Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 Sociedad SÁBADO 18 12 2004 ABC Religión Juan Pablo II presidirá todas las celebraciones de Navidad y Año Nuevo en el Vaticano El Pontífice impartirá la bendición Urbi et orbi el 25 a mediodía b Los viajes a Suiza y Lourdes y las tragedias del 11- M y Palestina marcaron el año del Papa, quien pese a su estado de salud no ha dejado de cumplir su agenda JUAN VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. A pesar de las dificultades de salud y de la incomodidad de los horarios, Juan Pablo II presidirá todas las ceremonias litúrgicas de Navidad y Año Nuevo, que incluirán la bendición Urbi et orbi (A la ciudad y al mundo) el 25 de diciembre a mediodía, y la misa de Santa María Madre de Dios el día uno de enero. Un espectacular abeto engalanado adorna desde hace unos días la Plaza de San Pedro como heraldo de las fiestas que comienzan precisamente hoy con el Concierto de Navidad en el Vaticano. El Papa recibió ayer a los artistas, entre los que figuran la cantante israelí Noa, la vocalista americana Dee Dee Bridgewater, los británicos Simply Red y el italiano Pino Daniele. El concierto, protagonizado siempre por artistas populares y estilos contemporáneos, sirve para financiar la construcción de iglesias en los barrios periféricos de Roma. A pesar de que la misa de Navidad comienza a las doce de la noche del 24 de diciembre, el Santo Padre celebrará la llamada Misa del Gallo en la basílica de San Pedro. Al día siguiente, dirigirá el mensaje navideño en más de medio centenar de lenguas e impartirá la bendición Urbi et orbi desde la plaza de San Pedro. Ambas ceremonias serán transmitidas a los cinco continentes por Mundovisión, igual que el mensaje de Año Nuevo. Cita con los jóvenes en Colonia Los viajes internacionales del Papa resultan cada vez más difíciles, y la única escapada prevista para 2005 es la Jornada Mundial de la Juventud en Colonia, en la que el Santo Padre participará desde el 18 al 21 de agosto. Entusiasmado por ese tipo de encuentros internacionales, Juan Pablo II fue el primero en anotarse, el pasado día 2 de septiembre, utilizando un ordenador para inscribir su nombre en la página web de la XX Jornada Mundial de la Juventud. Aunque el viaje a Colonia es el único confirmado, es probable que el Papa acuda a Polonia para dedicar un nuevo santuario nacional que se está construyendo en Varsovia. Por desgracia, se verá obligado a declinar las invitaciones de muchos otros países puesto que el esfuerzo de los viajes supera la capacidad de cualquier persona en una situación similar. En cambio, el Papa mantiene buena parte de su actividad normal en el Vaticano y concede cada día muchas más audiencias que las permitidas por los médicos. Manyanet en mayo y la beatificación del médico y sacerdote Pedro Tarrés en septiembre. España estuvo presente en el Via Crucis del Viernes Santo, cuando una chica de Madrid entregó al Papa la Cruz de la decimocuarta estación en recuerdo y plegaria por las víctimas del atentado de marzo. Juan Pablo II, durante una audiencia mantenida el miércoles con jóvenes encuentro con la juventud de Suiza pero, sobre todo, la peregrinación a Lourdes a mediados de agosto para celebrar el 150 aniversario de la proclamación del dogma de la Inmaculada Concepción delante de la gruta de Massabielle, el lugar escogido por María para EPA Audiencia a los Príncipes de Asturias Otro momento muy grato fue la audiencia concedida por Juan Pablo II en junio a los Príncipes de Asturias, don Felipe y doña Letizia, quienes acudieron, ya como esposos, a pedir la bendición del Papa. Respecto a España, la cara triste de la moneda ha sido las diferencias con el Gobierno socialista, varios de cuyos proyectos legislativos han supuesto un disgusto para el Papa, quien hizo notar su preocupación durante sus encuentros con el embajador Jorge Dezcallar y con el presidente José Luis Rodríguez Zapatero. El calendario del Santo Padre se completará con la misa del primero de enero, solemnidad de Santa María Madre de Dios, que presidirá a las diez de la mañana en la Plaza de San Pedro. Como el uno de enero es la Jornada Mundial de la Paz, concelebrarán la Eucaristía el cardenal Renato Martino, presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz, y el arzobispo Giovanni Lajolo, titular de Asuntos Exteriores del Vaticano. El mensaje del Papa para esa Jornada Mundial de la Paz, publicado anteayer, lleva por título unas palabras de San Pablo: No te dejes vencer por el mal; antes bien, vence el mal con el bien confirmar esa verdad de fe cuatro años más tarde a una chiquilla muy pobre, Bernadette Subirous, el 25 de marzo de 1858. El año que termina incluyó la beatificación de sor Eusebia Palomino en abril, la canonización del padre Josep Balance del año que termina Un carácter más íntimo tiene el rezo del Te Deum a las seis de la tarde del 31 de diciembre en la basílica de San Pedro para dar gracias a Dios por los dones recibidos durante el año. Aunque, como siempre, no han faltado grandes disgustos- -desde el atentado del 11 de marzo en Madrid hasta la tragedia continua en Palestina e Irak- el año 2004 ha sido muy rico en diversos terrenos, desde la publicación del primer Catecismo Social en la historia del cristianismo hasta la entrega de las reliquias de San Gregorio Nacianceno y San Juan Crisóstomo al Patriarca Ecuménico de Constantinopla, Bartholomaios I, el mayor gesto fraterno de Juan Pablo II con la Iglesia ortodoxa en 26 años de Pontificado. El Papa recuerda con especial alegría su viaje de junio a Berna para un