Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 22 12 2004 23 Agentes del FBI denuncian nuevos casos de abusos y malos tratos a presos en Irak y en Guantánamo Colonos judíos provocan el escándalo en Israel al llevar estrellas de David similares a las del Holocausto Los dos periodistas franceses son liberados tras 124 días de secuestro A tres días de Navidad, su puesta en libertad parece un milagro b La madre de George Malbrunot recibió la noticia como un inesperado regalo de Navidad un presagio de que, a partir de ahora, vuelve la felicidad a su hogar JUAN PEDRO QUIÑONERO. CORRESPONSAL PARÍS. Es el mejor regalo de Navidad soñado para nosotros y para toda Francia. Mi marido no quería celebrar la Nochebuena, porque lo veía muy negro. Yo me empeñé en reunir a toda la familia. Quería celebrar la Navidad. Y me enteré de la liberación por la radio, cuando salía del supermercado... Temblando, con uno de sus nietos en sus brazos, llorando de alegría, Andrée Malbrunot, la madre de Georges Malbrunot, católica practicante, continúa hablando, al teléfono, desde su domicilio en Montaiguët- en- Forez (Allier) En vísperas de Navidad... se trata de una señal Thierry Chesnot, fotógrafo, hermano de Christian Chesnot, estaba cubriendo una rueda de Prensa del ministro de Justicia, Dominique Perben, cuando un colega le dio la noticia, escuchada en la radio. El ministro no sabía nada. Desde Qatar, la cadena de Televisión por satélite Al Yasira acababa de anunciar la liberación de los periodistas, secuestrados el 20 de agosto pasado por un autodenominado Ejército Islámico de Irak. Thierry cerró su cámara digital para gritar: ¡No lo esperábamos! ¡Nadie sabía nada! ¡Es el mejor regalo de mi vida! Chesnot y Malbrunot, los dos periodistas liberados ayer de Asuntos Exteriores, abandonó París con rumbo hacia Bagdad o Ammán. Según Thierry Chesnot, los periodistas liberados estaban ya ayer tarde en la capital de Jordania. Oficialmente, las condiciones de la liberación se mantienen en secreto. ABC AP La teniente Dawn Wheeler estaba esperando a que se le sirviera su ración de pollo, cuando cayó el proyectil. Ella quedó indemne, pero a su lado había un soldado, derribado sobre el suelo, que se debatía con un trozo de metralla incrustrado en su cuello. Todos tenemos a nuestro ángel comentaba después la teniente. El presidente estadounidense, George W. Bush, condenó el ataque, del que dijo que muestra la desesperación de las fuerzas insurgentes según señaló un portavoz de la Casa Blanca. Los terroristas y partidarios de Sadam tratan desesperadamente de socavar la transición a la democracia y la libertad en Irak afirmó, tras lo que insistió: Serán derrotados Elogios a la diplomacia gala Entre las reacciones dominan un inmenso alivio, alegría, júbilo... Dominique de Villepin, ministro de Interior, alaba la unidad nacional. Nicolás Sarkozy, líder conservador, elogia la eficacia de la diplomacia nacio- nal. François Hollande, líder socialista, habla de inmensa alegría, pero pide explicaciones al Gobierno. Dalil Boubakeur, rector de la mezquita de París da gracias a Alá Roger Auque, famoso periodista, que también estuvo secuestrado en el Líbano, comenta: En Oriente Medio, nunca se ha liberado a ningún rehén sin cobrar un rescate. No sé si sabremos la verdad algún día. Lo importante es que los liberados reciban cuidados psiquiátricos de urgencia, para que puedan volver a la vida cuanto antes Al Yasira lo supo antes El anuncio de la liberación de Chesnot y Malbrunot había sido comunicada a Al Yasira antes que al Gobierno francés. Totalmente desprevenido, el presidente de la República, Jacques Chirac, se había marchado de vacaciones a Marrakesh, donde conoció la noticia cuando se relajaba en un hamman Cuarenta minutos más tarde, el presidente hacía público un comunicado en el que insistía en su inmensa alegría. Tras el anuncio de Al Yasira, JeanPierre Raffarin, primer ministro, confirmó la noticia ante el Senado, donde el acontecimiento fue saludado con una salva de aplausos. Mientras, La Chaine Info (LCI, primera cadena de Televisión de información permanente) se preguntaba si se había pagado un secuestro, el Gobierno prefería aplazar las posibles explicaciones sobre una liberación aparentemente inesperada. Anoche, Michel Barnier, ministro Una pasión compartida por Oriente Próximo Malbrunot y Chesnot comparten la misma pasión por Oriente Próximo, región que conocen muy bien. Malbrunot, de 41 años, se instaló en 1994 en Jerusalén como periodistaindependiente desde donde cubrió la Intifada y otros acontecimientos de la región, sobre todo en Irán, país que le fascina. Al principio, trabajó para la radio privada RTL y consiguió las corresponsalías de varios diarios regionales, entre ellos Ouest- France, L Est Républicain, y a partir de 2000, del prestigioso Le Figaro. Sus compañeros destacan que habla árabe con fluidez y que siempre hizo gala de gran prudencia en situaciones de riesgo. Además, su trabajo siempre desmostró el gran respeto que siente por el mundo musulmán. La misma imagen despierta entre sus compañeros Christian Chesnot, de 37 años. Y sin duda éste respeto por lo musulmán fue uno de los cimientos de su amistad. Se encontraron en Ammán y se hicieron muy amigos. Comparten el mismo punto de vista, un conocimiento íntimo de este universo y un deseo de explicarlo, pero sin caer en la parcialidad asegura Hugeux. Chesnot, residente en Ammán, también habla árabe con fluidez y es colaborador de las radios públicas Radio Francia Internacional (RFI) y Radio France. Ambos son solteros y no tienen hijos. Retirada gradual de Italia Así las cosas, el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, evocó ayer la posibilidad de una retirada gradual de las tropas italianas en Irak, aunque no dio ninguna fecha específica, y puntualizó: Aún no ha llegado el momento de volver a casa Según Berlusconi, la decisión de retirar las tropas italianas- -unos 3.000 hombres, destacados en Nasiriya- -se tomará de acuerdo con el próximo gobierno iraquí tras las elecciones previstas en enero. El jefe del Ejecutivo italiano señaló también que en su última reunión con Blair hablaron de que las nuevas fuerzas iraquíes se hagan cargo de la seguridad lo antes posible.