Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional VIERNES 17 12 2004 ABC Derechos para los presos de Guantánamo ABC. El Pentágono empezó ayer a informar a los detenidos en Guantánamo sobre su derecho a acceder a un tribunal para defenderse, seis meses después de que el Tribunal Supremo de EE. UU. les autorizara a apelar las condiciones de su detención, informaron fuentes militares. Unos 550 supuestos miembros de la red islamista Al Qaida y de las milicias talibanes afganas están detenidos, algunos de ellos desde hace más de tres años, en la base militar estadounidense de Guantánamo, en la isla de Cuba. La mayoría de ellos fueron capturados durante la guerra en Afganistán. El pasado junio, el Supremo decidió que los prisioneros podían apelar las condiciones de su reclusión, que siguen incumpliendo las normas del derecho internacional. Charles Clarke, el nuevo ministro de Interior británico (a la derecha) se reunió ayer con altos cargos de la Policía EPA Blair mantiene la seguridad como prioritaria tras la marcha de Blunkett El Supremo británico echa por tierra la ley antiterrorista del ex ministro b Downing Street advirtió ayer que Blair continúa profesando admiración por Blunkett y negó que la situación fuera embarazosa para el primer ministro EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. Tony Blair mantendrá las cuestiones de seguridad y antiterrorismo como prioridad electoral, a pesar de la renuncia de David Blunkett como ministro de Interior, quien había impulsado una abundante y controvertida legislación desde que tras el 11- S se extendió la psicosis de posibles atentados del extremismo islámico. Para que no se generara el vacío de unos días sin nadie ocupando esa importante cartera, nada más conocerse la dimisión de Blunkett, Blair anunció que éste sería sustituido al frente de Interior por Charles Clarke, hasta ahora ministro de Educación. La misión de Clarke es mantener el legado de Blunkett, aunque esto no será posible del todo porque ayer mismo los Lores de la Ley, el cuerpo de nueve lores que actúan como Tribunal Supremo, consideraron contrario a los derechos humanos poder detener ilimitadamente, sin cargos ni juicio, a extranjeros sospechosos de actividades terroristas. Más detalles de la crisis que desembocó en la marcha de Blunkett fueron conocidos ayer, cuando trascendió que el alto funcionario que investiga las acusaciones contra el ex ministro ha encontrado comprometedor correo electrónico. No favores, simplemente más rápido fue el mensaje enviado desde el despacho del ex ministro a las oficinas de inmigración, interesándose por una rápida tramitación del visado de la criada de la que entonces era su amante. David Blunkett fue advertido de ese hallazgo, y aunque asegura que él personalmente no ordenó ese mensaje, admite que puede dar esa impresión, por lo que presentó su dimisión. Downing Street advirtió ayer que Tony Blair continuaba profesando admiración por Blunkett y negó que la situación fuera embarazosa para el primer ministro. Parece que Blair no descarta recuperar a Blunkett en el Gobierno después de las siguientes elecciones generales, si el resultado de la investigación que se presentará la próxima semana no es especialmente destructivo. Preparar el tercer mandato La marcha de un fiel colaborador la ha suplido Blair con una cadena de nombramientos de políticos blairistas como Clarke o la nueva ministra de Educación, Ruth Kelly, en lo que se interpreta como un deseo de colocar a su gente en lugares relevantes con vistas a un tercer mandato, en el que deberá dilucidar la cuestión sucesoria con el canciller del Tesoro, Gordon Brown. Tras el revés de la marcha de Blunkett, Blair sufrió otro ayer con la decisión de los Lores de la Ley sobre la controvertida ley impulsada por el ex ministro de Interior para detener sin juicio a extranjeros sospechosos de actividades terroristas. Este Tribunal Supremo consideró que el mantenimiento en prisión, sin posibilidades de juicio, de nueve musulmanes extranjeros contraviene la Convención Europea de Derechos Humanos. Prisión indefinida sin cargo o juicio es anatema en cualquier país que observa el Estado de Derecho afirmó uno de los lores. Otro recordó que no se puede discriminar a nadie por razones de nacionalidad. A pesar de la clara advertencia de este pronunciamiento, el nuevo titular de Interior anunció en el Parlamento que los nueve detenidos seguirán en prisión mientras el Gobierno estudia una posible reforma de la legislación. Ciampi veta la reforma judicial de Berlusconi por lesiva para la independencia de la magistratura J. V. BOO ROMA. El presidente de la República italiana, Carlo Azeglio Ciampi, frenó ayer la ofensiva del Gobierno Berlusconi contra la independencia de la Justicia negándose a firmar la ley de reforma judicial por considerarla visiblemente contraria a la Constitución El veto de Ciampi devuelve el texto a las Cámaras, que, según Silvio Berlusconi, introducirán las modificaciones necesarias el próximo febrero, de modo que podamos poner en marcha la reforma Aunque es una barrera débil, el ve- to del presidente de la República fue recibido como un consuelo por los partidos de la oposición, sometidos a un continuo rodillo legislativo, y sobre todo, por la Asociación Nacional de la Magistratura, que ayer invitó al Parlamento a hacer un profundo examen para mejorar una reforma que, por el momento, resulta pésima. Los aspectos de inconstitucionalidad que ahora indica el jefe del Estado los habíamos denunciado hace tiempo La ley es el instrumento de Silvio Berlusconi para imponer un mayor peso del Gobierno sobre la actividad de la Justicia, pero la Constitución garantiza la independencia de ambos poderes, y el presidente de la República ha considerado violaciones de la Carta Magna cuatro de sus puntos: la oficina ministerial de seguimiento de los procesos judiciales, el poder del ministro de Justicia para establecer las líneas de la política judicial, la prerrogativa del ministro de impugnar decisiones del Consejo Supremo de la Magistratura sobre encargos de magistrados y el recorte de las competencias del CSM sobre promociones y traslados. Las malas relaciones de Berlusconi con la Justicia se traducen desde hace años en fuertes ataques verbales y, desde su llegada al Gobierno, en desplantes a magistrados y juristas, empezando por dar la cartera de Justicia a un ingeniero de la Liga Norte.