Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión VIERNES 17 12 2004 ABC M. MARTÍN FERRAND Parece que, colectivamente, renunciamos a la excelencia en cualquiera de sus formas y proyectos EL TALANTE TENÍA COLMILLO Rodríguez Zapatero se adentra sigilosamente en la Comisión del 11- M y va dejando una ristra de cargas de profundidad. Era una labor propia de oposición y no de Gobierno cribe Shakespeare- -decía ERECÍAMOS otra que no pero sí y que sí pero cosa que esta fase no: Cuando los pobres clade inclemencia en maban, César lloraba: la amla que la política española bición debería estar hecha ha ingresado quién sabe hasde materia más dura. Sin ta cuándo. Analógicamente embargo, Bruto dice que puede decirse que la gacela era ambicioso, y Bruto es se ha metamorfoseado en VALENTÍ PUIG un hombre honrado criatura cocodriliana deslizándose hasta la gran charI la metamorfosis de Rodríguez ca en la que no hay otra ley que la Zapatero es la que parece, destadepredación y el colmillo. Uno se can dos consecuencias de peso. En pregunta si una metamorfosis de primer lugar, concluye el período tal grado puede pasar inadvertida. de buenismo, la crisálida que envolDe ser así, Rodríguez Zapatero a vió privilegiadamente la llegada de partir de ahora ya no es el mismo: Zapatero al poder, sus primeros gesha pasado a actuar como un ser polítos, la ascensión a las cimas de lo tico con imperativo territorial, artiajeno a las vulgares instrumentallado, dispuesto a despedazar políticiones de la política. En segundo lucamente a su adversario. Relamergar, las derivaciones dialécticas y se o no ya es cuestión de estética. argumentales de la metamorfosis En la tan partitocrática Comide Zapatero en la Comisión del sión del 11- M, por ejemplo, la inter 11- M implican un desorbitado más vención del presidente del Gobierallá de la expresión parlamentaria no incorporó una adaptación de la de un presidente de Gobierno, más célebre retórica acusatoria de Antoallá de las formas políticas y del resnio contra Bruto y sus aliados despeto al adversario, un más allá casi pués del asesinato de César. A nasin regreso en la decisión de volcar die se le atribuían responsabilidala mesa y dejar en suspenso las redes políticas porque la responsabiliglas del juego. La recomposición dad de un atentado no es otra que la del estropicio es muy difícil, y mude los terroristas, pero ahí quedacho más a la vista de un calendario ban innumerables dispositivos de político que comienza por el referelojería, cepos de sofisticada actiréndum del Tratado Constituciovación, fosos con carnicería crononal europeo y sigue, entre otras cometrada. Mientras, Antonio- -essas, con las elecciones autonómicas en el País Vasco. MUCHO TALANTE Y POCO TALENTO P D ESDE que José Luis Rodríguez Zapatero se instaló en La Moncloa, según el modelo de las comedias costumbristas de la televisión, hay mucha anécdota y poco argumento en la vida política española. Afortunadamente. Sólo le faltaba al presidente, rodeado de un espectral equipo de Gobierno, meterse en honduras y tratar de superar las astracanadas que tan bien les sientan a Miguel Ángel Moratinos, Carmen Calvo y otras estrellas del reparto socialista con piezas y proyectos de mayor enjundia y más calibre. Tampoco puede desearse, ni como contraste, que la oposición brille por su fuerza, se haga notar con su iniciativa y nos deslumbre con derroches de sutileza. Instalados los unos y los otros en un confortable bipartidismo fáctico, sazonado con algún toque de folclore periférico y nacionalista, todos van cortando los cupones de su veteranía e, ignoro si resignados o contentos, dejando pasar los días mientras España pierde pulso y los españoles buscan refugio en los viajes largos, las ideas cortas y el pasotismo profundo. Parece que, colectivamente, renunciamos a la excelencia en cualquiera de sus formas y proyectos. De hecho, la iniciativa gubernamental de rebajar el grado del tratamiento a los protagonistas del Ejecutivo no puede ser entendida como un arrebato de humildad, sino como un ejercicio, pleno de igualitarismo, camino de otros modelos de sociedad y convivencia que, sin estar claramente definidos, parecen concordantes con la vocación por la mediocridad que últimamente preside el biorritmo colectivo. Nadie puede dar lo que no tiene y el socialismo, que puede ser redención, difícilmente llega a progreso por su desconfianza ante las personas y su fe en los colectivos. Tengo la sensación de que se nos ha parado el reloj nacional en el 11- M y que el tiempo no pasa. Uncidos a la noria de una comisión inútil el Gobierno y la oposición le dan vueltas al asunto en el único afán aparente de destrozarse los unos a los otros. Andamos, una vez más, en el dramático tracto de nuestra Historia, equivocados de enemigo, y así, además de imposible, la victoria es inconveniente. Mucho talante y poquísimo talento son valores que no llegan a compensarse en la cuenta, inevitablemente elemental, de la realidad política. Nuestra democracia, débil en su origen, voluntariosa en su desarrollo, deformada en sus demandas nacionalistas y confundida en la mezcolanza, en ocasiones impúdica, de los poderes del Estado, está, reconózcase o no, en un atolladero que, por parejo al que padece, en más o en menos, el resto de la Unión Europea y en tiempos de relativa bonanza económica, no alarma como debiera; pero sería prudente que la inteligencia le tomara el relevo al interés partitocrático, la única luz del faro nacional, para conseguir que España, además de posible, resulte probable. Al menos, así lo veo yo tras unas forzadas vacaciones de pluma y antes de sumergirnos en la narcótica tortura de la Navidad. M S OR efectos contagiosos del buenismo, se había sugerido un escenario que venía a ser la alternativa al llamado monolitismo de un Aznar considerado como incapaz de dialogar con Zapatero y con nadie. Lo que se insinuaba era una era política de coloquios en torno a la mesa- camilla, entre un Zapatero buenista y un Rajoy aceptable. De bracete por las nobles calles de León, Zapatero y Rajoy iban a ser el calco postmoderno de una estampa de la Restauración, como Cánovas y Sagasta pactando en bien de todos. Muy al contrario, Rodríguez Zapatero se adentra sigilosamente en la Comisión del 11- M y va dejando una ristra de cargas de profundidad. Era una labor propia de oposición y no de Gobierno, pero las apariencias indican que para Zapatero el fin neutralizaba esos medios. Rodríguez Zapatero anduvo de cacería y le gustó. Caza mayor, caza menor: poco importa. Lo que cuenta es la pieza, estrenarse públicamente en el acontecimiento venatorio, pero no es paradójico que esta actuación le haya hecho más vulnerable, precisamente por enseñar demasiado el colmillo. Rajoy va a quedarse al borde de la charca aguzando todo el sistema defensivo que la astucia galaica pueda concebir. La brecha que iba a quedar amablemente cerrada al apartarse Aznar ahora cada vez es más grande y cada vez está más envenenada. Algo tendrá que ver el nuevo talante de Zapatero. vpuig abc. es REVISTA DE PRENSA timisiles cuya eficacia todavía no ha sido probada podría llamarse: guerra de las galaxias, la farsa El miércoles fracasó una prueba antimisiles sobre el Pacífico, en la que el misil interceptor no logró despegar, admitió la agencia antimisiles. El primer ensayo de ese tipo en dos años había sido postergado previamente cuatro veces debido a las malas condiciones meteorológicas y a problemas en la transmisión de radio. El misil sufrió una anomalía inexplicable poco antes de su lanzamiento desde el atolón Kwajalein, en el centro del Pacífico, 16 minutos después de la partida del misil de ataque, explicó el Pentágono. Se trata del sexto fracaso en el marco del programa del escudo antimisiles estadounidense. Es un nuevo revés embarazoso escribió por su lado el Washington Post, subrayando que los funcionarios del Pentágono no se han mostrado capaces de explicar los motivos del fracaso S. I. EE. UU. El escudo desnudo Estados Unidos fracasó el miércoles en una prueba de su sistema de defensa antimisiles al no conseguir lanzar un cohete interceptor de misiles desde las islas Marshall, como estaba previsto, informó el Departamento de Defensa. Este nuevo revés es ampliamente comentado por los principales diarios estadounidenses, que arremeten contra la Administración republicana. El diario The New York Times tituló uno de sus editoriales El escudo desnudo y escribió: Sin contar el despilfarro gigantesco de dinero de los contribuyentes, el último fracaso del obstinado proyecto del Gobierno de George W. Bush de despliegue de un sistema de defensa an- ¿Fragmentación en Palestina? El peligro de fragmentación política tras la muerte de Arafat es el reto que los sucesores del histórico presidente deben afrontar para alcanzar una estabilidad que abra la puerta a las negociaciones. Si sólo se celebran elecciones presidenciales seremos testigos de graves luchas internas, dentro de Al Fatah y entre Al Fatah y las demás facciones palestinas opina Hani al Maseri, analista del diario palestino Al Ayam. Al Maseri insiste en que el movimiento nacionalista de Al Fatah, mayoritario en la ANP, que ha convocado elecciones presidenciales para el 9 de enero, debería haber fijado también una fecha para las legislativas. S. I.