Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 15 12 2004 Nacional 17 Polonia ve difícil apoyar a España en la UE tras el plantón de Zapatero Varsovia quería tratar con Madrid el reparto de los fondos de cohesión de la UE Belka se reunirán mañana, en Bruselas, durante el Consejo Europeo y buscan nueva fecha para celebrar la cumbre en febrero del año próximo LUIS AYLLÓN. ENVIADO ESPECIAL VARSOVIA. La suspensión del viaje de José Luis Rodríguez Zapatero a Varsovia para participar en la cumbre hispano- polaca prevista para hoy ha causado malestar en el Gobierno de Polonia, según se desprende de las declaraciones hechas por Jaroslaw Pietras, jefe de la Oficina de Integración Europea. Pietras, cuyo cargo equivale al de ministro para los Asuntos Europeos, dijo a los periodistas que el Ejecutivo de su país entiende los motivos del aplazamiento, pero señaló que es una circunstancia desafortunada que ha impedido hablar de intereses comunes en vísperas del Consejo Europeo de Bruselas. Las medidas palabras de Pietras a los informadores esconden, sin embargo, según fuentes próximas al Gobierno polaco, la frustración provocada por el hecho de no haber podido abordar en profundidad con España el delicado asunto de las perspectivas financieras de la Unión Europea, en el que los dos países se juegan bastante. El propio ministro, en unas declaraciones que hoy mismo publica el influyente diario polaco Gazeta Wyborzca afirma que no sólo los polacos tendrán que lamentar que no se haya celebrado la cumbre, sino que también tendrá que hacerlo España, porque a partir de ahora será difícil que pueda contar con nuestro voto Oficialmente no ha habido ninguna protesta y, según indicó el embajador español en Varsovia, Rafael Mendívil, Polonia ha comprendido perfectamente lo que sucedía y se están buscando fechas para que se pueda celebrar la reunión cuanto antes en el mes de febrero Pero lo cierto es que los polacos, que sólo tienen por el momento cumbres con Alemania y con España, y que ya encajaron de mal grado la retirada de las tropas españolas con las que compartían misiones en Irak, están dolidos por lo que ha ocurrido. b Zapatero y Cuatro viajes suspendidos en ocho meses L. A. VARSOVIA. La suspensión de viajes oficiales a última hora está empezando a convertirse en una de las señas de identidad del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero. Bien es verdad que no es el primer presidente del Gobierno que se ve obligado a cancelar desplazamientos previstos con anterioridad. Felipe González, por ejemplo, dejó plantadas a las autoridades rumanas en mayo de 1994 porque se le fugó Luis Roldán. Y a José María Aznar todavía le esperan en Vietnam, a donde tenía que haber viajado, primero en octubre de 2000 y después en enero de 2001. Un atentado terrorista y la muerte de su padre fueron los motivos aducidos para las suspensiones. En mayo de 2003, igualmente por un atentado, Vladimir Putin no pudo contar con él en la cumbre de San Petersburgo entre la UE y Rusia, a la que Aznar tenía ya poco interés en ir. Pero si no es difícil recordar estos momentos, al ritmo que lleva el actual presidente del Gobierno, los periodistas vamos a necesitar anotarlos cuidadosamente en las agendas para no olvidarlos. En sólo ocho meses, Zapatero ha batido todas las marcas. En junio, abandonó precipitadamente la cumbre de la OTAN en Estambul, donde tuvo un fugaz encuentro con George Bush. En octubre optó por desplazarse a Galicia para un acto de partido, en lugar de participar en el Foro Formentor, donde era esperado, junto al presidente del Portugal, Jorge Sampaio, y al primer ministro de Marruecos, Driss Yetú. A finales de noviembre, desde La Moncloa se llamó al Kremlin para decir que Zapatero no podría reunirse con Putin el 1 de diciembre, como estaba previsto, después de que se viera obligado a responder a preguntas de la oposición en el Congreso, al no haber comunicado nadie a la Cámara que iba a viajar a Moscú ese día, aunque oficialmente se dijo que era para apoyar a Moratinos. El 10 de diciembre, nueva fecha de la visita, Putin tuvo que esperar una hora a que llegara Zapatero desde Madrid. Y ayer se canceló la cumbre con Polonia. Moratinos saluda a su colega polaco, Wlodzimierz Cimoszewicz, en Bruselas hesión deben ser sostenibles, que el reparto del coste de la ampliación sea equitativo y que la salida de la percepción de esos fondos sea de manera gradual Con ello, España trata de salvar al menos entre el 30 y el 40 por ciento de las actuales ayudas, ya que según la propuesta de la Comisión Europea, del 2007 al 2013, nuestro país percibiría sólo 9.000 millones de euros frente a los 44.000 que obtuvo entre 2000 y 2006. Es decir, que, aunque los dos países defienden la política de cohesión, sus planteamientos chocan, como ayer pudo comprobar el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, EPA quien se reunió con su colega polaco, Wlodzimierz Cimoszewicz, en Varsovia, a donde había llegado la noche anterior, sólo media hora antes de que se suspendiera el viaje de Zapatero. El propio jefe del Ejecutivo, que en la mañana de ayer llamó a Belka para disculparse, tendrá oportunidad de conversar mañana con el primer ministro polaco, en Bruselas, aprovechando la presencia de ambos en el Consejo Europeo, un encuentro que difícilmente sustituirá a una cumbre en la que estaba prevista la participación de cinco ministros y dos secretarios de Estado de cada país. El Gobierno rectifica y admite que confundió la deuda histórica andaluza con la financiación ABC SEVILLA. En menos de veinticuatro horas el Gobierno central se ha visto obligado a rectificar una respuesta parlamentaria dada al PP en la que aseguraba que consideraba saldada la deuda histórica con la Junta de Andalucía. Así, en una contestación a una pregunta de la diputada del PP, Celia Villalobos, el Ejecutivo aseguraba que la Disposición Adicional II del Estatuto de Autonomía andaluz, había sido saldada con los 2.500 millones de euros que Zapatero abonó a Andalucía por la liquidación del anterior sistema de financiación el pasado junio. La mezcla de conceptos (deuda histórica y finan- Dos posturas encontradas El primer ministro, Marek Belka, que llegó en mayo al poder, estaba muy interesado en hablar con el presidente del Gobierno español sobre los próximos presupuestos comunitarios, antes de la Cumbre de Bruselas de los días 16 y 17, en cuyas conclusiones Polonia desea que se incluya un párrafo que subraye las necesidades particulares de los nuevos Estados miembros La pretensión polaca choca con la oposición española a esa inclusión, si no va acompañada de otras en las que se reconozca que las ayudas de co- ciación autonómica) provocó que la Junta de Andalucía atribuyera el lunes por la noche lo ocurrido a un error burocrático y que el Gobierno se viera obligado a rectificar su respuesta parlamentaria. Así, ayer una nueva contestación a Villalobos admitía que la deuda histórica no había sido objeto de reuniones entre la Junta de Andalucía y el Gobierno aunque sí se trató la financiación autonómica. Esta confusión provocó también ayer que el PP solicite que el Parlamento andaluz apruebe una declaración institucional en el próximo pleno del día 22 para reprobar la agresión a Andalucía Club de los poco cumplidores Una cierta alergia personal a los viajes al extranjero, unida a la configuración de unas agendas excesivamente sobrecargadas, están colocando a Zapatero en un carril que no le conduce precisamente al prestigio internacional, sino a su inclusión en el club de los poco cumplidores, que no está desde luego formado por los grandes estadistas. Todo será que si, en un arranque de pasar página, Bush llama a Zapatero para fijar una cita en la Casa Blanca, éste conteste como en el anuncio del Plus: Pues va a ser que no