Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 24 12 2004 Nacional 21 Condenan a 53 años de cárcel al único acusado por los dos crímenes del Putxet El juez admite que no se sabe el móvil y que pudo haber más de un asesino J. GUIL BARCELONA. Pena máxima para el único acusado por los crímenes del Putxet. La Audiencia de Barcelona ha condenado a 52 años y 9 meses de prisión a Juan José Pérez Rangel como autor de los asesinatos a martillazos, con alevosía y ensañamiento, de dos mujeres en un aparcamiento privado del barrio barcelonés del Putxet en enero de 2003. El pasado sábado, un Jurado popular le declaró culpable por unanimidad. La sentencia, hecha pública ayer y dictada por el magistrado- presidente Gerard Thomás Andreu, impone a Rangel la pena máxima por las muertes de María Ángeles Ribot, el 11 de enero de 2003, y de María Teresa de Diego, once días más tarde. El acusado es condenado a 52 años y 9 meses de prisión: 25 por cada uno de los asesinatos más dos años y nueve meses por los delitos de robo continuado y con fuerza a las cosas y robo en grado de tentativa, ya que Rangel sustrajo el bolso a las víctimas e intentó- -y logró en el caso de la primera de ellas- extraer dinero con sus tarjetas de crédito en un cajero automático. Además, la sentencia le condena a indemnizar con 150.000 euros a los esposos de ambas mujeres y con otros 60.000 a cada uno de sus hijos (tres de la primera y uno de la segunda) Una vez pronunciado el veredicto de culpabilidad del jurado, el fiscal pidió para el acusado 53 años de prisión; 64 la acusación particular ejercida por el esposo de la primera de las víctimas; y 60 años y cuatro meses de prisión la que ejercía el esposo de la segunda. Por su parte, la defensa de Rangel solicitó antes del veredicto su libre absolución y, con carácter alternativo, pidió 20 años de cárcel por dos delitos de homicidio. Tras conocer el veredicto, reclamó penas mínimas por dos delitos contra la vida y el patrimonio. En la sentencia, el magistrado admite que no se ha podido saber el móvil y no descarta que en los dos crímenes participaran más personas, además de Rangel. Así, señala que las pruebas no han permitido conocer la completa realidad histórica de lo acontecido y han dejado muchas incógnitas sobre diversas cuestiones no sólo sobre el móvil de los asesinatos, sino también sobre si pudieron participar otras personas por cualquier título, aunque no fuera de participación material, a las que se aludió por la defensa Con todo, se apostilla que dichas incógnitas para nada influyen en lo que ha resultado cierto, la participación directa y la culpabilidad del acusado gún se afirma, demostró su frialdad de ánimo al intentar extorsionar al marido de la primera víctima. El magistrado destaca además la ausencia de afectación del acusado que afloró en el juicio oral Por último, sostiene que Rangel ha dejado entrever durante el juicio unas características personales que llevan a exigir- le todo el tiempo de tratamiento que la ley permite en su previsión del delito de asesinato alevoso y con ensañamiento antes de que esté en condiciones de asumir y valorar como bienes jurídicos primordiales a respetar los que, por la aparente gratuidad, ha vulnerado con sus delitos: la vida ajena y los bienes que ella comporta Juan José Pérez Rangel E. C. Frío y peligroso La sentencia resalta la extraordinaria gravedad de los delitos de Rangel por la reiteración de los mismos y la brutalidad en su ejecución y señala la peligrosidad del acusado, quien, se-