Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 LUNES 20 12 2004 ABC Sociedad Lérida, Soria y Segovia, provincias que más dinero se juegan en la Lotería de Navidad El Gobierno enviará al Congreso antes de fin de año su proyecto sobre uniones homosexuales El Ejecutivo recibe hoy los cincuenta folios con las recomendaciones del Consejo de Estado b Algunas cuestiones técnicas planteadas por el Consejo de Estado podrían hacer que el Ejecutivo dé marcha atrás y opte finalmente por una vía alternativa JOSÉ MANUEL NIEVES MADRID. Tomaremos la decisión en los próximos días, casi con toda seguridad antes de fin de año Así de claras dejó ayer el secretario de Estado de Justicia, Luis López Guerra, las intenciones del Gobierno de adelantar en lo posible la puesta en marcha de las medidas que harán realidad los matrimonios homosexuales en España. En una entrevista telefónica con ABC, López Guerra subrayó que al no haber oposiciones insuperables- -en referencia a las cuestiones planteadas por el Consejo de Estado en su dictamen- -nada impide someter la norma cuanto antes al Parlamento Desde que el pasado viernes se hicieran públicas las dudas del Consejo de Estado sobre la ley que regulará el matrimonio entre personas del mismo sexo en España, los ánimos no han vuelto a recobrar la calma. Y a pesar del fin de semana, las declaraciones se han ido sucediendo a la espera, hoy, de que el dictamen de este órgano consultivo llegue oficialmente a manos del Gobierno. Así, el propio López Guerra aseguraba a ABC que lo que de verdad me parece muy importante es que el Consejo de Estado diga que no existe contradicción alguna con la Constitución Y señalaba que tampoco hay precepto alguno en la Carta Magna que impida que el estatus matrimonial se conceda a parejas que no estén constituidas por un hombre y una mujer Una pareja de homosexuales celebra su unión civil en Sevilla DÍAZ JAPÓN Al no atenderle, el Gobierno está quitando al Consejo de Estado toda su futura autoridad Varios representantes del principal partido de la oposición alzaron ayer sus voces contra la intención del Ejecutivo de no atender las recomendaciones del Consejo de Estado para la futura ley que regule las uniones entre personas del mismo sexo. Para Eduardo Zaplana, portavoz del Grupo Popular en el Congreso, si el Ejecutivo ignora finalmente las opiniones de este órgano consultivo, al que pretende dar un papel preponderante y consultar de forma vinculante en las reformas constitucionales, le está quitando toda su futura autoridad en la que es una de las modificaciones más importantes de toda la legislatura Para Zaplana, la decisión del Ejecutivo de ignorar estas sugerencias se debe a que el Consejo de Estado no escribe al dictado y tiene criterio propio También el secretario de Seguridad y Justicia del Partido Popular, Ignacio Astarloa, criticó ayer al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero por no haber solicitado un informe previo al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) sobre el proyecto para regular las uniones entre personas del mismo sexo, ni querer atender las recomendaciones del Consejo de Estado. Astarloa dijo que el Gobierno no ha querido buscar consenso. Cuestiones técnicas A falta de los cincuenta folios del texto definitivo del dictamen del Consejo de Estado, que llegarán hoy a Justicia, López Guerra afirmó que tenemos datos y declaraciones que responden en un 90 por ciento a lo que va a decir el Consejo. Y piden que, por cuestiones técnicas, de oportunidad y proporcionalidad, se tengan en cuenta vías alternativas a la de la simple ampliación del concepto del matrimonio, que es la propuesta por el Gobierno. Cuando tengamos el texto definitivo decidiremos cuanto antes qué hacer Sin embargo, son precisamente esas cuestiones técnicas las que podrían hacer que el Ejecutivo diera finalmente marcha atrás en su decisión de regular las uniones entre homosexuales como una simple variedad del matrimonio en lugar de desarrollar una regulación específica. En su momento- -explica López Guerra- -estudiamos to- Luis López Guerra das las posibilidades, y optamos por la que creemos que más y mejor garantiza la igualdad de todas las parejas. No creo, además, que haya una oposición en la sociedad a que las uniones homosexuales reciban el nombre de matrimonio. En cuanto a la proporcionalidad, habrá que estudiar si el Consejo, por motivos técnicos, considera que no es oportuno modificar una norma que afecta a una mayoría en virtud del beneficio de una minoría. De todos modos, el Consejo de Estado es un órgano consultivo, y no ha planteado ninguna oposición frontal ni grave En este sentido, el secretario general del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados, Diego López Garrido, aseguraba ayer que el dictamen del Consejo de Estado no tiene por qué prevalecer sobre el criterio del Gobierno, que es otro. López Garrido añadió que el Consejo de Estado emite sólo una opinión y que no tienen que tenerse en cuenta todas las opiniones También el coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, solicitó ayer al Gobierno que no ceda a chantajes ni a presiones de grupos conservadores y cumpla su compromi- so de legalizar los matrimonios entre homosexuales. Aunque ningún representante de la Iglesia Católica hizo ayer comentario alguno, su postura al respecto quedó perfectamente clara el pasado 10 de diciembre, día en que lanzó su nueva campaña en favor del matrimonio y la vida. En aquella ocasión, el portavoz del Episcopado, Juan Antonio Martínez Camino, no dejó resquicio a la duda al afirmar que la única familia en sentido estricto es la que se basa en el matrimonio como unión entre un hombre y una mujer