Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 22 12 2004 Opinión 7 JAIME CAMPMANY Habría sido mucho mejor que yo, acostumbrado a tomar con humor la política, no hubiera tenido que escribir este artículo TIMBRES DE ALARMA O debo ocultar que en mi habitual cachazay sentidodel humorpara contemplar la política están sonando ahora timbres de alarma. Contemplo la actuación de Zapatero desde su accidental ascensión al poder y confieso que no me gusta el pis del niño. Intentorecobrar elsosiego y me reprimoalejando de mi mente la funesta manía de exagerar. Pero las señales son cada vez más evidentes, la alarma está cada día más extendida y las voces de aviso se van haciendo más numerosas. En los medios de comunicación, una advertencia preocupada se suma a otra advertencia inquietante. Leo que el Partido Socialista negocia con Herri Batasuna una tregua de ETA. Se trata sin duda de entregar pedazos de España a cambio de una paz indigna. Ibarreche concluye la elaboración de su Plan. La Comisión del Parlamento vasco ya le ha dado su aprobación. Ahora será sometido a la aprobación del Pleno. Con ella o sin ella, y naturalmente con la denegación del Parlamento español, será ofrecido como programa electoral. El triunfo de ese programa facilitará la convocatoria de un referendo. La presión terrorista sobre las urnas será invencible. De pronto, nos hallaremos ante la proclamación del Estado asociado, un minuto antes de la independencia de Euskadi. (Euskadi, igual a Estado vasco) Ni más ni menos. Leo por otro lado que existe un pacto de hierro entre Zapatero y Maragall. Zapatero seasegura el poder. Maragall se asegura la Generalitat. Cataluña se proclama comunidad nacional Lo explica en Estrella Digital Pablo Sebastián, que no es precisamente un catastrofista. A compás de cada nuevo nombre que inventan para las Comunidades Autónomas (nacionalidad, identidad nacional, comunidad histórica, comunidad nacional, nación en una nación de naciones, toma nísperos) se da un paso semántico haciala independencia. NuevoEstatuto. Derrota del españolismo anticuado e insostenible del PP. Modificación de la Constitución, y aser posible, también del artículosegundo. La soberanía popular, en piezas. Zapatero, gobernando en lo que quede. España, progresivamente desguazada. Con los moros dentro, otra vez invadida de musulmanes, eso sí, en esta ocasión no con bajeles sino con pateras, hala, a comenzar de nuevo la Reconquista y a resucitar a Isabel la Católica, que lleva muerta cinco siglos, y además estamos tontos con lo del laicismo. El ministro de Defensa ha tenido que advertir a los socios y a los de su propio partido que a él le gusta el artículo octavo y que no va a pedir permiso para defender a España Bien dicho. Pero me reconocerán ustedes, españoles de todas las regiones, de todas las Comunidades autónomas y nacionales, de todas las nacionalidades, naciones, imperios, villas, barrios, behetrías y caseríos, que habría sido mucho mejor que José Bono, el ministro de Defensa, no hubiera tenido que hacer esas dos advertencias. Y ahora que lo pienso, también habría sido mucho mejor para mí mismo y para todos ustedes que me leen, que yo, acostumbrado como estoy a tomar con buen humor los desaguisadosde la política, no hubieratenido que escribir este artículo. N EL RECUADRO ANTONIO BURGOS Lo más curioso es que cuando toca el gordo en regiones separatistas, los mismos que les meten fuego a las banderas españolas no queman un solo billete de los que trincan, aun siendo opresor dinero españolista ÚLTIMO SORTEO EN MADRID OMO el último tango en París, ¿no? pero sin Marlon Brando y sin mantequilla: último sorteo en Madrid. El hodierno puede ser el último que contemplemos. ¿Por qué? Si han comprado un décimo, miren lo que pone. Junto a la tabla gótica de Pere Nicolau aún en el Museu de Belles Arts de Valencia y quizá pronto donde diga esa Generalidad catalana que se apropia de la lengua valenciana y saquea el Archivo de Salamanca, dice algo políticamente incorrectísimo: Lotería Nacional Con razón es un juego de azar. El azar, como la caridad, empieza por uno mismo. Y, por puro azar, la Lotería Nacional conserva aún su nombre. Suerte que tiene. Como retiramos las tropas de Irak; como nos bajamos los pantalones ante Marruecos y nos pusimos mirando hacia la Meca; como hemos dicho ante Europa que valenciano es el mote que le ponen al catalán en Vinaroz; o hemos llevado a los llanitos a la mesa de Gibraltar como quien sienta a un pobre por Navidad; como han quitado la religión de las escuelas y dado barra libre para llamar matrimonio a otra cosa, mariposa; lo mismo, en fin, que para estos señores gobernar es deshacer cuanto hicieron los anteriores, lo lógico es que la Lotería Nacional hubiera ya perdido el nombre con el que nació, como la Libertad, en el Cádiz del XIX. Total, si nación y nacionalidad son lo mismo, si España y la Constitución están en almoneda, llamar Nacional a la Lotería es una provocación españolista. La suerte de la Lotería Nacional es que Carod no se ha fijado en ella. Por el supremo argumento de que la pela es la pela, hubiera pedido ya para Cataluña la Lotería Nacional. ¿No quieren selecciones deportivas nacionales y chantajean con ellas? ¿No quieren acabar con la Fiesta Nacional? ¿Por qué no han de querer para ellos solos la Lotería Nacional? Cuando salió Juan Belmonte, los buenos aficionados decían: C -Date prisa en ver a Belmonte antes que lo mate un toro. Dense prisa en ver el sorteo de Navidad de la Lotería Nacional en un salón de Madrid empetado de friquis antes que venga Carod, que el próximo gordo se saca en el Salón de Ciento (y la Madre) de Barcelona. -Eso, usted déle ideítas a Carod, que en cuanto lo pida, Maragall lo apoyará, y ZP se lo concederá. Puede ser el último sorteo en Madrid en cuanto Lotería Nacional. Y más cuando descubra Carod que la administración que más décimos vende es una de Cataluña, la famosa de Sort. Si con el PP el gordo solía tocar en Cataluña y en las Vascongadas, ni les cuento lo que puede ocurrir en este primer sorteo de Navidad con un Gobierno del PSOE en manos del tripartito. Seguro que el gordo de hoy le toca a un primo de Carod que también es un Pérez hijo de guardia civil. Lo más curioso es que cuando toca el gordo en regiones separatistas, los mismos que les meten fuego a las banderas españolas no queman un solo billete de los que trincan, aun siendo opresor dinero españolista. Siempre Catalonia is Spain, yes a efectos de trincar la tela de todos los gordos cuyos dineros vengan de Madrid. ¿No piden en Vascongadas la retirada de la Guardia Civil? ¿Por qué entonces no pide el PNV la retirada de la Lotería Nacional? Espero que los bombos históricos no me sean tripartitos ni equidistantes y vayan a lo suyo. Como aquello que don Manuel Giménez Fernández, el ex ministro republicano de la CEDA, repetía cada Navidad durante la dictadura: -La Lotería es lo único libre que nos queda en España. Aunque Franco lo intenta todos los años, nunca le toca el gordo al Marqués de Villaverde... La Lotería es lo único libre de nacionalismos que nos queda en esta España que están dejando hecha unos zorros. El 14- M les tocó gobernar como a quien le toca el gordo y, como no saben qué hacer con el dinero, lo dilapidan.