Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 DOMINGO 19 12 2004 ABC Economía Ministra de la Vivienda La renta agraria subió un 1,7 en España durante 2004, nueve décimas por encima de la media de los Quince MARÍA ANTONIA TRUJILLO Nunca he pensado que el reto del Ministerio fuera abaratar el precio de la vivienda CÁCERES. -Se ha llegado a decir que usted le había dicho a Zapatero que quería dimitir. -Recientemente, se dijo que volvía a Extremadura a presidir una agencia de la Vivienda. Mi respuesta ha sido que yo me dedico a cosas más serias, como trabajar por la ciudadanía, y no a responder a payasadas. Tengo por delante un gran reto, que es responder a una preocupación que tienen muchos españoles, quienes mayoritariamente han apostado por la creación de un Ministerio; el 90 de los encuestados, si no recuerdo mal. Lo que hacemos es trabajar; lo demás son payasadas. -Uno de sus retos será abaratar el precio de la vivienda. ¿En qué momento estamos? -Yo nunca he pensado que el reto del Ministerio sea abaratar el precio de la vivienda. La razón de este Ministerio es garantizar que los ciudadanos puedan tener acceso a una vivienda digna y adecuada; una vivienda de calidad, como dice la Constitución. Vamos a aumentar el gasto público, el número de viviendas protegidas y fomentar el mercado del alquiler. Será como consecuencia de todas estas políticas como el precio de la vivienda se abarate. Las políticas de vivienda no tienen un reflejo inmediato; son actuaciones que se ven a medio o largo plazo. -Cuesta creer que, mediante políticas que desarrolle el Gobierno, algún día vamos a ver cómo el precio de la vivienda deja de subir. -Necesariamente, cuando hay más oferta y, sobre todo, cuando hay más oferta de vivienda protegida, el precio tiene que dejar de subir. Desde 1996 hasta 2004 se bajó de las 80.000 viviendas construidas a las 40.000. El hecho de repuntar este número nuevamente va a incidir en el mercado. Los ocho meses que lleva al frente de este nuevo departamento han estado marcados por numerosas polémicas, aunque la ministra niega que haya pensado en abandonar el cargo TEXTO: ANTONIO CID DE RIVERA FOTO: ABC -En octubre decidió suspender la publicación de la estadística oficial del Ministerio porque creaba incertidumbre e inseguridad en el mercado. Dos días más tarde rectificó y publicó los datos. -Yo nunca he dicho eso. Recuerdo que, en una rueda de prensa donde presentábamos los presupuestos más sociales de la democracia española, dije que no teníamos un departamento de estadística propio y que no me gustaba proporcionar un dato aislado; que para gestionar adecuadamente las políticas de vivienda era necesario proporcionar múltiples datos: el precio de la vivienda libre, de acuerdo; pero también otros datos, como el precio de la vivienda protegida. La vivienda protegida tiene un precio en una u otra Comunidad, y eso debe saberlo el ciudadano. ¿Otras cosas? Por ejemplo, la rotación o las transacciones que sufre una vivienda, las políticas de alquiler, etcétera. El precio de la vivienda, tal y como estaba hasta ahora, sólo consistía en proporcionar el precio de la vivienda libre, y su único objetivo era calentar el mercado. Los datos de las tasadoras son buenos datos, pero también los de los registradores y notarios, los de los promotores, los arquitectos. Yo no quería un apagón estadístico, yo quería ampliar la información. Y es lo que voy a hacer. Éste es un Ministerio que se mueve en un marco social para permitir a los ciudadanos el acceso a la María Antonia Trujillo vivienda, y también me muevo en un marco macroeconómico, dado que la construcción juega un papel muy importante, y ha sido y es motor de la economía. ¿Para cuándo está previsto que contemos con un servicio de estadística propio? -Hasta ahora tenemos un convenio que finaliza el 31 de diciembre. Los próximos datos seguirán siendo de las sociedades de tasación. -Se la ha presentado como alguien que podía trastocar la economía. -Es cierto, pero le digo una cosa: yo no me he identificado con muchos de los titulares que me han dedicado los medios, porque el mensaje que he trasladado ha sido de tranquilidad y de tender puentes al sector privado. Y, también, un mensaje de concertación con todas las administraciones públicas y un diálogo permanente. -Usted ha dicho que en España no se necesita más suelo urbanizable que el que hay en la actualidad ¿Esto no es contradictorio? -En los últimos años se han aprobado seis normas liberalizando el suelo para bajar el precio de la vivienda. El resultado ha sido que se ha liberalizado el suelo, y el precio de la vivienda no ha bajado, sino todo lo contrario. Liberalizar suelo no es efectivo. ¿Se plantea la ampliación del plazo de las cuentas de ahorro vivienda, ahora de cuatro años? -Es un tema que afecta a toda la política fiscal, que se va a desarrollar el próximo año para aprobarla. ¿Para cuándo la Agencia de Alquiler? -El objetivo es como, dijo el presidente del Gobierno, que esté funcionando en el primer trimestre de 2005. ¿Los españoles seguirán el modelo de otros países europeos? -En España ahora no existe la opción alquiler. Existe poca oferta, precios muy elevados y una cultura que ha favorecido la compra más que el alquiler. Hay unos seis millones de viviendas vacías, según el INE. Hay que facilitar que buena parte de estas viviendas salgan al mercado dando seguridad a los propietarios.