Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 16 12 2004 Opinión 5 Renuncia obligada Vicepresidente y uno de los principales accionistas de Sacyr Vallehermoso, Juan Abelló presentó ayer su dimisión como miembro del Consejo de Administración del SCH. El empresario despeja así el camino para que la constructora ejecute su anunciada toma de participación del capital del BBVA, ambiciosa operación que salva así el obstáculo de la presencia de Abelló en dos entidades rivales. Reflejos catalanes Dos destacados líderes catalanes expresaron ayer su adhesión a la candidatura de Madrid 2012. Josep Antoni Duran Lleida lo hizo en el Congreso, donde anunció el apoyo de CiU a la capital española, ante cuyo alcalde también quiso Pasqual Maragall ratificar la colaboración de la población, los medios, la opinión pública y el Gobierno de Cataluña y su presidente, que están definitivamente y a fondo con Madrid. Actos reflejos para neutralizar el efecto Carod más dañino para los intereses de la propia Cataluña que para una ciudad convertida en objetivo de su fiebre nacionalista. Tachaduras Tras conocerse el IPC de noviembre, publicado ayer, la Seguridad Social tendrá que abonar 1.873 millones de euros para compensar a los pensionistas por la desviación de precios en 2004. La cifra, que duplica a la del año pasado, representa el desfase de unas cuentas cada vez más descuadradas para el vicepresidente Pedro Solbes. Suma y sigue en un ejercicio lleno de tachaduras. EPA La puerta se entorna para Turquía. Por 407 votos a favor, 262 en contra y 29 abstenciones, el Parlamento Europeo otorgó ayer su apoyo al inicio de negociaciones con Turquía para una futura adhesión a la Unión. La votación fue secreta con el objetivo de que los diputados votasen en conciencia y no se dejasen influir por la postura de los gobiernos o partidos nacionales. Aunque el informe de la Eurocámara no es vinculante, sí que puede marcar políticamente la decisión que los 25 Gobiernos de la Unión Europea deben tomar formalmente a partir de hoy. En la imagen, los eurodiputados muestran el sentido de su voto. ¿DÓNDE ESTÁ LA FRONTERA? ALBERTO SOTILLO OS abogados de la integración de Turquía en la UE sostienen que la entrada de este país musulmán en el club europeo sería la más adecuada fórmula para evitar un choque de civilizaciones en un Viejo Continente que no puede permitirse el riesgo de enfrentarse con el Islam. Es un dato a tener muy en cuenta, pero en una decisión de esta magnitud más vale escuchar a todos. El ex comisario de Agricultura, el austriaco L Franz Fischler, ha recordado que el ingreso de Turquía significaría el fin de la Política Agrícola Común, porque ésta es unapolítica demasiado cara para seraplicada en el nuevo socio. Lo mismo podría decirse de las ayudas económicas de la política de cohesión. La entrada de Turquía va a ser una revolución para la Unión. Las actuales políticas de solidaridad económica van a ser impracticables. El ex presidente francés y padre de la Convención Europea, Valery Giscard d Estaing, cree que el ingreso de Turquía es un proyecto impracticable porque terminaría diluyendo todas las más ambiciosas políticas de la Unión, incluida su acción exterior y sus planes de Unión Política. Pero eldebate es rico en matices y argumentos. El proceso de acercamiento de Turquía a la Unión ha servido para que este Estado se haya convertido en el país más moderno del Islam: la abolición de la penade muerte, el pluralismo democrático, el respeto a minorías y religiones, la apertura económica, la gradual integración de los kurdos e incluso la conver- sión de un partido islamista en una organización políticamás omenos convencional y europeísta. Europa vive a orillas de OrienteMedio y necesita aun socio y aliado como Turquía en esa zona cada vez más ineluctablemente integrada en el espacio europeo. Claro que si Turquía va a ser parte de la Unión, ¿por qué no lo serían Ucrania, Georgia, Moldavia? ¿Por qué no la propia Rusia? ¿O Kazajstán, Uzbekistán y Turkmenistán, que son Estados túrquicos, que comparten lengua y cultura con la propia Turquía? ¿Dónde están las fronteras de la UE? ¿Dónde los límites de sus políticas comunes?