Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 Cultura MARTES 21 12 2004 ABC Ana María Sánchez debuta en Venecia con una ópera olvidada de Massenet La cantante alicantina protagoniza El rey de Lahore en el reconstruido teatro de La Fenice misma producción estaba previsto que actuara María José Montiel, que no ha podido intervenir debido a una rotura en el pie que le obliga a guardar reposo JUAN ANTONIO LLORENTE VENECIA. El nombre de Jules Massenet parece haberse puesto de moda. Mientras Montserrat Caballé se convierte en Madrid en Cleopatra, otra cantante española, la soprano de Elda Ana María Sánchez, debuta en la mítica Fenice de Venecia como Sita, protagonista femenina de El Rey de Lahore una ópera massenetiana casi desconocida. En el caso de Caballé, la razón se debe a la afinidad entre su voz y las tesituras en las que se mueve el compositor francés, de quien ha exhumado alguna obra anteriormente. En el del teatro veneciano, a una intención de su director musical, Marcello Viotti, en calidad de responsable del archivo Massenet, de hacer llegar al gran público el mensaje de que, en la producción de este creador nacido en Saint Étienne en 1842 y muerto en París en 1912, está lejos de limitarse a Manon o Werther Si el pasado año le quiso hacer justicia en la Fenice del exilio con Thaïs en éste, reabierta la gran casa, ha exhumado la pieza olvidada con que Massenet tocó el éxito tras su estreno de París en 1877. Desde entonces sólo le hizo b En la justicia una grabación de hace 25 años, con Joan Sutherland dando vida al personaje que interpreta ahora Ana María Sánchez en Venecia, donde este título sólo se había representado en una ocasión en 1878, un año después de su première absoluta. Enjundia orquestal Viotti, que se ha esmerado desde el foso con una asombrosa lectura de algunos pasajes de gran enjundia orquestal, ha puesto, además, la obra al día. Incluyendo un dúo- -que Massenet dejó sólo esbozado a piano- -para mayor lucimiento del Gran Sacerdote Timour, interpretado con buena respuesta vocal por el bajo Ricardo Zanellatto, de un modo similar en calidad a la del tenor Giuseppe Gipali, de clara expresión y bella línea melódica. Aunque la mejor acogida masculina el día del estreno fue para el barítono Vladimir Stoyanov como el traidor Scindia. Ana María Sánchez sorteó todas las dificultades de la partitura en arias y dúos, lidiando con tanta facilidad la grandeza orquestal de ciertos pasajes como los pianos de los momentos más líricos. El reparto central se completa con Federico Sacchi como Indra (que Viotti cambió a última hora por el anunciado Deyan Vatchko) y la mezzo Cristina Sewigmaster como Khaled, papel destinado a María José Montiel, al que ésta tuvo que renunciar por una inoportuna rotura en el pie que le ha obligado a guardar reposo. Todos lu- Ana María Sánchez, en una escena de la ópera ABC La soprano sorteó todas las dificultades de la partitura, lidiando con tanta facilidad la grandeza orquestal de ciertos pasajes como los pianos de los momentos más líricos charon por defender una producción escasamente movida por Arnaud Bernard en un escenario que- -salvo en el tercer acto, pensado para el lucimiento de unos excelentes coros y de un ballet bien preparado- -resultó escasamente practicable y dificultoso en los cambios de escena, obligando, además de los dos intervalos, a un largo corte entre los actos cuarto y quinto, que estuvo a punto de agotar la paciencia de los espectadores más templados. Bruno Practicó abre, con su espectáculo Vizi d arte la programación navideña del Teatro Real EFE MADRID. Las Navidades comienzan en el Teatro Real mañana con el recital cómico y loco Vizi d arte que con la dirección de escena del prestigioso Pier Luigi Pizzi, protagoniza el barítono- bajo Bruno Practicó, acompañado al piano por Rosetta Cucchi. La representación de este espectáculo tendrá lugar en el Café de Palacio, y precederá a Tardes con Donizetti los días 29 y 30 de diciembre, y la reposición de la zarzuela El Dúo de La Africana el 31 de diciembre en la Sala Principal, las otras propuestas del Real para estas fechas navideñas. Bruno Pacticó está ensayando estos días en Madrid el montaje de El Barbero de Sevilla una emblemática ópera de Rossini en la que será Don Bartolo, y que podrá verse en enero el coliseo madrileño. Los responsables del Real aprovecharon para proponerle la Bruno Praticó EFE posibilidad de ofrecer el miércoles este recital, que estrenó en Pésaro (Italia) y que ha recorrido con gran éxito numerosos escenarios. Nacido en Aosta y especializado en repertorio cómico, Praticó ofrece un recital loco ideado por Pier Luigi Pizzi, el veterano escenógrafo italiano, en el que cantará con tono jocoso alguna de las arias más conocidas y que toma su nombre de un juego de palabras: Vissi d arte es el título de una de las principales arias de Tosca y significa Viví del arte Vizi d arte significa Vicios del arte La primera parte incluye piezas cómicas de María Malibrán (1808- 1836) Gaetano Donizetti. En la segunda parte, Practicó hace una parodia de la ópera, vestido con varias indumentarias y con piezas de Rossini. Se trata de obras para soprano, pero Practicó- -asiduo del Festival Rossini de Pésa- ro, donde recibió hace seis años el Rossini de Oro las canta con su voz de barítono- bajo, particularidad que, unida a la indumentaria, muy exagerada provoca la situación cómica. Practicó, que para este montaje siempre va acompañado al piano de la también italiana Rosetta Cucchi, actual directora artística del Festival de Lugo y que ha colaborado en diversas ocasiones con el Teatro Real, se refirió ayer a la muerte de Renata Tebaldi, fallecida a los 82 años en su casa de San Marino. No cantó con ella, pero tuvo ocasión de conocerla. Era una gran señora afirmó el barítono- bajo, que se deshizo también en halagos para Montserrat Caballé, que ayer cantó Cleopatra en el Teatro Real. La Caballé es un fenómeno y es muy única estrella, el punto más alto de la ópera mundial