Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 VIERNES 24 12 2004 ABC Internacional Masiva afluencia de votantes palestinos en los primeros comicios municipales desde 1976 Abu Alá critica con dureza a Tony Blair y a su Conferencia de paz de Londres por el control de los ayuntamientos con un enemigo común: la influencia de los clanes palestinos en las aldeas cisjordanas JUAN CIERCO. CORRESPONSAL JERICÓ (CISJORDANIA) Miles de palestinos de Cisjordania, tantos que se amplió dos horas la apertura de los colegios, se echaron ayer a la calle para votar. Para votar en las 156 urnas, distribuidas en Jericó y otras 25 localidades, a sus 306 concejales. Concejales que elegirán a los alcaldes. Alcaldes que, por primera vez desde 1976, no serán designados a dedo por el mando israelí o por la Autoridad Nacional Palestina. Palestinas, también ellas, 139 en total, que se presentan a los consejos municipales por diversos partidos políticos, entre ellos Hamás. Hamás que desafía en esta ocasión el poder de Al Fatah. Al Fatah que parte, como lo hará su candidato, Mahmud Abbas (Abu Mazen) el 9 de enero, como favorito frente a los fundamentalistas. Fundamentalistas que se han hecho cada día más fuertes por su resistencia activa contra Israel pero sobre todo por sus servicios sociales, su red de asistencia sanitaria, sus escuelas. Escuelas, como la de niñas número 6 de Jericó, frente a la que se arremolinan decenas, centenares de electores (un total de 143.000) que aguardan tres horas a la intemperie para poder depositar su voto. Voto que se hará extensivo en 2005, en cuatro fases añadidas, a otras ciudades de Cisjordania y de Gaza. Gaza, que las acogerá el 27 de enero- -no pudo tampoco ayer espantar sus fantasmas de violencia, muerte y destrucción- -con el lanzamiento continuo de cohetes Qassam sobre los asentamientos judíos y la represión militar sobre Jan Yunis, con otros dos muertos. Muertos que no votaron ayer pero estuvieron muy presentes, sobre todo uno, Yaser Arafat. Arafat no hubiese permitido que se presentaran varios candidatos por Al Fatah en una misma circunscripción, habría nombrado a uno solo para no favorecer la división División que podría suponer un tob Al Fatah y Hamás pugnan que de atención a Abu Mazen para las presidenciales, cuya campaña electoral se lanzará mañana con la mirada siempre de reojo de Israel. Israel que permitió ayer armarse unas horas a los mil policías palestinos que vigilaron los colegios electorales para que no se produjeran incidentes pero que no retiró, siquiera unos metros, sus tropas de los Territorios Ocupados Palestinos. Palestinos que saben de sobra de la importancia simbólica de estos comicios, ensayo general para los del 9 de enero, pero que también son conscientes de la fuerza e influencia que tienen en estas aldeas los clanes familiares, compuestos por decenas o centenares de miembros, que se han aprovechado del caos y la anarquía. Una lanzadera en cuestión Anarquía que combaten Abu Mazen, quien llamó a todos a votar en este desafío nacional y democrático y Ahmed Qurea (Abu Alá) quien tras depositar su papeleta en el Club de la Juventud de Abu Dis arremetió con dureza contra las declaraciones de Tony Blair y su forzada Conferencia de Londres. Londres pretende ser en marzo una lanzadera para las negociaciones de paz entre palestinos e israelíes aunque éstos últimos se han negado a acudir a Un centro de votación ayer en Halhoul, una localidad cisjordana cercana a Hebrón la cita, convertida en un foro de presión internacional a la nueva dirección palestina para que lleve acabo reformas democráticas que den paso a ese ansiado diálogo. Diálogo que Abu Alá asegura estar dispuesto a mantener desde hace tiempo con Ariel Sharón, pero que éste se ha negado a aceptar en los últimos meses. Meses, los próximos, que serán tan decisivos como las municipales de ayer; como las presidenciales de enero, boicoteadas por Hamás y la oposición; como las legislativas de mayo; como las internas de Al Fatah del 4 de agosto... muchas citas con las urnas después de tanto tiempo sin sacar a pasear las papeletas. Aviso para navegantes Papeletas que no son antesala definiti- Un centenar de candidatas desafían al poder de los clanes J. C. JERICÓ. Misoum Barami se ha convertido, por méritos propios, valentía, compromiso cívico y determinación en una de las mujeres más conocidas de Jericó pero también en una de las más criticadas. Su decisión de presentarse a las elecciones municipales que se celebraron ayer no ha sentado a todos igual de bien. Ni de mal. No me importa lo que piensen de mí. Me importa lo que me dicta mi conciencia. Y mi conciencia me dice que las mujeres no podemos perder esta ocasión histórica de colaborar en la demo- cratización de Palestina. Las mujeres somos más del 52 por ciento de la población de Cisjordania. No podemos estar ausentes de los consejos municipales, de las decisiones que allí se toman sobre colegios, bibliotecas, zonas verdes, limpieza de las calles... Barami es un terremoto. Tiene tantas ideas como ilusiones. Como enemigos. Otras mujeres que como yo querían presentarse han ido poco a poco retirando sus candidaturas por la presión de la calle, de las familias, de los clanes dice mientras explica que su campaña se ha hecho boca a boca, sin el uso de carteles electorales por no poder insertar en ellos su foto. En total hay 139 mujeres candidatas, mujeres valientes, mujeres ejemplares. La ANP se ha mojado en esta ocasión y ha desafiado algunas costumbres que por ancestrales no dejan de ser contrarias a los derechos humanos más elementales. Por ley, todos los consejos municipales, todos los majlis de Cisjordania y de Gaza, tendrán que contar con entre dos o tres mujeres entre sus miembros. Algunas incluso se pre- sentan como candidatas de la organización fundamentalista islámica Hamás. Es el caso de la profesora de cálculo de la escuela de secundaria Duma para chicas de Dahariya. Su nombre: Palestina al- Jatib. Su edad: 28 años. Su cabeza: cubierta con un pañuelo. Su lema electoral: Dios es la clave para resolver nuestros problemas, nuestras dificultades Su campaña: a bordo de un viejo Subaru por el que ha recorrido todos los rincones de su pueblo y ha participado incluso en mítines ante más de 1.500 personas. Para que conste.