Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 21 12 2004 Nacional 13 PROPUESTA DE REFORMA SOCIALISTA DEL ESTATUTO DE GUERNICA REACCIONES Bono responde al PSE que no piensa pedir permiso para defender a España El PSOE sostiene que se debe matizar la definición comunidad nacional b El ministro de Defensa critica a DEBATE EN EL PSOE José Bono Ministro de Defensa No me parece razonable que algunas personas hablen de otras naciones con sentimientos que son muy comprensibles y cuando el ministro habla con cariño de su país, para algunos sea rancio, antiguo o despreciable. Para defender la igualdad de los españoles no pienso pedir permiso a nadie quienes buscan un derecho divino o sobrenatural para tener más derechos que los vecinos en referencia a los planes del País Vasco L. L. CARO ABC MADRID. Buscar identidades en la nacionalidad de los pueblos es un sentimiento explicable, pero no que se busque un derecho divino o sobrenatural para tener más derechos que los vecinos Son las palabras que ayer empleó el ministro de Defensa, José Bono, para valorar el documento Guevara presentado el domingo por los socialistas vascos, al que Bono respondió sin querer entrar en el fondo, sino recurriendo a una nueva proclama general en favor de la Carta Magna. La guía para mí es la Constitución. No cabe más propuesta que la que cabe en la Constitución, bien sea en su redacción vigente o en la que pueda tener por que se modifique. España es el territorio de la igualdad, y quien quiera encontrar privilegios está en contra de la Constitución subrayó, para advertir más tarde no pienso pedir permiso a nadie para defender la igualdad de los españoles Bono hacía estas declaraciones tras su comparecencia en la Comisión de Defensa de la Cámara Alta, donde, en respuesta a un comentario del senador Iñaki Anasagasti, lamentó las críticas que está recibiendo por utilizar las definiciones que de España hace la Constitución como patria común e indivisible de todos los españoles No es razonable que cuando unos hablan de nación sientan emoción y alegría, y cuan- José Blanco Secretario de Organización del PSOE Algunos interpretan que la expresión comunidad nacional puede resolver algún problema. Es una definición que todavía está por explorar José María Barreda Presidente de Castilla- La Mancha El PSOE plantea mejorar el Estatuto, pero dentro de la Constitución, lo que en sí mismo es positivo Bono, ayer con Jaime Blanco, presidente de la Comisión de Defensa del Senado do el ministro habla afectuoso, con cariño de su país, para algunos sea un hablar despreciable A la iniciativa presentada por el PSE- EE se refirió también ayer el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, que optó por la prudencia a la hora de estimar que la definición del País Vasco como comunidad nacional que propone el documento es una idea que hay que explorar al tiempo que recordó que el planteamiento expuesto por Patxi López no está cerrado, sino que debe todavía debatirse. En todo caso, Blanco insistió en diferenciar este texto del Plan Ibarretxe, que en su opinión es excluyente y rupturista y margina a más de la mitad de la población vasca frente al diseñado por los socialistas del PSE, que- -di- EFE jo- -permitirá reforzar la presencia del País Vasco en España, no debilitarla respeta la Constitución y las reglas de juego democrático. En este mismo sentido se pronunció ayer el presidente de Castilla- La Mancha, el socialista José María Barreda, para quien la iniciativa del PSE plantea mejorar el Estatuto, pero dentro de la Constitución española, lo que en sí mismo- -añadió- -es positivo Barreda se refirió, no obstante, a la intención recogida en el documento de que el País Vasco mantenga relaciones bilaterales con el Estado como una expresión desafortunada, y recordó que, cuando se está a las puertas de votar la Constitución de la UE, en Europa no caben Estados nuevos que surjan dentro de los actuales Rajoy denota en los socialistas vascos una actitud miedica y entreguista al nacionalismo J. L. JIMÉNEZ SANTIAGO. El presidente del PP, Mariano Rajoy, evaluó ayer la propuesta del lendakari como un regreso al pasado, sin sentido y sin futuro En un proceso de unión imparable parece mentira que haya alguno en la esquina de la UE que quiera separarse denunció desde Santiago, donde su partido celebró un acto a favor de la Constitución Europea. Rajoy tildó de disparate el plan Ibarretxe y acusó al PSOE de mostrar una postura miedica y entreguista por presentar una propuesta alternativa al texto secesionista vasco. Según el líder popular, este nuevo plan no vale de nada porque no contentará ni a ETA ni a Batasuna En este sentido, lamentó que el PSOE no defienda aquello en lo que creen la inmensa mayoría de sus votantes. También Jaime Mayor, que fuera líder de los populares vascos hasta las últimas elecciones europeas, aprovechó su presencia en el acto de Santiago para acusar al PSE y al PSC de seguir un discurso común cercano a los planteamientos radicales del PNV en materia de la unidad del Estado. OPA hostil Mayor señaló a ETA como el gran adversario de la libertad en España y añadió que los terroristas vascos están a la expectativa tras la tregua catalana, gracias al arbitraje de ERC, y de vez en cuando están presentes cuando les in- teresa en referencia a la reciente campaña de mochilas bomba. Para Mayor, el PNV sigue bajo los efectos de una OPA hostil lanzada por ETA y materializada en la tregua- trampa y el Pacto de Estella, que ha llevado a los nacionalistas vascos a a seguir en la radicalidad, con el arbitraje de ERC y con el PSC y el PSE dirigiéndose hacia ese mismo discurso Ante este panorama, ETA está a la expectativa y pide el no a la Constitución Europea porque espera una modificación de la Carta Magna española. Además, Mayor Oreja planteó la posibilidad de que Batasuna apoyase finalmente el plan Ibarretxe para, a la larga, poder volver a ser una fuerza política legal. Algunos están trabajando en ese sentido, insinuó, y alertó de que se abre un escenario para los listos que sólo quieren poder, sin principios ni convicciones a la par que marginar al PP Por todo ello contrapuso frente a los planes Ibarretxe y Carod Rovira a las dos Constituciones: la europea y la española.