Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 19 12 2004 69 Cultura y espectáculos Sorpresa ante la ausencia de Zapatero en la presentación de los actos del IV Centenario del Quijote La obra de Foster completa la remodelación de la ciudad británica de Newcastle, que comenzó con la construcción de un llamativo puente abatible sobre el río ABC Foster cubre con un espectacular armadillo de cristal su primer auditorio La obra es un hito en la recuperación de una zona deprimida de Newcastle b Bajo la gran estructura hay dos salas de conciertos y una escuela de música, tres edificios con vida propia a los que hay que sumar un gran paseo público EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. Un edificio que en realidad son tres en uno, con un paseo público incluido. Sólo dos días después de que el espectacular puente de Millau, en el sur de Francia, quedara abierto al tráfico, Norman Foster ha inaugurado en la orilla fluvial de Newcastle el primer auditorio de su larga trayectoria profesional. El Sage Gateshead es un ondulado torso horizontal de cristal y acero bajo el que se da vida a tres estructuras separadas: un auditorio para 1.700 personas, una segunda sala con 400 asientos y una escuela de música. Estos tres edificios, de exteriores blancos y líneas puras, tienen vida propia bajo la cubierta azulada del armadillo y confluyen en un amplio vestíbulo, atravesado por un paseo que entra y sale de la bóveda siguiendo la margen del río. El proyecto forma parte de la regene- ración de la orilla sur del Tyne, que baña Newcastle, en el noreste de Inglaterra. En realidad se trata de otra ciudad, Gateshead, que acogió buena par- te de los almacenes y factorías de la revolución industrial que dio desarrollo a Newcastle. La recuperación ciudadana de la ribera de Gateshead, con un El espectacular edificio tiene forma de armadillo ABC ambicioso plan comenzado hace diez años, ha contribuido a superar la rivalidad local entre dos municipios que vivían de espaldas. La obra de Foster completa una remodelación que comenzó con la construcción de un llamativo puente abatible sobre el río, el Millennium Brigde, y la apertura en 2002 del Baltic, un centro de arte contemporáneo. Éste se aloja en un antiguo silo para la producción de harina, cuyas altas paredes el arquitecto Dominic Williams transformó en contenedor de seis plantas dedicadas a exposiciones temporales. Con el Baltic y el Sage, el área de Newcastle se constituye en uno de los principales focos culturales fuera de Londres. Cuando diseñé el Sage, tenía claro que el proyecto no sólo debía contribuir a la regeneración urbana de Gateshead y simbolizar el surgimiento cultural de la ribera del Tyne, sino proveer de una sala de estar urbana en la que la comunidad local pueda gozar de una música de alto nivel explicó Foster en la inauguración del edificio. Según el arquitecto, el Sage ofrece la mejor acústica después del Muskiverein de Viena y el Concertgebouw de Amsterdam. El proyecto le ha permitido incorporar técnicas que aplicará a próximos proyectos, como el de la remodelación del Lincoln Center de Nueva York y la construcción de un teatro de ópera en Dallas. La inauguración de este nuevo edificio llega apenas dos días después de que se abriera el Viaducto de Millau, el puente más alto del mundo, del que Foster es también el responsable.