Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 16 12 2004 Sociedad 53 Narbona: EE. UU. juega a la contra La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, que ayer se incorporó a la cumbre de Buenos Aires, aseguró que el objetivo de la Unión Europea es trazar un futuro con cierta garantía de estabilidad frente a la postura de Estados Unidos, que está jugando a la contra y la posición de los países de la OPEP, como Arabia Saudí y Kuwait, que entorpecen las negociaciones Respecto a las críticas sobre la posición un tanto ambigua que está mostrando la UE para arrancar compromisos a EE. UU. en el año 2012, Narbona dijo que Europa tiene muy clara la forma en que deben desarrollarse las conversaciones que sobre el régimen futuro de Kioto se celebrarán durante el próximo año. La UE exige tres condiciones: las negociaciones se orientarán a compromisos futuros, se incluirán tanto en el marco de la Convención contra el Cambio Climático como en Kioto y los resultados serán evaluados por la COP 11 y aprovechó para presentar la Red Iberoamericana de Oficinas de Cambio Climático. Cristina Narbona, junto a su colegas sueca Lena Sommestad, y japonesa Yuriko Koike, ayer en Buenos Aires AP Comienza la fase final de la Cumbre del Clima con la mirada puesta en EE. UU. Kofi Annan pide a los países que se involucren más allá de 2012 b La Organización Meteorológica Mundial revela que 2004 es el cuarto año más caluroso desde 1861 y que las olas de calor serán cada vez más frecuentes ARACELI ACOSTA. ENVIADA ESPECIAL BUENOS AIRES. La mirada del mundo está depositada en Estados Unidos decía la carta remitida por el secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan, que el director del programa de la ONU para el Medio Ambiente, Klaus Toepfer, leyó ayer en su nombre ante el Plenario de la Conferencia del Clima. La sesión para inaugurar el tramo ministerial de esta cumbre, que finaliza mañana en Buenos Aires, estuvo plagada de referencias veladas, y no tanto, a las posiciones que la Administración Bush está manteniendo desde que se iniciaran las sesiones de los grupos de trabajo el pasado día 6. En este sentido, Annan se refirió a la necesidad de mirar el futuro más allá de 2012 periodo en el que muchos esperan que Estados Unidos acepte las reglas del juego de los países que ya han ratificado Kioto. Pero las palabras más duras, y eso que no citó a Estados Unidos, fueron sin duda las del presidente argentino, Nestor Carlos Kirchner, quien responsabilizó a los países más ricos de la amenaza que supone el cambio climático. Es un problema de naturaleza mundial, debido a causas frecuentemente distantes, radicadas principalmente en sociedades económicamente más poderosas y muchas veces des- aprensivas en la generación de procesos cuyos efectos recaen sobre otros pueblos y otras generaciones dijo. Sin embargo, criticó que el coste es soportado por todos los países y resulta más gravoso para los países en desarrollo, para los más vulnerables, precisamente para los que menos han hecho en provocar esta catástrofe Y terminó diciendo que no es lógico pedir a los pobres que paguen su deuda externa en un mundo en el que los países ricos consumen hasta el hartazgo y los pobres luchan por sobrevivir Y es que ya no hay duda de que el cambio climático agravará las ya insoportables condiciones de pobreza y hambre en todo el mundo. Y a tenor del informe presentado ayer por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) que analiza las anomalías registradas durante este año en el planeta, el cambio climático avanza sin pausa. Así, cuando termine el año 2004, pasará a ser el cuarto más caluroso desde 1861, según explicó el secretario general de la OMM, Michel Jarraud. Además, las olas de calor como la ex- perimentada el verano pasado en España y sur europeo, serán entre tres y cuatro veces más frecuentes en los próximos 50 años. La temperatura media en superficie fue en 2004 de 0,44 grados centígrados superior a la media anual del periodo 1961- 1990, sólo ligeramente inferior al valor de 2003, cuando el aumento fue de 0,49 grados centígrados. Pero el año más cálido sigue siendo 1998, cuando las temperaturas fueron 0,54 grados centígrados más altas de la media de los últimos 30 años, influenciadas por el fenómeno El Niño Bailar con las botas puestas C. DE CARLOS. CORRESPONSAL BUENOS AIRES. Como muestra del Cambio Climático, la de ayer fue una jornada en la que se pasó de una solanera de 30 grados al diluvio austral. Con los primeros rayos de sol se produjo el aterrizaje en tromba de los ministros de Medio Ambiente del mundo, incluida la española Cristina Narbona, primera entre las primeras en llegar al recinto ferial. Todavía atizando el sol, se registró una puntualidad casi perfecta, es decir, desconocida en Argentina, de la Apertura del Tramo de alto nivel Por la tarde, todo parecía, y asombrosamente estaba, bajo control. Para no olvidar que el malo de la película es Estados Unidos, periodistas y fotógrafos sujetaban bien a la vista sus acreditaciones y sus cámaras con una cinta roja y blanca: Yes to Tokio. Not to Bush Una plegaria con escaso futuro que, en otras palabras, significa que sí al compromiso de Japón a reducir los gases de efecto invernadero y que ni locos a seguir dejando a la Administración estadounidense que se pase por debajo de la axila ese protocolo. Campo de botas Quizás por detenerse a echarle un vistazo a la curiosa cinta fue atrapado a lazo Jürgen Trittin. Con buena cara, pese al chaparrón que le iba a caer, el ministro de Schröder aplaudió el baile organizado por la asociación ecologista World Wilde Fund (WWF) Esto es, un campo de botas con banderas de todos los países, presidido por una piscina infantil en la que, enfundados en sus catiuscas, una pareja de bailarines interpretó El último tango... del clima Entre paso y paso, se presumía que el calentamiento de la Tierra hacía subir el nivel del agua hasta las corvas. Ningún par de botas será lo suficientemente grande como para lidiar con el calentamiento global Jennifer Morgan, en representación de WWF le leyó la cartilla al voluntarioso alemán. A fin de cuentas, era el único miembro de la UE- -hasta ahora más fiel a Washington que a sí misma- que llegó cuando había comenzado el espectáculo. Pero el ministro salió del paso con garbo y redobló la apuesta: Ojalá no haya necesidad de botas para bailar el tango. Si la UE asume reducir el 30 por ciento de sus emisiones, Alemania recortará el 40 por ciento A estas alturas, Narbona había sorteado ese escenario y se entregaba a otro: Coordinación comunitaria paso previo a la inauguración del Tramo de alto nivel que presentó el presidente Nestor Kirchner.