Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 16 12 2004 Internacional 35 EE. UU. dice que mejoran las relaciones con España, pero critica su actitud hacia Cuba Un alto funcionario considera superada la guerra de palabras entre ambos gobiernos de un cambio político no puede ser decirle a los disidentes que en el futuro sólo se va a hablar con ellos en un cuarto oscuro ABC MADRID. El subsecretario de Estado adjunto de Estados Unidos para Asuntos Europeos, Glyn T. Davies, aseguró ayer que las relaciones con el Gobierno español ya han empezado a mejorar, tras la guerra verbal que siguió la llegada al poder del presidente Rodríguez Zapatero, si bien criticó la política sobre Cuba que España promueve en la Unión Europea (UE) En una videoconferencia de prensa desde Washington organizada por la Embajada de EE. UU. en Madrid, Davies expresó grandes dudas sobre la nueva estrategia respecto a la isla que sigue la UE, en la que España desempeña un papel clave y advirtió de que el precio de un cambio político en Cuba no puede ser decirle a los disidentes que en el futuro sólo se va a hablar con ellos en un cuarto oscuro Tras considerar intolerable e insostenible la situación de Cuba, afirmó que la mejor forma de tratar con su régimen no es hacerlo a costa de los disidentes, que son héroes y necesitan nuestro apoyo y juzgó un error dejar de invitarles a las embajadas para que Fidel Castro premie esa política excarcelando presos, porque puede liberar a unos y, al día siguiente, detener a otros. Respecto a las relaciones de Washington con el Ejecutivo español, reconoció que atravesaron un periodo bastante difícil tras la llegada al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, debido a la retórica pública que hubo entonces, pero precisó que, en las últimas semanas ambas partes han declarado una pausa Davies eludió comparaciones entre la relación personal que el presidente George W. Bush mantenía con el anterior jefe del Ejecutivo, José María Aznar, y la que puede llegar a establecer con Rodríguez Zapatero, porque el actual presidente del Gobierno es diferente de su antecesor, e insistió en dejar claro que hay buenas perspectivas para la colaboración bilateral. Ni el pueblo español ni el estadounidense permitirían que continuara la guerra de las palabras entre los dos Gobiernos, subrayó este alto cargo de la diplomacia de EE. UU. quien valoró el interés del Ejecutivo de Rodríguez Zapatero por buscar fórmulas para mejorar las relaciones bilaterales. De hecho, aseguró que esta relación está mejorando mucho, diariamenb Davies señaló que el precio te recordó que Bush respondió a la felicitación de Zapatero con una carta y destacó que ambos países tienen intereses comunes y están conversando ya en los niveles más elevados sobre cuestiones fundamentales. En este sentido, indicó que las dos naciones deben trabajar conjuntamente en asuntos relacionados con Europa, Iberoamérica y Afganistán, donde España puede desempeñar un papel muy importante, y señaló que el Gobierno español participa en la discusión de todas las cuestiones relativas a Irak que Estados Unidos trata actualmente con la UE. AFP Amenaza a la Oficina de EE. UU. en La Habana DPA. Estados Unidos rechazó una petición perentoria de Cuba para que retirara del jardín Invitación a Zapatero Mientras tanto, en Cuba, la disidente Marta Beatriz Roque, organizadora de la Asamblea para Promover la Sociedad Civil, informó de que el Gobierno de Rodríguez Zapatero ha sido invitado a la reunión general que, el próximo 20 de mayo, celebrarán en La Habana y a la que asistirán unas 300 organizaciones de disidentes en la isla. La ex presa política explicó que la Asamblea está abierta a todos los que quieran participar por este motivo, hemos invitado a nuestra reunión general a organizaciones de disidentes en la isla que no pertenecen a la Asamblea, como la dirigida por Vladimiro Roca o a la Fundación Lawton de Dere- de su Oficina de Intereses en La Habana los ornamentos navideños colocados allí desde hace una semana. Al parecer el motivo serían un aviso luminoso con el número 75, en homenaje a los 75 disidentes que fueron encarcelados en el año 2003 en Cuba. El jefe de la Oficina de Intereses, James Cason, comunicó al Gobierno de La Habana que sus país está dispuesto a pagar el precio que sea pero que no retirará los ornamentos. Las autoridades cubanas habrían respondido que Cason deberá atenerse a las consecuencias. chos Humanos, liderada por el opositor encarcelado Oscar Elías Biscet Además, indicó que habían invitado a jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo, como al presidente de Francia, Jacques Chirac también al Gobierno de Zapatero, pero todavía estamos esperando su respuesta La concentración será un acontecimiento inédito en la historia del país donde, según recordó, todos los actos masivos deben estar organizados o al menos aprobados por el Estado. Si el Gobierno cubano no aprueba la celebración de nuestra reunión, ese será un problema suyo advirtió. RAMÓN PÉREZ- MAURA DE BUSH, ZP Y UN DICTADOR DEL PARAGUAY iene relatada Jean d Ormesson en su novela El viento de la tarde -que da nombre a una trilogía sobre el paso del tiempo y la meta de la felicidad- -una historia memorable. Nos recuerda lo sucedido con un dictador paraguayo del siglo XIX- -si fue Rodríguez Francia, uno de los López, el general Caballero o el general Egusquiza, poco importa- El dictador, en unas horas de solaz en el Folies- Bergère parisino, sucumbe a los encantos de Madó Maubeuge a la que lleva consigo cuando vuelve a Asunción. La chica del can- can asciende a consorte del dictador que hace reformar el protocolo de la república para que los embajadores acreditados deban besar el pie de la dama cuando son citados en palacio. El emi- T sario de la Reina Victoria, Emperatriz de las Indias, se niega a doblar la testuz. El dictador, furioso, lo arresta y en el día de la fiesta nacional lo pasea por Asunción en condiciones humillantes para demostrar la superioridad del Paraguay frente a la única potencia de su tiempo: el Imperio Británico. Enterada la Reina Victoria de lo sucedido, pierde su proverbial flema y ordena el envío de la flota a bombardear la costa paraguaya. Tras un incómodo silencio, su primer ministro le indica, entre bisbiseos, que el Paraguay carece de costa. La Reina recompuso su figura y ordenó que el Paraguay fuera borrado de los mapas del servicio imperial de cartografía, lo que fue el caso durante las restantes dos décadas de su reinado. Salvando los condicionantes y las causas que desencadenan los hechos, del XIX al XXI no es tanto lo que han cambiado las cosas. Un círculo de amigos de Europa, Asia y América, reunido el pasado fin de semana en Washington en torno a interlocutores de la Administración- -de todas las tendencias de la Administración, no sólo de los denostados neocons -pudimos comprobar como la literatura que retrata el siglo XIX es hoy un espejo de la realidad: España ha desaparecido del mapa. La humillación de un político español a la bandera de Estados Unidos durante la celebración de la Fiesta Nacional- -de 2003- -ha logrado que España hoy no exista. Por fortuna vivimos en un tiempo y contamos con unos activos que están por encima de las circunstancias. La Administración Bush sabe diferenciar y no tiene inconveniente en dar al Rey de España el trato más privilegiado para que llegue al círculo íntimo de la familia del presidente y defienda la causa de su Gobierno. Pero la labor que hoy intenta desempeñar en Washington el embajador Carlos Westendorp roza lo hercúleo. Defiende que un país vuelva a emerger de las aguas, cual Atlántida, y recupere su espacio en el mapa.