Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 DOMINGO 19 12 2004 ABC Nacional ¿Con cuál de las siguientes opciones está usted más de acuerdo? Antes de la intervención de Pilar Manjón 70 70 Después de la intervención de Pilar Manjón 69,4 64,7 66,9 60 54,1 49,5 44,9 45,1 41,5 40,7 60 50 50 40 40 30 30 20 20 16,1 16,5 15,2 8,6 9,9 9,7 10,6 4,2 Debería continuar Debería terminar Debe continuar, pero sólo con expertos, sin políticos NS NC Infografía ABC 10 10,0 5,3 Debería continuar Debería terminar NS NC 8,9 10 8,3 0 0 Total entrevistados Votantes PP Votantes PSOE El 65 de los españoles quiere una comisión independiente tras el alegato de las víctimas Un día antes de su intervención, el 45 deseaba que siguiera el formato actual y otro 45, que se cerrara b La encuesta realizada por Me- troscopia para ABC, antes y después de que comparecieran las víctimas, muestra un vuelco total en la opinión pública A. P. G. MADRID. Aquí han hablado de ustedes, sólo de ustedes o no manipulen nuestro dolor para su lucha partidista son sólo un pequeño botón de muestra de las acusaciones realizadas por Pilar Manjón a los parlamentarios en la Comisión de Investigación del 11- M. Su desgarrador testimonio en el Congreso, como deja claro la encuesta realizada por Metroscopia para ABC, ha dado un auténtico vuelco a la opinión de los españoles. En los días anteriores a que la portavoz de la Asociación de Víctimas del 11- M y Francisco José Alcaraz, portavoz de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, intervinieran en la Comisión, los partidarios de mantener los trabajos del órgano parlamentario eran exactamente los mismos que manifestaban la necesidad de cerrar ya las comparecencias y pasar al turno de conclusiones: un 45 por ciento. Sin embargo, los testimonios de Manjón y Alcaraz han cambiado esa percepción. En un sondeo de urgencia realizado en la tarde del pasado jueves (24 horas después de la comparecencia de las víctimas) se refleja una abrumadora mayoría del 65 por ciento de entrevistados que se muestra a favor de que siga abierta una comisión de investigación, pero sólo si cambia radicalmente su composición, se forma por profesio- nales y expertos y se quedan fuera de ella los políticos. Es decir, exactamente la misma propuesta que hizo Manjón en su duro alegato de reproche a la manipulación partidista a que había sido sometida la Comisión. Según el sondeo de Metroscopia realizado el jueves, sólo un 8,6 por ciento de encuestados seguiría siendo partidario de que la actual Comisión continúe con sus tareas como hasta ahora y otro 16 por ciento pide que se terminen las comparecencias, pero sin que se abra una nueva comisión independiente. Y un dato que resulta altamente significativo: si antes de la intervención de las víctimas había serias diferencias entre los votantes del PP y del PSOE a la hora de expresar su deseo de que la Comisión siguiera o se cerrara, tras la jornada del miércoles, ese 65 por ciento de españoles que quiere una comisión de investigación independiente no hace distingos en cuanto al partido político que votaron en las últimas elecciones generales. De hecho, y según la encuesta, un 69,4 por ciento de los votantes populares y un 66,9 de los socialistas así lo reclaman. Censura a los trabajos de la comisión En resumen, la intervención de Manjón y Alcaraz ha supuesto una brusca reorientación de la actitud de la ciudadanía que implica una masiva identificación con la solicitud de las víctimas, un respaldo mayoritario a la comisión independiente y, sobre todo, una clara censura respecto al modo en que se ha llevado hasta ahora la Comisión de Investigación del 11- M. Como muestra evidente de la variable emocional que ha introducido el re- Pilar Manjón, portavoz de la Asociación de Víctimas del 11- M IGNACIO GIL