Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 MIÉRCOLES 15 12 2004 ABC Cultura y espectáculos Joyas de la cultura Los fondos incluyen 8 millones de libros de la biblioteca de la Universidad de Stanford, 7 millones de la de Michigan, 40.000 de Harvard, un número indeterminado de la Bodleian Library de Oxford de antes de 1900 y joyas literarias de la Librería Pública de Nueva York. Cómo funciona Igual que en cualquier buscador, los usuarios de Internet podrán acceder dentro de menos de diez años al texto completo de millones de libros fundamentales utilizando el mismo procedimiento de búsqueda que hoy se emplea cuando se recurre a Google. Datos del proceso El coste de la operación es de unos 10 dólares por volumen. El ritmo de digitalización se acelerará próximamente a 50.000 páginas diarias en Stanford, situada junto al cuartel general de Google, y se espera conseguir una media de 5.000 libros al día en Michigan. Gratis si no hay copyright El acuerdo anunciado ayer autorizará a Google a publicar el texto completo de aquellos libros lo suficientemente antiguos como para no estar todavía bajo protección de los derechos de autor, que en Estados Unidos incluye casi todo lo editado antes del año 1923. Quince millones de libros de las mejores bibliotecas del mundo, al alcance de un ratón Google digitalizará los fondos de prestigiosas colecciones y los pondrá gratis en su base de datos b La Biblioteca Pública de Nueva York pondrá a disposición del mundo preciosos manuscritos y materiales especialmente delicados no sujetos a las leyes del copyright ALFONSO ARMADA CORRESPONSAL NUEVA YORK. La gran biblioteca universal, un sueño borgiano, dio ayer un paso de gigante con el acuerdo firmado entre el mayor y más popular buscador digital del mundo y varias grandes bibliotecas para poner al alcance de un ratón 15 millones de libros en su integridad a través de internet y gratis. En un lapso de diez años, Google se encargará de digitalizar y poner en una gigantesca estantería virtual los ocho millones de libros que atesora la biblioteca de la Universidad de Stanford, los siete millones de la universidad de Michigan, 40.000 ejemplares de la biblioteca de Harvard y un número indeterminado de la prestigiosa Bodleian Library de Oxford publicados antes de 1900. La Biblioteca Pública de Nueva York, que ayer anunció a bombo y platillo un acuerdo que considera pionero pondrá a disposición de la avidez lectora universal preciosos manuscritos y materiales especialmente delicados no sujetos a las leyes del copyright que hasta ahora estaban sólo al alcance de investigadores en su sede central, esquina entre la calle 42 y la Quinta Avenida de Manhattan. Sergey Brin y Larry Page, los artífices de Google, un ingenio de búsqueda archipopular que fundaron en 1998, dieron ayer un paso formidable en su afán de multiplicar de forma exponencial el acceso universal a toda la información que guardan algunas de las más nutridas bibliotecas del mundo. Así se hará la biblioteca virtual Nadando en dinero fresco gracias al inusitado éxito de la salida de Google a bolsa el pasado verano, Brin y Page esperan, sólo en Stanford, digitalizar 50.000 páginas diarias. En el cuartel general de Google, situado en Mountain View, a escasos kilómetros del campus de Stanford, será instalado un centro de reproducción digital: los libros serán trasladados desde la biblioteca de la universidad a Google, leídos por un escáner y enviados de vuelta a su casa. Otros dos centros de reproducción serán creados en Harvard y en la universidad de Michigan, donde estudió Page, y donde habían comenzado a digitalizar sus fondos a un ritmo de 5.000 libros al año. Cuando el programa esté a pleno rendimiento, 5.000 libros serán copiados al día. Con un coste aproximado, según citaba ayer el New York Times de fuentes del sector, de 10 dólares por volumen, el acuerdo de Google con cinco instituciones punteras no es de carácter exclusivo y de seguro espoleará la competencia de otros buscadores que tratan de aprovecharse comercialmen- La sala de lectura de la Biblioteca Pública de Nueva York lucía ayer su calma habitual Referente hispano I. B. ALICANTE. La Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes se ha convertido en un lustro en una referencia de las letras hispánicas. Desarrollada por la Universidad de Alicante y el Banco Santander Central Hispano, sus fondos cuentan ya con más de 15.500 archivos digitilizados, y la cifra de visitas a sus páginas (www. cervantesvirtual. com) no ha dejado de crecer hasta las 120 millones actuales. Incorpora a las últimas novedades literarias, y una amplia fonoteca o su novedosa Biblioteca de Signos. te de la red de redes, como Amazon (que permite a sus usuarios hojear algunas páginas de libros sujetos a derechos de autor) Microsoft y Yahoo. Dentro de dos décadas, la mayoría del conocimiento mundial estará digitalizado y accesible, y uno espera que para que pueda ser leído gratuitamente a través de Internet, al igual que hoy ocurre en las bibliotecas declaró al Times Michael A. Keller, bibliotecario jefe de la Universidad de Stanford. Para Paul LeClerc, presidente de la Biblioteca Pública de Nueva York, que atesora 50 millones de documentos (entre ellos 20 millones de libros) y que con sus 89 sucursales en Nueva York es una de las más democráticas del mundo, el acuerdo sin precedentes con Google es un programa piloto para las