Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 18 12 2004 Opinión 5 Aceptar lo inaceptable Año 2001, gobernaba el PP: el que fuera ministro de Exteriores del primer gobierno de Felipe González, Fernando Morán, declaraba que España no podía aceptar de ningún modo que Gran Bretaña concediese a Gibraltar el derecho de veto. Año 2004, gobierna el PSOE: es España quien concede, motu proprio, ese derecho a los llanitos. Nuevo éxito de la diplomacia alternativa. Fanatismo Las declaraciones de algunos de los detenidos en relación a los atentados del 11- M, que recogemos en páginas de Nacional, consolidan la sospecha de que el jefe de la célula islamista era Sarhane el Tunecino Los testimonios, desprovistos ya del secreto sumarial, que han prestado los secuaces de este terrorista (uno de los que se suicidó en el piso de Leganés) dan buena muestra del extremo fanatismo del líder del grupo y de la larga preparación que tuvo la matanza, que incluía financiarla con robos a joyerías y bancos. Criminales en toda su dimensión. Fuera de la clase La Conferencia Episcopal, cuyo portavoz es Juan Antonio Martínez Camino, mostró ayer su extrañeza por el dictamen del Consejo Escolar del Estado, que el Gobierno dijo que tendría muy en cuenta y que propone sacar la asignatura de Religión del horario lectivo. Se divisa el enésimo punto de fricción entre la Iglesia y el Gobierno, pues la medida puede vulnerar los acuerdos con la Santa Sede. REUTERS Dos huesos en la Champions. El sorteo de los octavos de final de la Liga de Campeones deparó rivales muy complicados para el Real Madrid y el Barcelona. El equipo blanco habrá de medirse al Juventus, líder destacado en el Calcio, mientras que los blaugrana harán lo propio con el Chelsea, que también encabeza la Premier League. El primer partido se jugará en España. El director general deportivo madridista, Emilio Butragueño (en la imagen con Roberto Bettega, otro histórico del Juve) vaticinó una choque precioso e igualado mientras que el presidente del Barça, Joan Laporta, afirmó, más eufórico, que en su elimatoria se enfrentan los dos mejores equipos de fútbol del mundo NOS TOCARON LAS BOLITAS MANUEL DE LA FUENTE Í, nos han tocao las bolitas por no decir otra cosa. El bombo ha sido la bomba y nos ha tocado el gordo, el supercombo de la ONCE y el bote de la Primi juntos y hasta revueltos. No queríamos chocolate y toma, dos tazas, y de postre la vajilla entera. Por lo menos el Barça se las tomará en buena porcelana, que la de Chelsea es famosa en todo Londres, en toda S Inglaterra. Y a ser posible que pague el ruso Abramovich, aunque a los compas de Puyol no les vendría mal llevarse un catador, no vaya a ser... que hay mucho putín suelto por el mundo, y vaya usted a saber lo que le echan en Londres a la escalivada y a la calçotada, y ni pensemos ya en la ensaladilla rusa. Aunque bueno, en cualquier parte del mundo es bien sabido que hasta el rabo todo es toro, y si no lo saben que se lo pregunten a Makelele, que es todo un experto, no sé si en toros o en rabos, pero siempre tuvo buen apetito el hombre. Vale, más que bueno, grande, sobre todo grande, un tanto largo prefieren decir algunos. Lo del Madrid en Turín, a no ser que la galaxia se ilumine más que las bombillitas navideñas de Gallardón, y el imperio de Florentino contraataque, promete ser todo un recital a Capello, a no ser que a Buffon le dé por interpretarse a sí mismo y se marque, pues eso, unas payasadas a lo Darío Fo. Pero jugarse los cuartos, los maravedís, los doblones o los octavos de final con un equipo italiano es, por muy mayor que esté la Vieja Señora (aunque nada hace pensar en estos momentos que atraviese una menopausia futbolística, desde luego, que la libido la tiene bien subida ahí en lo más alto del Calcio) es como poco, muy pesado (muy Pessotto, pessottisimo y, generalmente, muy largo, larguísimo, eterno, mucho más aún que aquellos noventa minuti molto longos en el Bernabéu con los que amenazaba el añorado supersónico Juanito Gómez, un tipo pequeñito pero matone Y si no nos toca ganar, no sufran, ya saben que la mejor lotería es el trabajo.