Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 16 12 2004 57 Cultura y espectáculos Hoy se estrena Todos íbamos en ese tren un conjunto de cortos dedicados a las víctimas del 11- M El MNAC reabre sus puertas como gran escaparate del arte catalán de los últimos mil años Sus Majestades los Reyes inauguran hoy las nuevas salas después de diecinueve años de reformas b El museo exhibe 1.700 obras que permiten viajar casi sin interrupciones entre el nacimiento del románico y la desembocadura en las vanguardias DAVID MORÁN BARCELONA. Con el olor a pintura impregnando aún el ambiente y los operarios ultimando a golpe de mopa y taladro los detalles finales, el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) reabre hoy sus puertas convertido en el primer centro de arte catalán gracias a un fondo que abarca diez siglos de pintura y escultura. Después de 19 años de rehabilitaciones, reformas y ampliaciones, Sus Majestades Los Reyes presidirán hoy la inauguración de un espacio que, gracias a sus últimas adquisiciones, pasará a exhibir 1.700 obras comprendidas en una cronología que abarca desde el románico hasta las vanguardias del siglo XX. Por fin tenemos un mueso con toda la fuerza para ofrecer un discurso amplio del arte catalán anunció ayer el director del museo, Eduard Carbonell. Aun así, la intención de convertirse en un centro de máximo nivel ha llevado a la dirección a completar el recorrido con suculentas miradas exteriores hacia los grandes movimientos españoles y europeos. La reapertura del MNAC, que se produce pocos días después de que la ministra de Cultura, Carmen Calvo, firmase un acuerdo para formar parte del Consorcio del Museo, vendrá acompañada de tres jornadas de puertas abiertas (17, 18 y 19 de diciembre) para dar a conocer a los barceloneses el nuevo contenido del museo. La cúpula restaurada del Palacio Nacional de Montjuïc, sede del MNAC, vista sobre la escultura moderna FOTOS: YOLANDA CARDO El nuevo MNAC en datos Superficie edificada: 45.103 metros cuadrados. Superficie ajardinada: 14.285 metros cuadrados. Espacio para exposiciones permamentes: 10.556 metros cuadrados. Espacio para exposiciones temporales: 2.237 metros cuadrados. Coste total de las obras de rehabilitación: 122 millones de euros. Salas para exposiciones temporales: 3. Número de piezas por colecciones: Arte Románico (167) Arte Gótico (389) Arte del Renacimiento y el Barroco (236) Colección Thyssen- Bornemisza (64) Arte Moderno (636) Colección de pintura catalana de Carmen Thyssen- Bornemisza (27) Dibujos, grabados y carteles (89) Fotografía (53) Numismática (4.285) Cultura firmó un acuerdo con el MNAC para entrar en el consorcio del museo. Jornadas de puertas abiertas: 17, 18 y 19 de diciembre. Panorámica artística La reforma que a partir de hoy podrá disfrutar el visitante consiste, básicamente, en la habilitación de salas en la segunda planta para instalar todas las obras que caben entre el Barroco y el siglo XX, y la adecuación de la primera planta para otorgar mayor protagonismo a las colecciones Cambó y Thyssen. Esta última, que hasta hace unos meses se exhibía en el Monasterio de Pedralbes, aporta al grueso del catálogo reclamos como La virgen de la humildad de Fra Angelico, un velázquez y varios canaletto y rubens. La Sala Oval, gran distribuidor central del Palacio Nacional de Montjuïc y una de las salas cubiertas más grandes de Europa, filtra el acceso a la segunda a planta a través de dos nuevos ascensores. Es en este nivel donde más presente se hace la huella de Gen Aulenti, arquitecta italiana encargada de dirigir una reforma que, tal y como El museo atesora uno de los fondos más importantes de románico y gótico apuntó ayer, se ha centrado en la creación de un espacio más doméstico en el que el visitante se sienta cómodo. La comodidad es, precisamente, lo que permite digerir los notables altiba- jos que se abren entre primeras espadas del Barroco, como Zurbarán y José de Ribera, y el auge del arte moderno, capitaneado por la impresionante Batalla de Tetuán de Mariano Fortuny. A partir de aquí, se suceden nombres, etapas y curiosidades, como la presencia de un cartel semioculto de Toulousse- Lautrec. Destaca también la presencia de espacios dedicados a Santiago Rusiñol, Ramón Casas, Isidre Nonell y la inclusión de un espacio monográfico dedicado a las artes decorativas modernistas y a los muebles de Gaudí. Un pequeño busto de Rodin, dos retratos de Dalí (los únicos que se conservan en Barcelona) esculturas de Gargallo y un repaso a las vanguardias ideadas por Manolo Hugué y Julio González completan un recorrido que desemboca en una rápida radiografía del arte moderno catalán de la colección personal de Carmen Thyssen. En total, el museo cuenta ahora con 45.000 metros cuadrados, cuya ocupación se completa con la recuperación de fotografías, monedas y dibujos de la colección del MNAC. También se ha habilitado un espacio para la Biblioteca General de Historia del Arte.