Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 LUNES 20 12 2004 ABC Madrid Los vigilantes de seguridad privada superan los 25.000 y rebasan el número de policías Pese a ello, la región necesita 4.000 profesionales más que no se pueden cubrir por falta de personal b La Comunidad madrileña es la que cuenta con el mayor número de empresas privadas de seguridad de toda España y acapara hasta el 30 de la facturación ÁNGEL GARCÍA MORENO MADRID. Desde hace años su presencia se ha hecho familiar. En las fábricas, edificios de oficinas privados o públicos, aeropuertos, urbanizaciones, transportes de fondos, entidades bancarias, comercios etc. Prácticamente ninguna actividad colectiva se realiza sin su presencia. Y sin embargo y pese a que su trabajo se efectúa en la mayoría de las veces de cara al público, nos encontramos con un sector en muchos casos desconocido. Es el de la seguridad privada, que se apoya en un capital humano importante: los vigilantes de seguridad. Madrid es la Comunidad de España en la que desarrollan su actividad el mayor número de empresas de seguridad. En 2002 y según los últimos datos cerrados de la Asociación Profesional de Compañías Privadas de Servicios de Seguridad (Aproser) del total de 998 empresas autorizadas para desempeñar su actividad en la seguridad privada, Madrid contaba con 239, algo más de la cuarta parte del total. Se da la circunstancia además, de que, según los datos incluidos en el Plan Estratégico de Seguridad Ciudadana, elaborado por la Delegación del Gobierno, los efectivos de seguridad privada han evolucionado desde los 22.604 que había en 2002 hasta los 24.488 del año 2003. La tendencia creciente se pone de manifiesto- -añade el informe- -en que en junio de 2004 el número era de 25.744 Se trata de una cifra nada desdeñable si tenemos en cuenta que el número total de efectivos de las Fuerzas y Un vigilante de seguridad resultó herido de bala en Aravaca al intentar repeler un intento de robo el año pasado Cuerpos de Seguridad del Estado en la región ascendían en el año 2003 a 21.539 según el mismo informe, es decir una cifra inferior. De ese total 8.126 eran agentes del Cuerpo Nacional de Policía; 5.137 de la Guardia Civil y 8.726 de las policías locales. El dato no debe extrañar si se tiene en cuenta que entre el 25 y el 30 por ciento del volumen de negocio en todo el territorio nacional (la facturación del sector fue en 2002 de 2.610 millones de euros) se mueve en Madrid. Lo mismo ocurre con el personal. En 2003 y según datos de Interior- -que diferencia entre el número de vigilantes habilitados y el los que están en activo- un total de 93.705 personas se encontraban en el primer caso en toda España. Es decir estaban habilitadas para desempeñar funciones de vigilantes de seguridad. De esa cifra, 71.631 estaban en activo. La diferencia se debe a que muchos profesionales que tienen la habilitación para ejercer de vigilantes trabajan en otras profesiones. Si se JAVIER PRIETO hace una extrapolación a Madrid en función de ese nivel del entorno del 30 por ciento de cifra de negocio que se mueve en la Comunidad, nos encontramos en ese año que el número de personal de vigilantes de seguridad habilitados oscilaba entre los 23.000 y los 28.000 y el de los que estaban en activo entre los 18.000 y los 21.489. Mejorar la colaboración Esta importancia del sector de la seguridad privada en la Comunidad quizá esté en la raíz de que en uno de los planes de acción del Plan de Seguridad se recoge la necesidad de poner en marcha propuestas de mejora en las relaciones de colaboración de la seguridad privada con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. En concreto, establece como línea de actuación el análisis de las relaciones de colaboración de la seguridad privada con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y la puesta en marcha de propuestas de mejora El propio informe de la Delegación del Gobierno recuerda que los servicios de seguridad privada son complementarios y subordinados a los de la Seguridad Pública Esto es algo que se tiene muy en cuenta en Aproser. Según Javier Rodríguez Baquero, Tesorero de la entidad, desde la asociación Un sector estable y en pleno crecimiento económico El sector presenta un grado de estabilidad muy alto a juzgar por las últimas cifras de facturación. Según los datos de Aproser, en 2003 el grupo registró un incremento de su facturación de un 5 para el conjunto nacional sobre 2002. Dentro de él, el mayor incremento lo registró el capítulo de sistemas electrónicos (31,25 seguido del de la vigilancia (4,52 Por el contrario registraron un descenso del 13,66 el capítulo de otras actividades y un 8,99 Para Javier Rodríguez Baquero, Tesorero de Aproser, nos encontramos ante un sector muy estable con un crecimiento razonable entre el 5 y el 10 de facturación anual Para el futuro, añade Rodríguez Baquero, las previsiones son las de un crecimiento en ese entorno anual si bien este se ve condicionado por el problema que se registra para contar con las plantillas suficientes. Actualmente y según la legislación española dentro de la categoría de Vigilante de Seguridad existen dos subgrupos. El de vigilantes de seguridad con arma y el de vigilante de seguridad sin arma. El primero necesita una licencia de armas que expide el Ministerio del Interior y una formación específica. También existe una categoría distinta de vigilante que es aquel que se dedica al transporte de fondos. La legislación impone que los vigilantes de seguridad vayan uniformados según unos parámetros concretos además de identificados como tales y haciendo visible la compañía para la que trabajan.