Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 Deportes LUNES 20 12 2004 ABC Beckham, siempre que puede, está al lado de sus hijos AP Owen, Beckham y Woodgate se encuentran cómodos en la capital Como tiene aquí a toda la familia ha alquilado un palco vip en el Bernabéu. Ahí se puede ver a Victoria, Brooklyn y Romeo. Los pequeños también contribuyen al negocio. Es normal contemplar al mayor con la camiseta del Madrid luciendo el nombre de papá. Respondiendo al perfil anglosajón más tradicional, son puros, raros, distintos... David Beckham, Michael Owen y Jonathan Woodgate, los tres futbolistas ingleses del Real Madrid, están sufriendo un proceso difícil de aclimatación a la vida y a la sociedad española Living in Madrid TEXTO: JULIÁN ÁVILA Reñido con los pañales Michael Owen es el más tímido. Los periodistas ingleses que siguen a sus compatriotas comentan que es un ser raro. Es muy hogareño y ha convertido su vida en una fortaleza. Cuando llegó a Madrid se alojó en el mismo hotel que utiliza el equipo para concentrarse, el Mirasierra Suite. Pero no le gustaba vivir atrapado entre cuatro paredes y mandó a sus asesores que le buscasen una vivienda. Como la mayoría de los jugadores se ha decidido por un amplio chalé en la zona exclusiva de La Moraleja. Allí vive desde hace muy poco tiempo con su novia y su hija, que le acompañan desde que fichó por el Real Madrid. Lo de los pañales no lo lleva nada bien, pero se define como un padre normal. Su pequeña todavía no acude al colegio, aunque cuando lo haga, Michael hará de chófer. Sus padres le visitan mucho y se han aficionado a seguir los partidos del Madrid desde los palcos vip Tiene un asesor de la consultora SFX permanentemente a su lado. Andy se ha convertido en su mejor aliado y no le deja ni un minuto. Coordina todos sus temas de prensa y solventa los contratiempos de la casa. Le gusta comer tanto en casa como fuera, en distintos restaurantes. Como no es un manitas en los fogones aprovecha cuando está sólo en casa para perderse por la ciudad siguiendo la guía gastronómica recomendada por amigos y gente del club. Es cliente fijo en el Asador Donostiarra. Le está sorprendiendo Madrid. Se ha sumergido en el centro y le ha llama- MADRID. Para ellos esta adaptación representa, en muchos casos, un puerto de categoría especial por su cultura, su popularidad, sus hábitos... Si hubieran coincidido en una ciudad europea menos elitista hubiesen fundado una aldea global inglesa. Pero la idiosincrasia de la capital ha hecho posible que cada uno lleve una vida individual plena sin necesidad de buscar refugio en casa del compatriota. La aclimatación de David Beckham ha sido la más problemática, condicionada por su perfil de icono metrosexual y su matrimonio con la posh Victoria Adams. Buscar un domicilio seguro para aislar a la familia de los paparazzi fue su primer reto. Se refugió en un chalé de El Plantío (Majadahonda) pero este año se ha trasladado a la zona exclusiva de La Moraleja. El año pasado pasó mucho tiempo solo porque Victoria y sus hijos mantenían la residencia en Londres. Este año la familia se ha reunido en Madrid. Su mujer, embarazada, ha aparcado momentáneamente su carrera artística y ahora se dedica a diseñar ropa y complementos, lo que le permite pasar más tiempo en la capital con los niños. David es muy hogareño y le gusta disfrutar de su familia y de los amigos. Sus hijos son su debilidad. Le gusta ju- gar partidas de bolos con los pequeños, ir al cine o disfrutar de la gastronomía. Come en casa cuando puede, aunque ya maneja una buena guía de la ciudad. El Asador Donostiarra es uno de sus templos. Le gusta la carne, el jamón serrano y el ambiente futbolístico que se respira. Veto de los padres a Beckham Victoria le ha acompañado en más de una ocasión y la señora ha tenido oportunidad de conocer y saludar a varias periodistas- -Carmen Colino o María Bretones- -que siguen a diario la información del Real Madrid. Es fácil coincidir con ellos en restaurantes exóticos (Buda, Zen Central o Sushi and Pasta) o en los modernos (Bazaar) David cumple con sus obligaciones de padre. Y está encantado. Hasta hace pocos días acercaba a Brooklyn al colegio, pero la presencia de los periodistas del corazón ha motivado que desista a petición del director del centro y de las quejas de otros padres. Le gusta ir de compras por la capital. Su zona preferida es la Milla de Oro (el barrio de Salamanca) Se ha dejado ver en varias ocasiones en una frutería reconocidísima de la calle Ayala. En la misma que compra la Familia Real. También se le ha visto por el macrocentro de bricolage Leroy Merlin comprando marcos para decorar la oficina que tiene en la calle Serrano. ¡Y menudo revuelo se montó! Suele ir al cine, pero no tanto como le gustaría porque todavía no entiende bien el castellano. Se refugia en el DVD casero. Es muy aficionado a navegar por internet y en televisión sólo sigue la Liga inglesa. Recibe clases de castellano dos días por semana siempre que no se lo impiden los viajes o las concentraciones. Los verbos le traen de cabeza y se despista con mucha facilidad. Sólo la tenacidad de sus asesores y del profesor privado le mantienen sujeto a la silla. Tiene asesores personales para casi todo. Terry, un ex fisioterapeuta de la selección inglesa de fútbol, es el personal. Es uno de sus hombres de confianza, que hace de filtro en todas las necesidades de la familia. Simon es su asesor en temas de prensa. Es el responsable de un despacho de siete personas, que se encarga de cotejar los negocios de la estrella. Odia el tráfico de la capital. Conduce por Madrid y alrededores sin la necesidad del GPS. Le encanta hacer turismo. Conoce varias ciudades del extrarradio y ha hecho excursiones a Marbella e Ibiza. También hace escapadas a Inglaterra. Siempre en vuelo privado y con consentimiento del club.