Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 Sociedad MARTES 21 12 2004 ABC COMUNICACIÓN El veterano Mieli vuelve a dirigir el diario Corriere della Sera J. V. BOO. CORRESPONSAL ROMA. El antiguo director del Corriere della Sera desde 1992 a 1997, Paolo Mieli, volverá a tomar las riendas del primer diario de Italia para pilotar el delicado paso a la edición a todo color sustituyendo en el cargo a Stefano Folli, quien continuará en el periódico como editorialista. A su vez, el también ex director del Corriere Ferruccio de Bortoli, ha pasado hace unos días a dirigir el diario económico Il Sole 24 Ore propiedad de la Confindustria. Paolo Mieli, licenciado en Historia Contemporánea e informador fogueado después de haber sido redactor del semanario Espresso redactor del diario La Repubblica de Roma, director de La Stampa de Turín y director del Corriere della Sera había desempeñado en los últimos años la dirección editorial de RCS Mediagroup, el componente periodístico del Grupo Rizzoli- Corriere della Sera. Aunque ha sido nombrado por unanimidad del Consejo de Administración, Paolo Mieli ha manifestado que asumirá el cargo solamente si cuenta con el voto positivo de la redacción del diario, cuya opinión es preceptivo escuchar aunque no sea obligatorio seguir. Los redactores votarán entre hoy y mañana, después de haberse reunido ayer por la tarde con Mieli para escuchar su programa para los próximos tiempos. Practican una traqueotomía a un bebé que seguía unido al cordón umbilical Hubiera muerto al nacer porque un tumor en la boca le impedía respirar de Valle de Hebrón de Barcelona realizan por primera vez en España esta intervención pionera que ha salvado la vida al bebé N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. Hoy José María es un bebé completamente sano de apenas cinco semanas de vida al que no le quedará ninguna secuela. Pero si no le hubieran realizado una compleja intervención minutos antes de su nacimiento, probablemente habría muerto o viviría con graves secuelas neurológicas. Esta técnica pionera, llamada EXIT, permite operar a estos pequeños pacientes cuando todavía no han dejado de ser fetos porque aún no han nacido. La intervención comienza con una cesárea muy especial que permite extraer medio cuerpo del bebé del útero para intervenirle mientras continúa ligado a su madre por el cordón umbilical; de manera que sigue respirando a través de la placenta. La técnica EXIT se ha utilizado en escasas ocasiones para operar a bebés con hernias congénitas. Aunque esta es la primera vez que se emplea en España para resolver un caso tan complejo como el de José María: un tumor benigno de grandes dimensiones, alojado entre su boca y su faringe, que le bloqueaba las vías respiratorias. Mientras permanecía en el vientre de su madre respiraba a través de la placenta, pero al nacer se hubiera asfixiado en b Médicos del Hospital La intervención se realizó cuando aún tenía medio cuerpo dentro de su madre pocos minutos. Un equipo de 22 personas del Hospital Valle de Hebrón de Barcelona, dirigidos por Eduard Gratacós, lo ha impedido en una gran operación donde la sincronización entre especialistas fue esencial aseguró. ABC Medio feto, medio bebé A las 35 semanas de gestación se preparó esta cesárea tan complicada en la que no sólo se anestesiaba y relajaba a la madre sino también al bebé, a través de unas finas cánulas que permitieron medicar al pequeño paciente. A través de una incisión en el útero se extrajo medio cuerpo del bebé- -cabeza y brazos- mientras el cordón umbilical permanecía en contacto con la placen- ta para que siguiera respirando como lo había hecho durante toda la gestación. Ese fue el momento clave de la intervención, cuando nuestro paciente se había convertido en medio feto y medio neonato al mismo tiempo, porque vivía aún gracias a su madre y, sin embargo, le podíamos operar en el exterior porque tiene medio cuerpo fuera explicó Eduard Gratacós. En esos minutos mágicos, se le colocó al bebé un pequeño tubo (traqueotomía) para que pudiera respirar cuando se cortara el cordón umbilical. Cuatro días después del nacimiento y con 2,4 kilos de peso, José María volvió al quirófano para extirpar el tumor. Un mes después recibía el alta.