Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 23 12 2004 Nacional 13 ESPAÑA, BAJO LA AMENAZA DEL TERRORISMO INTERNACIONAL NUEVAS DETENCIONES Desmantelada una célula islamista que iba a adquirir explosivo para atentar en España Los tres detenidos viajaron a un país centroeuropeo para conseguir el material D. M. MADRID. Tres marroquíes, integrantes de una célula islamista, fueron detenidos ayer en Cataluña en una operación conjunta de las Fuerzas de Seguridad. Los arrestados habían realizado ya gestiones para adquirir explosivos con los que pensaban cometer atentados en España. En concreto, en septiembre pasado entraron en contacto con un intermediario en un país centroeuropeo. La operación fue realizada en Sant Andreu de la Barca y Mollet del Vallés, donde fueron detenidos los tres presuntos miembros de esta célula: Majid Bakkali y Abdelkader Farhaoui, de nacionalidad marroquí y detenidos en la primera localidad, y Mohamed Douha, de la misma nacionalidad, arrestado en el segundo municipio. Además fueron identificadas otras tres personas que vivían en el mismo piso que uno de los presuntos integrantes de la célula, aunque su relación podría ser circunstancial. Uno de los ellos ya se encuentra en libertad. Se trata de Mohamed Hallich, quien declaró a Efe: Yo no sé nada, vivo aquí y trabajo en la carnicería propiedad al parecer de otro de los detenidos en Sant Andreu de la Barca. La operación, que aún está abierta, comenzó a las tres y media de la madrugada de ayer. En ella intervinieron un centenar de agentes de la Policía y de la Guardia Civil coordinados por el Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista. En el operativo ha colaborado este servicio a la hora de elaborar información estratégica en relación con los movimientos y contactos de los detenidos. Los primeros movimientos de la célula se detectaron el pasado mes de septiembre cuando sus miembros entraron en contacto con un intermediario de un país centroeuropeo con el objetivo de conseguir los explosivos, de acuerdo con los datos obtenidos por las Fuerzas de Seguridad en colaboración con diferentes servicios de información extranjeros. La Policía y la Guardia Civil registraron los domicilios de los detenidos y dos establecimientos públicos en Sant Andreu de la Barca, en los que se han incautado de documentos y material informático. El ministro del Interior, José Antonio Alonso, afirmó que las detenciones eran importantes y destacó que las fuerzas de seguridad españolas han contado con la colaboración de servicios extranjeros. Los tres arrestados podrían pasar a disposición del juez que se encuentra de guardia en la Audiencia Nacional Fernando Andreu el próximo lunes. Montserrat Tura, consejera catalana de Interior, aseguró que desde hace algunas semanas las Fuerzas de Seguridad, incluyendo a los Mossos d Esquadra, seguían los movimientos de los detenidos. Asimismo, señaló La mitad de la plantilla policial La Policía destinará al plan de seguridad anunciado por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, 28.500 de sus agentes, es decir, más de la mitad de su plantilla. El dispositivo entró en funcionamiento a las doce de la noche de ayer y terminará el próximo 8 de enero. Su objetivo es reforzar la seguridad y evitar posibles atentados terroristas durante las festividades navideñas. La decisión de adoptar estas medidas se tomó durante una reunión de la Comisión delegada para situaciones de crisis, de carácter interministerial, celebrada el domingo en La Moncloa. que es posible que los sospechosos tuvieran la intención de perpetrar un atentado en las próximas semanas, dado que estaban en relación con personas que disponen de la posibilidad de vender armas y explosivos La mujer de Douha aseguró que su marido no es ningún terrorista y que llevaba una vida completamente nor- mal Los vecinos de este ciudadano marroquí se mostraron muy sorprendidos por el arresto y aseguraron que nunca sospecharon que estuviera relacionado con redes terroristas. Un vecino de otro de los detenidos, de Bakkali, aseguró que era gente normal y que, junto con sus compañeros de piso, estaban integrados en el barrio