Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 22 12 2004 Internacional 31 Dos empleados de un banco de Irlanda del Norte roban unos 30 millones de libras de la entidad, obligados por una banda que retuvo secuestradas a sus familias Un robo de puño blanco E. J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. Nada de entrar en el banco con una media en la cabeza o de abrir boquetes en la pared o el techo. Fueron los propios empleados del banco, con sus accesos privilegiados, los que trabajaron para la banda criminal que se ha hecho con unos 30 millones de libras (unos 43 millones de euros) Aunque la cifra del robo no ha sido aún dada a conocer por el Northern Bank, cuyas oficinas principales en el centro de Belfast fueron desvalijadas el lunes, se trata de uno de los mayores atracos en la historia del Reino Unido. Mientras al parecer dos empleados del banco retiraban los fajos de dinero, las familias de ambos fueron retenidas durante 24 horas en sus domicilios como medida de chantaje para asegurarse de que la operación se completaba según el plan previsto. Las familias fueron secuestradas en la noche del domingo y no fueron liberadas hasta que a las 23.45 del lunes el banco se percató del robo. Una de ellas residía en Loughinisland, en el condado de Down, y la otra en Dunmurry, cerca de Belfast. Como cada lunes, los dos empleados acudieron a sus puestos de trabajo y allí no tuvieron más remedio que actuar no a las órdenes de sus superiores del banco, sino de la banda que amenazaba con matar a sus familias. Especialistas en crimen organizado consideran que se trata de un grupo bien entrenado y de momento la Policía no ha hecho pública ninguna hipótesis, ni siquiera la posibilidad de que se trate de alguno de los grupos paramilitares que operan en Irlanda del Norte, metidos a atracos y extorsiones desde el Acuerdo de Paz de 1998. Los investigadores estiman que los delincuentes utilizaron al menos un camión para cargar el dinero más, la entidad centraliza la distribución de nueva moneda entre sus clientes. El mayor robo del Reino Unido ocurrió en 1987, cuando fueron sustraídos 60 millones de libras de un depósito de caudales del centro de Londres. Un oficial de Policía hace guardia junto al banco asaltado REUTERS Ningún daño físico El Northern Bank, el principal banco norirlandés, que el National Australia Bank acaba de vender al danés Danske Bank, se limitó ayer a emitir un comunicado en el que reconocía el robo y expresaba su satisfacción por el hecho de que ningún empleado haya sufrido daño físico. Entre las familias retenidas tampoco se produjeron heridos y sólo una persona ha sido atendida de hipotermia. La Policía ha recogido las cintas grabadas por las cámaras exteriores e interiores de la entidad por si alguno de los atracadores tuteló de cerca el trabajo encomendado a los empleados amenazados. Se considera que en las arcas del banco existían decenas de millones de libras, dado que en ellas depositan su dinero gran parte de las tiendas del centro de la ciudad, cuyas cajas habían registrado un gran movimiento durante el fin de semana previo a Navidad. Ade-