Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 JUEVES 16 12 2004 ABC Nacional Las víctimas esgrimen en el Congreso su dignidad frente al uso partidista de la Comisión del 11- M Emotivo alegato de Pilar Manjón y José Alcaraz contra el papel de políticos y medios b Zapatero nombra a Peces- Barba POLÍTICOS No utilicen de manera sistemática a nuestros heridos y afectados- -mucho menos a nuestros muertos- -como culpables de la derrota electoral de algunos o billete de triunfo de otros MEDIOS DE COMUNICACIÓN Vendida ha quedado su conciencia de periodistas a la ley de las audiencias. Y si por algo no hubiera quedado suficientemente claro, afirmamos que por encima del derecho a la información está el derecho de los ausentes a preservar su intimidad CIERRE DE LA COMISIÓN No queremos que esta comisión continúe. No, desde luego, en su formato actual: un espacio para la riña entre partidos. Exigimos de manera contundente y explícita la creación de una nueva comisión formada por personas independientes y expertos. Una comisión donde no haya partidos Alto Comisionado para paliar el descontento de los afectados y Rajoy lo apoya, pese a no ser consensuado en el pacto antiterrorista J. L. LORENTE MADRID. Imborrable lección la que dio ayer la sociedad civil en el Congreso de los Diputados. Las víctimas silenciaron el gallinero en que se ha convertido desde hace meses el Parlamento de la nación. En tan sólo tres horas, la crispación se convirtió en cordura. Tuvieron que ser José Alcaraz, que perdió a un hermano y dos sobrinos por la barbarie etarra, y Pilar Manjón, una madre de luto por la muerte de su hijo en la masacre de Madrid, quienes pusieran las cosas en su sitio, sacaran los colores a sus señorías y escribieran una de las páginas más brillantes e inesperadas del parlamentarismo español. Sin alzar la voz, una mujer prácticamente anónima- -de 46 años, separada y madre de dos hijos- -logró que su discurso- -duro y estremecedor- -retumbase entre los cimientos del Palacio de la Carrera de San Jerónimo y fuera de él. Su discurso dio a las víctimas el protagonismo que las riñas entre partidos les han quitado durante los trabajos de la comisión. Los representantes de los grupos parlamentarios no tuvieron más remedio que agachar la cabeza, asumir errores, aplaudir la intervención y pedir disculpas a las víctimas. cas, censuró a los grupos parlamentarios por hacer política de patio de colegio Por ese motivo, pidió el fin de la comisión y su sustitución por un órgano investigador independiente, sin partidos que aclare la verdad y plantee reformas en materia de seguridad. Uno de los momentos más emotivos fue cuando, con la voz quebrada, aseguró: Venimos a reprocharles como diputados y, por lo tanto, como representantes del pueblo- -que no se les olvide- sus actitudes de aclamación, jaleos y vítores durante el desarrollo de algunas comparecencias en esta comisión, como si de un partido de fútbol se tratase. De lo que se está hablando, señorías, es de la muerte y de las heridas de por vida padecidas por seres humanos, de pérdidas que nos han llenado de desolación y amargura en el mayor grado posible. ¿De qué se reían, señorías? ¿Qué jaleaban? ¿Qué vitoreaban en esta su comisión? REACCIONES Alfredo Pérez Rubalcaba Portavoz del Grupo Socialista Las víctimas pueden irse satisfechas hoy de aquí, porque han conseguido algo que es la primera vez que se ha visto en esta comisión. Han hecho que seamos unánimes todos en un ejercicio de autocrítica Reparto de responsabilidades Las críticas a la clase política las repartió por igual entre todos los partidos del arco parlamentario: No utilicen de manera sistemática a nuestros heridos y afectados- -mucho menos a nuestros muertos- -como culpables de la derrota electoral de algunos o billete de triunfo de otros Y todo para concluir que no es de recibo que se busque el esclarecimiento de los hechos con acusaciones entre partidos de imprevisión política y manipulación informativa o críticas por organizar manifestaciones ilegales y linchamientos sociales Achacó la responsabilidad de los atentados a los autores materiales de los hechos, los instigadores y los ideólogos pero- -eso sí- -opinó que más allá de los hechos irrefutables y de las vidas truncadas hubo errores e imprevisiones como en lo referente a la trama de los explosivos. El ataque a la clase política se extendió a los medios de comunicación: Señores directores de periódicos y agencias de prensa, señores directores de informativos, permítannos dudar de su sensibilidad. Mientras, por un lado, acuden a nosotros una y otra vez para que les contemos nuestro calvario, mientras son ustedes los encargados de hacer recordar al mundo que no puede haber más 11- M en ningún lugar del mundo, se olvidan de nosotros cuando el mercado les llama. Vendida ha quedado su conciencia de periodistas a la ley de las audiencias Pese a todo, expresó en un tono conciliador el deseo de los afectados de ser Voz ahogada por el llanto La portavoz de la Asociación de Afectados por el 11- M tuvo que interrumpir su declaración varias veces ahogada por el llanto. Ante el silencio absoluto de los comisionados, arremetió una y otra vez contra la clase política y los medios de comunicación. Tras reclamar una comisión independiente, ajena a los partidos, que esclarezca la verdad y depure responsabilidades políticas, Pilar Manjón exigió la asunción de responsabilidades con las oportunas dimisiones de los cargos políticos, institucionales y policiales que correspondan, juicios con aplicación plena de la ley y un único organismo que mejore la atención a las víctimas. La intervención de la portavoz puso en evidencia, más que nunca, la actitud que los grupos parlamentarios han demostrado desde que la comisión se puso en marcha, en el mes de mayo. La guinda la pusieron los comisionados el pasado martes cuando acorda- ron que los representantes de las víctimas testificaran a puerta cerrada para que dichas comparecencias no fueran utilizadas de manera partidista La indignación de las asociaciones de apoyo a los afectados por el 11- M hizo que los diputados dieran marcha atrás. Media hora antes de comenzar las comparecencias, el órgano investigador del Congreso acordó que los testimonios contasen con luz y taquígrafos Sin siglas políticas Pilar Manjón leyó durante una hora su discurso, fruto del diálogo interno en la asociación, en el que recalcó que prestaba la voz a todo el colectivo y que no se trataba de una opinión personal. Explicó que su objetivo es mantener viva la voz de las víctimas y, tras dejar claro que éstas no se definen por siglas políti- símbolo de unión y de diálogo entre los diputados y la ciudadanía y de tener un papel activo en la lucha contra el terrorismo. La contundencia en las declaraciones de la portavoz de la asociación de víctimas no dejó más camino que la autocrítica a los representantes de los grupos parlamentarios. Todos, sin excepción, reconocieron sus errores. El portavoz del Grupo Socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, quiso hacer suyos los tres objetivos con los que Pilar Manjón terminó su intervención: Justicia, verdad y reparación. En la misma línea se expresó la comisionada del PP Alicia Castro, quien subrayó que el objetivo principal de su grupo es conocer los autores, no solo materiales sino intelectuales, del 11- M, porque se lo debemos a las víctimas Jordi Jané, por CiU; Agustí Cerdá, por ERC; Emilio Olabarría, por el PNV; Gaspar Llamazares, por IU, y Uxue Barkos, por el Grupo Mixto, emplea-