Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Madrid LUNES 20 12 2004 ABC Regalos y alimentos acaparan el gasto de los madrileños en Navidad El 34 de los ciudadanos prevé gastar más, según una encuesta de la Cámara de Comercio b Los más cuidadosos con el dine- ro son los adultos de entre 35 a 54 años, mientras que los más jóvenes y la población de edad más avanzada gastan con más alegría M. J. ÁLVAREZ MADRID. Un año más, los bolsillos de los madrileños se vacían, al igual que la esperada paga extra adjudicada e incluso dilapidada mucho antes de ser cobrada. La celebración de las fiestas navideñas es la causa, ya que suponen un desembolso extra destinado al capítulo de regalos, compras, comidas, lotería y todo tipo de festejos propios de estas tradicionales fechas consumistas por excelencia. Aún así, no todos los madrileños gastan sus euros con la misma alegría ni adquieren lo mismo, según revela el último informe la Cámara de Comercio e Industria de Madrid sobre los hábitos de consumo. En general, la mayoría cree que aumentarán los gastos aunque no por propia voluntad, sino por la inflación, el alza en los precios, o el cambio de sus circunstancias familiares, principalmente el aumento del número de hijos. Ésa es la opinión del 51 por ciento de las mujeres entrevistadas, mientras que el 12 por ciento piensa lo contrario y está dispuesta a no dilapidar un céntimo, sobre todo por el empeoramiento de sus situación económica, un porcentaje cinco puntos superior al del pasado año. En el caso concreto de cada hogar, el 34 por ciento piensa que gastará más, frente al 15 que estima lo contrario, una situación similar a la del barómetro de 2003. De nuevo, la situación se repite: la mayoría de los que afirman que estas fiestas les saldrán más caras que el año anterior lo hacen en base a la subida de los precios, no porque esperen mejorarlas. En qué se gasta Los que piensan ahorrar se basan en el incremento de sus gastos ordinarios no compensados por el de sus ingresos: esta situación se produce en las familias de mayor edad y de nivel económico medio- bajo. De ahí que, en términos cualitativos, sólo el 4 por ciento de los hogares son los que se muestran dispuestos a gastar más. En este caso son los jóvenes y la gente de edad avanzada quienes se muestren más generosos y dilapidadores. ¿En que se gasta? El 63 por ciento destinará una partida extra de su presupuesto mensual a regalos y a comidas familiares, seis puntos más que en las pasadas Navidades; especialmente entre los menores de 45 años y los estratos sociales más elevados. Mientras, la compra de ropa y calzado se lleva la menor partida presupues- La calle Preciados, una de las más concurridas en estas fechas taria, con tan sólo un tres por ciento. ERNESTO AGUDO El obsequio estrella un viaje Respecto a los regalos que desearían recibir, el viaje de placer se sitúa en cabeza para el 32 por ciento de los encuestados, seguido del 8 por ciento que elije una vivienda, el 7 7 ropa y calzado, el 6 joyas y relojes y el 5 5 un coche. Estos objetos se mantienen en los obsequios que les gustaría hacer a sus familiares, aunque con porcentajes distin- tos: el 25 por ciento optaría por un viaje, el 17 por una casa, el 10, por un vehículo, y el 5 por vestimenta. Un aspecto curioso es que casi el 40 por ciento de los ciudadanos de más edad y menor condición social no se decantan por ningún regalo ideal. Esta situación no se produce entre los madrileños más jóvenes y mejor situados económicamente: éstos lo tienen muy claro y muestran su predilección por conocer otros lugares.