Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 DOMINGO 19 12 2004 ABC Internacional Europa enfría el debate sobre Turquía para evitar que se mezcle con la Constitución Erdogán, recibido en Ankara como vencedor, promete que el país va a ser diferente por ciento de la renta media comunitaria, Turquía, con 80 millones de habitantes para dentro de diez años, se convierte en un problema delicado ENRIQUE SERBETO. CORRESPONSAL BRUSELAS. Mientras el primer ministro turco, Tayip Erdogán, era recibido como un héroe a su vuelta a Ankara, Europa parecía poco impresionada por el acuerdo alcanzado el viernes en Bruselas para iniciar las negociaciones de adhesión. Los dirigentes europeos van a dedicarse durante el próximo semestre a la discusión del estratégico expediente de las perspectivas financieras, sin entrar en la trascendencia del paso que dieron el viernes por la tarde. A Erdogán le organizaron ayer en Ankara un recibimiento como si viniera de ganar un campeonato del mundo y en su discurso habló claramente de victoria para referirse a las negociaciones del viernes, en las que, sin embargo, algunos líderes europeos se han quedado disgustados por su excesiva firmeza, y no solamente los miembros del Gobierno de Chipre. Pero el jefe del Gobierno turco b Sin llegar al 30 prometió a sus seguidores que ahora no nos vamos a dormir en los laureles, porque nuestro objetivo es avanzar más y más sabiendo que los requisitos que aún quedan por alcanzar van a ser una prolongada carrera de obstáculos. Erdogán sabe que ahora Turquía va a ser diferente cada día si quiere llegar a la meta. Histórico y transcendental En el lado contrario, la UE no ha sabido reflejar por ahora la importancia histórica del acontecimiento decía ayer el eurodiputado popular español Íñigo Méndez de Vigo, que considera que la determinación de una fecha para el inicio de las negociaciones debería haberse celebrado como un paso histórico y trascendental De hecho, no se había programado ni siquiera una sesión plenaria del Parlamento Europeo para informar sobre las conclusiones del Consejo Europeo, de modo que el martes el presidente en ejercicio de la UE, el primer ministro holandés, Jan Peter Balkenende, tendrá que celebrar una reunión con los jefes de grupo parlamentario que se ha declarado abierta para que también puedan asistir todos los diputados que lo deseen. El socialista español Carlos Carne- Tayip Erdogán fue recibido ayer en olor de multitudes en Ankara ro, miembro de la Comisión de relaciones Parlamento Europeo- Turquía, reconoce que en muchos Gobiernos sigue habiendo recelos por lo que pueda decir la opinión pública, lo que no es el caso de España, donde todas las encuestas dicen que el Gobierno y los partidos están de acuerdo en que esto termine con una Turquía plenamente integrada y democrática En realidad, los temores de que el tema turco se mezcle con el proceso de ratificación de la Constitución están en la mente de muchos, porque se trata de una cuestión extremadamente sensible para ciertas opiniones públicas. Hay quien piensa, sin embargo, que estar a favor de la Constitución no significa estar también a favor de que Turquía complete su camino hasta la integración, como lo demuestra el hecho de que el principal autor del tratado constitucional, el ex presidente francés Valery Giscard d Estaing, ha Peligroso camino de la adhesión La adhesión de Turquía- -opina Le Figaro de París- -no se sitúa ni en la lógica de la ampliación de la UE, que rebasa no sólo sus límites geográficos sino también estructurales, ni en la profundización. Si la UE aspira a desarrollar una unión política, no debe aventurarse por el peligroso camino de una adhesión de Turquía Conservar la UE dentro de sus fronteras geográficas, históricas y culturales, y a la vez dentro de su operatividad, contribuiría sin duda a reforzar la estabilidad, su implantación institucional y favorecería el que los europeos se identificasen con la integración Frialdad, rechazo y prevención El diario de centro izquierda Süddeutsche Zeitung ironizaba ayer con los líderes que creen haber hecho Historia y consideraba que no es justo que por una votación en una cumbre los jefes europeos desplacen a Turquía del borde extremo de Europa hacia el centro El diario Berliner Zeitung se pronunciaba en la misma dirección al aludir a un proyecto de elite que no cuenta con los ciudadanos. Erdogán- -dice Die Welt- -logró escapar a una condición sine qua non puesta a cada socio entrante, el reconocimiento de todos los antiguos miembros en alusión a la cuestión de Chipre. Siembra de dudas y dificultades Los diarios italianos subrayaban ayer las dificultades del comienzo de las negociaciones y consideraban que el camino será largo. Ankara y Turquía, un compromiso en el filo de la navaja escribía La Stampa, que insistía en las incertidumbres y las divisiones aparecidas en la UE. Las negociaciones para la adhesión comenzarán el 3 de octubre de 2005, -escribe en su editorial Corriere della Sera- Quizás los verdaderos vencedores de la Cumbre de Bruselas, a pesar de las felicitaciones mutuas, son las dudas generalizadas y las dificultades sembradas por doquier Delicias turcas la decisión correcta El trato está concluido- -comentaba ayer el editorial del The Times de Londres- Turquía vuelve después de 500 años al Continente pero no como el conquistador otomano, sino como el mayor miembro de la UE. Por encima de todo Turquía es miembro fundador de la OTAN, aliado occidental vital y potencia regional vinculada a Europa desde hace 40 años. La adhesión no sólo cambiará el equilibrio estratégico de Europa, sino también su cultura, carácter y futuro. A pesar de oposición interna, prejuicios religiosos y enormes costes, los líderes de la UE han tomado la decisión correcta