farmacéutica, depende de los plazos de entrega de sus proveedores chinos de artemisina, una materia prima que se extrae de una planta medicinal conocida como artemisa. El ACT constituye actualmente el grupo de medicamentos de mejores resultados contra la forma falciparum de la malaria, la más mortal que se conoce. Esta enfermedad afecta a unos 600 millones de personas, según la OMS. La agencia sanitaria ha recomendado a todos los países amenazados por la insuficiencia de dichos medicamentos antipalúdicos que aumenten sus inversiones en otro tipo de fármacos tradicionales contra esta patología, como la quinina, pese a que en muchas zonas se ha extendido la resistencia a los fármacos convencionales. Asimismo, ha ofrecido todo tipo de asistencia técnica y acelerará la distribución de los tradicionales mosquiteros impregnados de insecticida. El artemether- lumefantrine es el único medicamento disponible en dosis fijas, pues asocia las dos sustancias en un comprimido, lo que facilita la medicación de los afectados.