Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 20 12 2004 Internacional 23 Los tribunales paran los pies a Blair Las leyes antiterroristas deben respetar los derechos humanos b En una semana los dos principales tribunales de Londres han advertido a Blair que no todo vale en una lucha antiterrorista que debe respetar los derechos humanos EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. Que a un Gobierno laborista los jueces le apremien a respetar la Convención Europea de Derechos Humanos haría sonrojar a la larga tradición del izquierdismo británico, pero en realidad Tony Blair no bebe de esa herencia. El 11- S cambió muchas cosas en el mundo y Blair se comprometió desde el primer momento en el combate contra el terrorismo internacional con decisiones propias del thatcherismo, dejando a los conservadores sin un discurso propio, como ha ocurrido también en el terreno económico. Blair no sólo no se ha sonrojado, sino que se dispone a un conflicto constitucional al pretender desoír la sentencia del más alto órgano judicial del país, los Lores de la Ley, que actúan a modo de Tribunal Constitucional. En un histórico pronunciamiento, los Lores de la Ley denunciaron el pasado jueves el conocido como Guantánamo británico y reclamaron al Gobierno que restituya el estado de derecho en un Reino Unido que se precia de ser la democracia más antigua del mundo. Los socialistas suecos suscriben un seguro contra la mala prensa CARMEN VILLAR MIR CORRESPONSAL ESTOCOLMO. El nuevo seguro contra la mala prensa que acaban de firmar los 144 políticos de la socialdemocracia con voz y voto en el Riksdag (Parlamento) y los 5 miembros suecos del mismo partido en el Parlamento Europeo, es la noticia que más comentarios ha suscitado en Suecia estos días. Se trata de una protección completamente única en la política nórdica, para pagar las minutas de los abogados y los gastos judiciales relacionados con ofensas, críticas malintencionadas o palabras subidas de tono contra sus señorías No se sabe de quién ha sido la idea, pero sí que ponen de manifiesto las dudas que los representantes del pueblo tienen de la opinión de los medios sobre su forma de actuar y de ser. Ese seguro ha provocado el regocijo de los profesionales de la información, que han aprovechado para arremeter contra los políticos por su cobardía. La tesorera del Partido Socialdemócrata, Birgitta Löneg rd, encargada de mantener el contacto con la aseguradora, ha contestado a las encendidas críticas que la medida no es tan extraordinaria como algunos creen. Con este seguro cualquiera de nuestros miembros podrá defenderse ante los tribunales si se siente atacado, sin necesidad de arruinarse Por su parte Anita Lindblom Hultén, presidente de la Asociación de Prensa, ha calificado la idea de estúpida y de absurdo el comentario de la tesorera Löneg rd: Si alguien piensa que un seguro puede suavizar o neutralizar la opinión y la información de los periodistas se equivoca. Es además demencial que los representantes del mayor partido de una democracia tan vital como la nuestra crean necesitar ese seguro Tony Blair, en Bruselas durante la reciente cumbre europea Convención Europea Tampoco de buena gana ha acogido el Ministerio de Defensa la trascendental sentencia de la High Court asimilable en parte a lo que es un Tribunal Supremo, que el martes proclamó que el Ejército debe ajustarse en sus operaciones en el exterior a lo establecido en la Convención Europea, aplicable a aquellos recintos regidos por los tropas británicas. Aunque aliviado de que la Alta Corte no extienda esa apreciación a todo el territorio de un país ocupado, como en el caso del sur de Irak, el Ministerio de Defensa ha advertido de que se trata de una sentencia de vastas implicaciones para las actuales y futuras operaciones Pero no tendrá más remedio que acatarla, ya que cualquier detenido en cuarteles o prisiones británicas en Irak podrá acudir a los tribunales del Reino Unido para demandar posibles vulneraciones de los derechos humanos. Es el caso de la familia del iraquí Baha Musa, a quien la Alta Corte ha garantizado una investigación independiente sobre la denunciada tortura de su familiar en el cuartel de un regimiento británico. La sentencia de los Lores de la Ley- -nueve distinguidos jueces que al ser promovidos a ese máximo órgano pasan a formar parte de la Cámara de los Lores- -supone un grave problema institucional. El pronunciamiento reclama la derogación de un apartado de la Ley de Antiterrorismo, Crimen y Seguridad de 2001, aprobada justo después del 11- S y que permite la detención indefinida, sin cargos y sin juicio, de extranjeros sospechosos de terrorismo. Una privación de libertad de este tipo sólo es contemplada en la Convención Europea de Derechos Humanos en el caso de una pública emergencia que amenace la vida de una nación AP Contra el primer ministro Para los Lores de la Ley este supuesto no se da en el Reino Unido y, como advierte lord Hoffmann, ni siquiera España, víctima de los atroces ataques de Madrid, ha creído necesario una medi- da excepcional de ese tipo. El Gobierno no está obligado a modificar la ley, porque fue aprobada por el Parlamento y en el sistema británico es éste el que tiene la última palabra sobre su legislación al no existir propiamente un Tribunal Constitucional, ya que tampoco hay Constitución. Pero si no lo hace, el poder legislativo queda por encima de toda ley y se convierte en juez de sus propios actos, en una confusión de poderes que precisamente el régimen democrático pretende separar. Decapitan a una enfermera y degüellan a otra en un hospital psiquiátrico francés JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Dos enfermeras del turno de noche del hospital psiquiátrico de Pau (Pirineos Atlánticos) han sido brutalmente asesinadas, con gran sadismo. Las inquietantes condiciones en las que parece haberse producido el baño de sangre han precipitado una ola de pánico y una crisis de conciencia sobre el estado de inseguridad, ineficacia e insalubridad de la psiquiatría estatal. La enfermera Chantal Klmaszewski (48 años) fue decapitada en la sala de reposo del hospital. Y su cabeza depositada sobre el aparato de televisión. Su auxiliar, Lucette Gariod, (40 años) fue degollada y su cuerpo fue hallado en un pasillo sobre un charco de sangre. El personal del turno de mañana descubrió ayer los cadáveres horas después de que el asesino desapareciese sin dejar rastro. Cinco sospechosos fueron ayer interrogados y puestos en libertad. Después, ni la dirección del psiquiátrico ni la Policía sabían si el asesino había entrado o salido del hospital, dejando tras de sí una ensangrentada ventana abierta. Anoche las armas del doble crimen no habían sido aún halladas. Los cuerpos de las víctimas son analizados minuciosamente en el instituto médico forense de Burdeos en busca de alguna pista, huella o indico significativo. Philippe Douste- Blazy, ministro de Sanidad, ordenó la dispersión parcial de los internados y cursó una circular pidiendo a los directores de otras instituciones similares que instalen un teléfono de urgencia entre los servicios de psiquiatría de los hospitales y las comisarías más cercanas. La gratuidad espantosa del crimen ha precipitado una ola de pánico entre un personal mal pagado, mal protegido y aparentemente indefenso ante imprevisibles ataques de locura. Los sindicatos aprovechan la tragedia para lanzar graves acusaciones contra el sistema hospitalario.