Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional MARTES 21 12 2004 ABC La Justicia chilena confirma la detención y proceso de Pinochet La Corte de Apelaciones de Santiago rechaza el recurso del ex dictador LIBIO PÉREZ. CORRESPONSAL SANTIAGO. Ni el alegato de su defensa jurídica centrado en el precario estado de salud ni su hospitalización desde el sábado por un infarto cerebrovascular fueron razones suficientes para que tres jueces de la Corte de Apelaciones de Santiago eximieran de juicio Augusto Pinochet AP al dictador chileno Augusto Pinochet, encausado hace una semana por diez crímenes cometidos en la década de los 70 durante la Operación Cóndor. Los tres jueces decidieron unánimemente confirmar el procesamiento de Pinochet y su arresto preventivo decretado por el magistrado de fuero Juan Guzmán Tapia, quien acusó al ex jefe militar de nueve secuestros y un homicidio cometidos por la red represiva en Argentina, Paraguay y Bolivia. El recurso de amparo a favor del general, de 89 años de edad, fue presentado el martes pasado por la Defensa con el argumento de que no está en condiciones de afrontar un juicio por su debilitado estado de salud. El abogado defensor Pablo Rodríguez Grez alegó que ya la Corte Suprema, en julio del 2002, había declarado que el general retirado no podía tener un debido proceso por sufrir una demencia subcortical leve Eximente de responsabilidad En su resolución, Guzmán admitió el deteriorado físico de Pinochet, pero, dijo que según las normas de procedimiento penal tal situación no es eximente de responsabilidad. En su opinión el dictador no es demente, como demostró en una entrevista en 2003 a un canal de televisión de Miami. Pinochet está internado en el Hospital Militar de Santiago desde el sábado, cuando sufrió un desmayo y fue trasladado de urgencias hasta la clínica. Según el parte médico, Pinochet ha recuperado su motricidad y salió de su condición crítica pero permanecerá internado para nuevos exámenes. El fallo de la Corte de Apelaciones de ayer fue un duro revés para la defensa del ex dictador, que presentará un nuevo recurso de apelación ante la Corte Suprema. Pinochet vive un complejo escenario judicial que el fallo de ayer sólo agravó. Esta semana otro juez, Sergio Muñoz, deberá decidir si acepta la solicitud de tramitar un nuevo desafuero contra el ex jefe militar, esta vez por sospechas de evasión de impuestos, desvíos de fondos públicos y enriquecimiento ilícito luego que una comisión del Senado de Estados Unidos descubriera cuentas secretas en el Bank Riggs por cantidades cercanas a los diez millones de dólares. Pinochet además ya perdió su inmunidad de ex gobernante por el crimen de su antecesor el general Carlos Prats y está a la espera de las últimas diligencias para que el juez tome una decisión sobre un eventual nuevo procesamiento por homicidio calificado. La hospitalización de Pinochet el sábado abrió un nuevo frente de polémicas, después de que los abogados querellantes acusaran un supuesto espectáculo montado por el entorno del militar. Es una canallada decir eso, reclamó el abogado Pablo Rodríguez, mientras Marco Pinochet- -hijo menor del dictador- -emplazó al juez Guzmán a acudir al hospital para tomar conocimiento de la enfermedad de su padre. El abogado querellante Hugo Gutiérrez recordó que en 2001, cuando Pinochet fue encausado por primera vez también se internó, nueve días antes, en el Hospital Militar.