Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 Deportes DOMINGO 19 12 2004 ABC El inicio del fútbol sala y el final italiano Cuentan de Fernando Redondo que de pequeño era tan fanático de la pelota como de Independiente. Su sueño era jugar con los rojos de Avellaneda, pero el destino quiso que un día, jugando al fútbol sala en el club Talleres de Remedio y Escalada donde se inició, lo viera un técnico de Argentinos Juniors, Óscar Reflojos, que le convenció para que cambiara por el rojo de La Paternal. De ahí a la historia. Su paso por el Tenerife fue brillante, pero alcanzaría su mayor altura con el Madrid, equipo con el que consiguió los títulos que acapara en su palmarés. En la hora de la retirada, sus cifras con el equipo blanco lo dicen todo: Di Stéfano es el único jugador nacido en Argentina que le supera en títulos logrados con el Real Madrid y, junto a José Antonio Chamot, es el único internacional (29 ocasiones) que vistió la albiceleste siempre como jugador de un club extranjero. Su paso al Milán fue una puñalada en el corazón de los madridistas, pero la frialdad de las cifras vino a dar la razón a Florentino Pérez. Redondo se lesionó nada más llegar a Milán y estuvo dos años y medio de quirófano en quirófano, sin ver la luz: Fueron tres operaciones y resultó ser el momento más duro de mi vida deportiva- -dice el jugador- Me veía la gente por la calle y me preguntaba cómo estaba. Yo no sabía ni qué decir porque no lo sabía. Llegó un momento en que hasta me irritaba que se interesaran por mí. Quería quedarme encerrado y no salir. Fue duro, muy duro Las lesiones no eran algo nuevo para Redondo: tuvo rotura de ligamentos de la rodilla izquierda en Tenerife, en el Madrid sufrió dos roturas parciales del ligamento en las dos rodillas por entradas de Mendiguren (21- 8- 94) y Jokanovic (11- 12- 94) además de una rotura de ligamentos del tobillo izquierdo por una patada de Josico (16- 3- 96) La lesión de rodilla en Milán fue el principio del fin. Redondo, en el partido contra la pobreza, escoltado por Solari, a su derecha, y Zidane con Schumacher al fondo EFE Fernando Redondo se va y apura sus últimas botas jugando con unos amigos al fútbol siete en un torneo en el que arrasan con goleadas y provoca la admiración de compañeros y rivales por igual. Los veteranos del Madrid y el periodismo esperan a uno de los mejores centros del fútbol mundial El retiro del 5 TEXTO: JOSÉ MANUEL CUÉLLAR MADRID. En la hierba sintética, Fernando Redondo observa su rodilla. Nada. Ni una muesca, ni una rojez, ni una marca. Todo va bien. En Milán, allá en Milanello, últimamente no podía hacer ejercicios de potencia, saltos de valla, subida de cuestas, etcétera. Fue entonces cuando empezó a meditar retirarse a los cuarteles de invierno: Lo fui asumiendo poco a poco. Lo mejor de todo ha sido que he sido yo quien ha dejado al fútbol, no él a mí En una de sus últimas visitas a Madrid, se presentó como siempre en De María para comer con sus amigos. Allí, Sebastián Luri, el hijo de su representante, Ricardo Luri, le tendió una emboscada junto a Juan, el maitre del restaurante y Roque, el camarero más jugón del local. Entre los tres le convencieron, aunque parece que no les costó mucho. Como decían ellos en realidad, apenas le tuvimos que decir nada. Todo lo que se refiera a la pelota es algo que encanta a Fernando. Así que no nos costó El Chacarita es un equipo formado por argentinos y españoles, un grupo que ha venido ganándolo todo en los torneos sociales de fútbol siete en Torrelodones, Alejandro, Germán, Gabí, Víctor y los tres mencionados y ahora Redondo. Cuenta que las primeras veces que empezó a jugar con sus amigos, los rivales miraban, le remiraban, y no se lo creían: Lo llevan muy bien- -comenta Redondo- son muy respetuosos y por allí no sé, que casi todos son del Real Madrid. No, no meten la pierna fuerte. No, yo tampoco meto los co- dos, ¿como voy a meter los codos en un torneo así? Roque señala que es un lujo verle jugar: Nos da mucho orden al equipo. Les dejamos en la segunda línea con libertad de acción (se suele jugar 2- 4- 2, con carrileros largos, aunque también varían las tácticas) y por ahí marca un buen número de goles Incluso en ese aspecto, Redondo sigue con sus manías de siempre: Sí, claro que meto más goles, pero sigo sintiendo un placer especial cuando los doy en vez de cuando los meto Incluso los rivales muestran cierta preocupación. Cuenta Angel, del FSCT, que su sola presencia intimida. Creo que algunos de los rivales no nos atrevemos a meter la pierna fuerte. Yo era un gran admirador suyo y me fastidió mucho lo que hizo Florentino Otro de sus compañeros de equipo que no quiere que su nombre sea reve- lado señala que lo que dice Roque está bien, pero yo diría que más que darle libertada a él, es él quien nos da libertada a nosotros. A veces yo he jugado con ex futbolistas, pero eran de corte más físico. A Fernando se le nota la calidad en cada balón que toca Martin, hincha de Racing de Avellanada, y otro de los compañeros de Fernando Redondo nos cuenta las interioridades de Chacarita: Nos dice que juguemos muy juntos y devuelve la bola a una velocidad de vértigo. Precisamente, eso es lo que más me ha llamado la atención. Juega muy rápido. Es un verdadero fenómeno Mucho respeto en los rivales Al mismo Redondo le ha servido de prueba el campo de Torrelodones. Pensé que la hierba sintética me afectaría a la rodilla, pero no. Con lo malo que es para las articulaciones y sin embargo, no he tenido ninguna molestia al respecto Roque asegura que la presencia del 5 ha dado aún más solidez al equipo y que se le nota la clase: Apenas falla un pase y protege el balón como nadie. Además, está en forma, se mantiene muy bien. ¿Los rivales? Alucinan, a veces dudan de que sea él, pero en cuanto le ven jugar ya están seguros. No, no hay patadas ni malos rollos. Hay mucho respeto y la gente se ha portado muy bien con nosotros El Chacarita disfruta del momento mientras puede porque Redondo ya tiene planes: Haré el cursillo de entrenador, eso seguro, aunque no sé si ejer- Sus datos Nombre: Fernando Carlos Redondo Neri. Lugar de nacimiento: Adrogué. Buenos Aires (Argentina) Fecha de nacimiento: 6- 6- 1969 (35 años) Altura Peso: 1,86 79 kilos. Equipos: Argentinos Juniors, Tenerife, Real Madrid y Milán. Palmarés: Tres Ligas (una con el Milán) tres Ligas de Campeones (una con el Milán) una Supercopa, una Copa Intercontinental y una Copa de Italia. ceré. Desde luego, si lo hago, mantendré las constantes vitales que llevé a los terrenos de juego: fútbol abierto, ofensivo y gusto por el balón. Eso es algo irrenunciable. Pero no sé qué haré. También me atrae el periodismo deportivo y lo que es casi seguro que haga es jugar con los veteranos del Real Madrid, si quieren, claro Es evidente que la retirada definitiva no le ha quitado el buen humor al 5 que lo deja porque ya era hora, quiero estar más tiempo con los niños y con la familia. Ha sido muy bonito, pero ya está bien...