Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 17 12 2004 107 Deportes Athletic y Zaragoza, a dieciseisavos de la UEFA; los leones golearon de forma escandalosa al Standard (1- 7) Sacchi, primer candidato para dirigir el fútbol del Madrid los próximos cuatro años Recomendado por Butragueño y con el visto bueno del presidente, no ejercerá de entrenador E. ORTEGO MADRID. Arrigo Sacchi es el primer candidato para convertirse en el máximo responsable futbolístico del Real Madrid durante los próximos cuatro años. Una especie de mánager deportivo, aunque por el organigrama que existe en el club no recibiría esa denominación específica. Es más, ABC está en condiciones de asegurar que si el técnico italiano acepta la oferta que le será presentada en los próximos días, él será el responsable de organizar su parcela ya la próxima temporada, por lo que su incorporación podría consumarse como muy tarde en primavera. Emilio Butragueño, director general deportivo, ha sido quien ha propuesto su nombre y el presidente ha dado el visto bueno por considerar que es la persona idónea para el cargo. El segundo candidato que más convencía en el club blanco era el actual mánager del Manchester United, Alex Ferguson, pero su contrato en vigor con el club inglés complicaba bastante más su contratación, amén de que el último día de 2004 cumpla 67 años. Una carrera tardía, pero exitosa Nace en Fusignano (italia) el 1 de abril de 1946. Comienza su carrera de entrenador en los juveniles del Cesena (77- 78) y en la campaña 82- 83 llega al Rimini (C 1) en la 83- 84 se hace cargo de los juveniles del Fiorentina, para volver al Rimini (C 1) en la 84- 85. En 1985 firma por el Parma (C 1) y asciende a Segunda (Serie B) donde juega en la 86- 87. Berlusconi le ficha para el Milán sin experiencia en Primera. Llega en la 87- 88 y permanece hasta la 90- 91. En esas cuatro temporadas gana 2 Copas de Europa (89 y 90) 1 Liga (87- 88) 2 Copas Intercontinentales (89 y 90) 2 Supercopas de Europa (89 y 90) y 1 Supercopa de Italia (88) Salta a la squadra nazionale el 13 de noviembre de 1991 sustituyendo a Vicini. Queda subcampeón del mundo en Estados Unidos 94 y también disputa la Eurocopa del 96, donde no se clasifica para cuartos de final. Renueva contrato, pero muy criticado por los últimos partidos decide aceptar la llamada de Berlusconi por segunda vez. Vuelve al Milán el 1- XII- 96 sustituyendo a Tabárez. Finaliza la temporada. Ficha por el Atlético la temporada 98- 99, después de un año sabático. Se marcha en febrero, incapaz de hacerse con las riendas del equipo. En la 2000- 01 vuelve al banquillo del Parma, para dejarlo y hacerse cargo de la dirección general. Ahora es consultor. ba el nombre de Sacchi como uno de los perfiles que encajaban en el retrato robot elaborado por el presidente blanco. Ayer, gran parte de la prensa nacional se hizo eco de la noticia, con el reconocimiento por parte del club de que se buscaba un hombre para ese cargo. El trasfondo que se desprende de esta inmediata incorporación es que en el club existe una honda, profunda, extensa, extremada y acentuada preocupación por la situación del equipo. Hay de todo menos inconsciencia, a pesar de que se pretenda de cara al exterior no reflejar la situación. Tampoco es que haya cundido el pesimismo porque Florentino Pérez nunca lo permitiría, pero sí que están todos invadidos por la seguridad de que tienen que tomar soluciones radicales, meter el bisturí y extirpar todos los órganos dañados. No serán problema los puntos que haya que dar después en el cuerpo de la plantilla ni el dinero que haya que gastar para hacer la cirugía, porque la única ventaja que tiene la entidad es que, económicamente, está para afrontar el reto de un Renove Profesionalizar y gestionar Sacchi se convertiría en el máximo responsable de la parcela futbolística y quien gestionaría, en contacto directo con la dirección general deportiva dirigida por Butragueño, toda la política de fichajes y traspasos y la organización de la cantera. En pocas palabras, lo que el presidente busca con esta figura es profesionalizar el fútbol, un gestor que imponga unos métodos de trabajo y que permita que el área futbolística funcione con la misma efectividad que lo están haciendo las otras áreas del club: marketing (José Ángel Sánchez) societaria e infraestructura (Manuel Redondo) Comunicación y Contenidos (Antonio García Ferreras) y Corporativa (Martínez Albornoz) El ex entrenador del Milán, ex seleccionador italiano y que ha ejercido en el Parma de mánager para pasar a consultor después de la intervención judicial a la que fue sometido el club por el caso Parmalat encaja plenamente en la figura que Florentino Pérez buscaba para el cargo. Es un hombre de experiencia y prestigio, con conocimientos globales del cargo y que puede asumir la responsabilidad de tratar con un vestuario como el del Bernabéu sin complejos y con total dominio de la situación para explicarle cuál es la política del club en cada momento. En ningún caso se piensa en él para sentarse en el banquillo, ni ahora ni en un futuro. El pasado viernes ABC publicó que el Real Madrid estaba buscando un mánager a la inglesa y se cita- Sacchi organizará todo el fútbol menos la pizarra del equipo EFE A PÉREZ NO LE TEMBLARÁ EL PULSO ENRIQUE ORTEGO P or mucho que quiera mantener el tipo y se enfade con el mundo cada vez que lee, ve o escucha que este equipo puede estar pasando las últimas hojas de su calendario, nadie debería dudar de que no existe persona tan concienciada y preocupada por la situación actual del Real Madrid como su presidente. Su desmedido sentido del perfeccionismo y su inapelable compromiso de responsabilidad consigo mismo y con los que le han elegido le permiten equivocarse una o dos veces, nunca tres. Por eso Florentino Pérez no des- cansa. Su mente no deja de maquinar ideas, planteamientos, objetivos que devuelvan al Real Madrid al liderazgo mundial. La incorporación de la figura del mánager- -aunque no quiera apellidarle de esa forma- -no es una idea nueva. Desde que salió reelegido la tenía entre ceja y ceja y después de la marcha de Camacho lo tuvo aún más claro. Quiere un hombre que esté por encima del bien y del mal y que organice lo que Valdano no supo o no le dejaron hacer. Que de todo hubo. Y por lo que al equipo se refiere, no le temblará el pulso. Como es él, tranquilo, sibilino, sin estridencias ni polémicas, quiere poner a cada uno en su sitio por mucho contrato en vigor que tenga. Florentino mantiene su reto de fichar a los mejores del mundo, pero será condición innegociable que tengan hambre, gente que se comprometa y respire frescura. De los otros, le sobran.