Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional ESPAÑA, BAJO LA AMENAZA DEL TERRORISMO ISLAMISTA DOMINGO 19 12 2004 ABC La Policía holandesa cree que el jefe de la célula de Lanzarote ordenó matar a Van Gogh Hassan El Haski es el responsable en Europa del Grupo Islámico Combatiente Marroquí b Los cuatro arrestados tenían en su poder abundante documentación, disquetes, cartas y croquis que podrían corresponder a futuros objetivos terroristas D. MARTÍNEZ MADRID. La Policía holandesa vincula a Hassan El Haski, jefe de la célula desmantelada en Lanzarote, con el asesinato del cineasta Theo Van Gogh, cometido el pasado 2 de noviembre en Amsterdam. Incluso ha transmitido a la Policía española su sospecha de que podría ser quien ordenó o planificó el atentado. El arrestado, responsable en Europa del Grupo Islámico Combatiente Marroquí, tenía la intención de formar en la isla- -creía que se trataba de un buen escondite- -una base de operaciones desde la que desplegar una campaña de atentados en Europa. Asimismo, fuentes de la investigación del 11- M no dudan de que Haski estaba al corriente de los atentados de Madrid. Más aún, precisan que una de las incógnitas que podría quedar despejada es si fue quien dio el visto bueno Una vez más, el teléfono ha sido la línea de investigación que conduce a la detención de un terrorista islamista. Abu Hamza -Haski utilizaba el mismo apodo que el imán de Al Qaida encarcelado en Londres- -no tenía un lugar de residencia fijo y sus desplazamientos eran frecuentes entre Alemania, Holanda y Bélgica. De hecho, fue el servicio secreto de uno estos países el que informó a la Policía española de que de las numerosas llamadas telefónicas que hacía Haski, parte de ellas tenían por destino Lanzarote. En concreto a Abdallah Mourib, imán de la mezquita de Puerto de El Carmen, detenido también en la operación desarrollada el pasado viernes. JULIÁN DE DOMINGO Uno de los furgones policiales en los que fueron trasladados los cuatro islamistas detenidos en Lanzarote, salía anoche de la base aérea de Getafe noviembre, Garzón ordenó el arresto de este marroquí encarcelado desde octubre de 2003 tras ser detenido en Badalona (Barcelona) por su relación con los atentados de Casablanca. En el auto de procesamiento, el juez señala que habría participado a lo largo de 2003 al menos en la estructuración y coordinación de diversos grupos terroristas integristas islamistas en Holanda y España Acusa también a Nadufel de estar relacionado con una célula del Grupo Islámico Combatiente Marroquí desarticulada en Bélgica. Hassan el Haski no sólo fue detenido por orden de Garzón, sino también por el juez Juan del Olmo, que le vincula con los atentados del 11- M. Fuentes de la investigación no albergan duda alguna de que el capturado en Lanzarote tiene pleno conocimiento sobre cómo se planificó la matanza. Subrayan, en este sentido, que activistas destacados de la célula del 11- M, como Jamal Zougam- -encarcelado como presunto autor- Said Berraj- -en paradero desconocido- -y Mohamed Afalah- -que huyó el mismo 11- M, al parecer, con destino a Bélgica u Holanda- -pertenecen al Grupo Islámico Combatiente marroquí, del que Hassan el Haski es jefe en Europa. Cincuenta policías bro también del Grupo Islámico Combatiente Marroquí, y de Brahim Atia El Hammouchi, detenidos por orden del juez Garzón. Los cuatro vivían en dos casas, y unos trabajaban en la construcción y otros en un almacén. De los tres servicios secretos que han colaborado con la Policía española, es el holandés el más interesado en la detención de Hassan el Haski, al considerar que tuvo una relación directa en el asesinato del cineasta Theo Van Gogh. Por su vinculación con este atentado, cometido el pasado 2 de noviembre en Amsterdam, fueron detenidos Mohammed Bouyeri- -como presunto autor material- Mohamed Fahmi Boughaba y Jammir Azzouz. De confirmarse la implicación de Haski en el asesinato del cineasta, sería la segunda detención que se produce en España en relación con este hecho. La anterior fue la de Abdeladim Akoudad, alias Nadufel El pasado Haski y los otros tres detenidos fueron trasladados ayer desde Lanzarote a Madrid en un avión militar que aterrizó en la base de Getafe. Cincuenta policías, de la Comisaría General de Información y del Tedax, custodiaron a los arrestados durante el viaje. Desde el 11- M, agentes de la unidad de desactivación de explosivos han participado en las operaciones contra el terrorismo islamista para evitar hechos inesperados, como el de Leganés. Cuatro meses en Canarias Fue, por tanto, siguiendo la pista del teléfono como agentes de la Comisaría General de Información localizaron a Haski hace aproximadamente un mes, aunque se sospecha que desde hace cuatro se escondía en Lanzarote a raíz de la desarticulación de células islamistas en Francia y Bélgica. Haski se instaló en la isla canaria al considerar que se trataba de un lugar seguro y para ello contó con el apoyo de Mourib y de otros marroquíes. Abu Hamza quería establecer en Lanzarote una base logística desde la que dirigir y planificar una ofensiva de atentados en Europa. La Policía se incautó de abundante documentación, disquetes, cartas y croquis que podrían corresponder a lugares donde pensaban cometer acciones terroristas. Para esta misión, Haski, además del imán de Puerto de El Carmen, contaba con el apoyo de Ali Fahimi, miem- Marroquíes, marroquíes, marroquíes... L. DE VEGA. CORRESPONSAL RABAT. Marroquíes en Nueva York, en Casablanca, en Madrid, en Amsterdam... El ministro marroquí de Justicia, Mohamed Buzubá, intentaba calmar esta semana las revueltas aguas del terrorismo islámico que señalan demasiadas veces a su país. El terrorismo es un fenómeno mundial, un río que nace no sólo en las sociedades musulmanas sino también en occidente decía el jueves en una entrevista al diario Aujord hui le Maroc Pero al día siguiente la lista se ampliaba. Marroquíes en Lanzarote. El Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM) al que supuestamente pertenecen los detenidos en la isla canaria, forma parte de la confusa y amplia nebulosa que se denomina Al Qaida. Su nombre no tardó en salir a la palestra cuando en la tarde del sábado 13 de marzo se llevaron a cabo las primeras detenciones relacionadas con las bombas en los trenes de cercanías de Madrid. El GICM nació en los años noventa de la mano de muyaidines formados en Afganistán para ayudar a la causa talibán. Han luchado también en Bosnia, Chechenia, los Balcanes... Y sus células se extienden por númerosos países europeos. Nadie pensaba que los atentados de Casablanca pudieran haber sido cometidos por marroquíes. Pero el tiempo quitó razones a los que pensaban así y hoy las prisiones del reino alauí tendrían que haber colgado el cartel de aforo completo si no fuera porque la sobrepoblación parece importar poco a las autoridades. Se han llevado a cabo miles de detenciones e interrogatorios, casi todos en el ámbito islamista. Pero al problema de seguridad hay que añadir el problema de la imagen que se está ganando Marruecos en el extranjero de país exportador de terroristas. Desde el Ejecutivo de Rabat se insiste en que tanto en los casos de Madrid como en los de Ámsterdam, se trata de personas asentadas fuera de Marruecos o incluso que nacieron fuera. Ante este panorama, el ministro Buzubá ha estrechado lazos con el Ministerio de Juan Fernando López Aguilar, que ya ha visitado Marruecos, y señala que, tras el 11- M, se ha intensificado el intercambio de información.