Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 24 12 2004 Nacional 17 RECUPERACIÓN Miro el futuro con optimismo y tengo muchas esperanzas de que en 2005 empiece la recuperación, porque Defensa ya ha dispuesto las medidas BARCOS Tenemos la Marina mejor que hemos tenido en muchísimos años. Resiste la comparación con cualquier país de nuestro entorno HAITÍ El mando marroquí me dijo que nunca había trabajado tan a gusto como con el batallón español cópteros. Nos complementamos en una fuerza operativa desde finales de los 90. Sobre ese corazón se va a forma el battle group posiblemente añadiendo una compañía de fusileros portugueses y otra griega. -No obstante, la gran misión de la Armada hoy está en Haití, de donde usted ha regresado hace sólo unos días. ¿Cómo está funcionando el trabajo con el contingente marroquí? -El nivel de coordinación con las fuerzas marroquíes es fluido y sin problemas. Durante mi estancia en Haití me presentó el teniente coronel que está al mando y me dijo que nunca había trabajado tan a gusto como con el batallón español. En cuanto a la relación que mantenemos, la palabra técnica es control táctico: el contingente marroquí está bajo control táctico español. Las misiones se planean en el puesto de mando de España, que da patrullas a los españoles, a los marroquíes y en definitiva reparte el trabajo. -Una vez instalados en la Base Cervantes de Fort Liberté, España tiene previsto ahora desplazar un destacamento a Ouanaminthe, paso fronterizo con la República Dominicana. ¿No constituye una tarea un tanto arriesgada? -Se trataría de un mini destacamento, y estamos evaluando si es necesario alquilar un edificio que diera garantías de seguridad y cómo sería la acogida entre la población. En todo caso, el contingente español no tiene sensación de riesgo: la situación de anarquía se sitúa en la capital, en Puerto Príncipe. Pero no es así en la zona donde estamos, nuestra gente ha hecho un trabajo magnífico con la acción civil. No me lo comentó el coronel Hertfelder, sino el general brasileño Heleno que dirige la misión de la ONU: la fuerza española tiene una facilidad tremenda para conectar con la población. -Almirante, ¿va para largo la estancia española en Haití? -Es posible que vaya para largo. Quieren prepara un proceso electoral para finales de 2005. Estamos preparando el relevo para marzo, que seguirá hasta julio, todo si lo aprueba el Parlamento, claro, aunque nosotros siempre estamos previendo lo que puede pasar. La conexión pudo ser seguida en directo por los periodistas en una sala del Ministerio de Defensa EFE Zapatero felicita por videoconferencia a las tropas por hacer más humano el mundo Los militares expresaron su nostalgia pero también su satisfacción b Bosnia, Kosovo, Kirguizistán, Afganistán, Haití, el buque Hespérides y la base en la Antártida estuvieron conectados con el presidente más de 18 minutos LAURA L. CARO MADRID. De los Balcanes a Afganistán, y de Kirguizistán a Haití pasando por la Antártida, y todo en 18 minutos y 34 segundos. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, recurrió ayer al milagro tecnológico de la videoconferencia para felicitar la Navidad a la vez a los contingentes destacados en misiones en el exterior, a los que transmitió un mensaje de orgullo en nombre de todos los españoles por el desempeño de unas tareas que- -dijo- -hacen más humano el mundo Eran las nueve de la mañana, hora española, cuando Zapatero conectaba simultáneamente desde la Moncloa con los seis vértices militares que España tiene repartidos por el globo. En Madrid, en una de las salas del Ministerio de Defensa, una veintena de periodistas asistía en directo a la entrada sucesiva de las voces de los mandos desde Mostar, Istok, Kabul, Manás, el buque Hespérides y la base Gabriel de Castilla en la Antártida y Fort Liberté, en Haití, que con un estamos preparados para escucharle se hicieron presentes, uno a uno, de pronto en la sala. Con la sensación de una atmósfera llena de gente, y además con todos ellos conectados de alguna manera entre sí, el del presidente fue un discurso de agradecimiento, leído a lo institucional en el que hubo mención al sacrificio a la nostalgia por el recuerdo de la familia, el envío de un abrazo emotivo y una sentida referencia al dramático 2004 que se deja atrás. En un año en el que tanto hemos sufrido en España como consecuencia del odio terrorista, vuestro trabajo desinteresado nos alienta Moral alta, temperaturas bajas Las respuestas, de apenas tres minutos desde cada uno de los campamentos, podría resumirse en una frase del capitán de fragata Francisco Jardón, al mando del buque oceanográfico español que ayer se dirigía por el Antártico hacia la isla de Livingstone: Estando tan lejos, nos sentimos tan cerca Expresión de añoranza, pero también de saberse añorados. Y también de mucha satisfacción por la convicción- -esta vez en palabras del coronel José María Soroa, al frente del contingente en Istok (Kosovo) de que nuestro sacrificio está compensado al ver que otras gentes pueden disfrutar de un entorno seguro A pesar de la lejanía de la familia Desde el buque Hespérides en la Antártida, acertaban resumiendo un sentimiento común: Estando tan lejos, nos sentimos tan cerca -decía el también coronel José María Grande, desde Móstar (Bosnia) -un sentimiento nos embarga: es la alegría por llevar la paz a estas atormentadas tierras Y es que los mismos que recibían ayer ánimos del presidente para seguir adelante, los enviaban de vuelta a España. Se repitió mucho lo de la moral está muy alta incluso desde allí donde las temperaturas están muy bajas. Caso de Manás (Kirguizistán) donde el comandante daba cuenta de los menos 19 grados de temperatura que están padeciendo a 6.000 kilómetros de casa, eso sí, con la voz chispeante porque el día 29 acaban la misión con la llegada del relevo y podrán pasar Nochevieja con la familia. Frío también en los destacamentos de la Antártida, desde donde ni el capitán de fragata Jardón ni el comandante Pedro Linares perdieron oportunidad de hacer referencia al bucólico paisaje nevado entrañable ambiente donde salieron a relucir ballenas, focas y pingüinos y que daba envidia de sólo oírlo. En otras latitudes, el coronel Martí Regalado veía en las palabras de Zapatero el respaldo de nuestra querida patria tan importante para unas tropas que cumplen ya su cuarto mes en Kabul. Y al otro lado del Atlántico, en Haití, -tres de la madrugada hora local- el coronel Hertfelder contaba que se sentían culpables por disfrutar de unas condiciones de vida infinitamente superiores a la de las gentes que tienen alrededor. Si a bien lo tienen, brinden por nosotros y por nuestra misión se despedía.