Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 17 12 2004 Nacional 19 Las víctimas de malos tratos con orden de protección pueden solicitar teleasistencia El servicio, gratuito, ofrece atención inmediata las 24 horas del día b La teleasistencia no se limitará a Las carreras de coches ilegales serán sancionadas por la vía penal C. MORCILLO MADRID. El fiscal general del Estado, Cándido Conde- Pumpido, anunció ayer en el Congreso que la celebración de carreras ilegales de coches acarreará sanciones penales y tendrá una respuesta contundente se produzcan o no accidentes. Avanzó que publicará una instrucción específica en relación con los delitos de peligro de manera que la reacción penal no llegue cuando el accidente ya ha ocurrido, sino antes, valiéndose para ello del delito de conducción temeraria recogido en el Código Penal. Pumpido mostró su preocupación por los hechos sucedidos en Sevilla, donde un niño de nueve años murió arrollado en el transcurso de una de estas carreras. La vía pública no puede convertirse en escenario de competiciones dijo. El fiscal general informó de que ha dado instrucciones a la fiscal de Sevilla para que se aplique el máximo rigor Asimismo, admitió que, en ocasiones, la Fiscalía no ha prestado la suficiente atención a los accidentes de tráfico, y se comprometió a que la próxima Memoria incluya un apartado al respecto. Quién y cómo accede al servicio Pueden ser usuarias todas las víctimas de violencia de género que cuenten con orden de protección, siempre que el juez que la emitió no considere contraproducente esta ayuda para la seguridad de la mujer. No convivir con la persona o personas que les han sometido a maltrato es requisito imprescindible. Puede solicitarse desde hoy mismo en los Ayuntamientos y diputaciones provinciales. El sistema consta de un aparato similar al un teléfono móvil, con GPS, a través del cual el centro de atención conocerá la situación de la víctima y podrá avisar de forma inmediata a la Policía y servicios sociales más cercanos. tir a las mujeres con orden de protección que no están solas, y hacerlo de forma cálida y cercana. El sistema consta de un aparato (similar a un teléfono móvil) con GPS a través del cual el centro de atención conocerá la situación de la víctima. Dispondrá de tres teclas: encendido apa- atender situaciones de crisis, sino que establecerá una comunicación preventiva con las mujeres, con las que se contactará periódicamente S. N. MADRID. Las mujeres víctimas de malos tratos que cuenten con orden de protección judicial frente a sus agresores pueden solicitar ya su incorporación al programa de teleasistencia gratuito de ámbito estatal desarrollado por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, dentro del Plan de Medidas Urgentes contra la violencia de género. El servicio puede pedirse en Ayuntamientos y diputaciones provinciales. El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, y la secretaria de Estado de Servicios Sociales, Familias y Discapacidad, Amparo Valcarce, visitaron ayer en la sede de Cruz Roja Española la sala de atención de este servicio de asistencia 24 horas, basado en la utilización de tecnologías de comunicación telefónica móvil y de telelocalización. El objetivo es transmi- gado, emergencia y contacto con el centro de atención. Asuntos Sociales destacó que el contacto puede establecerse en todo momento y desde cualquier lugar, tan sólo apretando un botón y en la modalidad de manos libres Cuando se produzca una situación de emergencia, el centro de atención avisará inmediatamente a las autoridades policiales y servicios sociales más cercanos a la víctima. Los requisitos para acceder al servicio son: no convivir con la persona que ha sometido a maltrato y contar con orden de protección, siempre que el juez no lo considere contraproducente. La teleasistencia no se limitará a atender situaciones de crisis, sino que establecerá una comunicación de carácter preventivo con las mujeres, con las que se contactará periódicamente. El programa, para el que el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales ha comprometido 18,2 millones de euros hasta 2007, pretende garantizar una atención inmediata y adecuada a las víctimas, proporcionarles seguridad y tranquilidad las 24 horas del día, así como potenciar su autoestima y calidad de vida.