Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 14 12 2004 57 Sociedad Educación anuncia cambios en el currículo sólo una semana después de conocerse el informe Pisa No hay razones para legitimar un aborto, explica la Iglesia Para la Conferencia Episcopal Española no hay razones realmente válidas para legitimar en ningún caso la eliminación directa de la vida humana aún no nacida. Ni siquiera las situaciones más graves Una filosofía que el Episcopado defiende sobre todo cuando el aborto se justifica en evitar (al no nacido) el venir a un mundo difícil, o para que no suponga una carga en la familia o un problema en el desarrollo de la vida de la madre Tampoco apoyan los obispos españoles esta práctica incluso cuando se trata de poner a salvo la propia salud o incluso la vida de la madre. Y consideran que la mujer que sufre esas situaciones no ha de ser inducida por la ley a creer que puede hacerlo, dándole a entender que abortar es un hecho socialmente aceptable o incluso un derecho En su defensa de la vida, el Episcopado da un paso más allá al considerar que la ley no puede abonar el campo para que terceras personas se lucren con una industria del aborto que se aprovecha incluso de situaciones dramáticas Y explica que en caso de conflicto último, la ley ha de proteger, de un modo proporcionado, lo más importante que está en juego: el derecho a la vida de la persona inocente Manifestación en contra del aborto el pasado sábado en Madrid ÁNGEL DE ANTONIO Un juez de Avilés autoriza la práctica de un aborto a una discapacitada psíquica, embarazada de seis meses La mujer, de veintisiete años, tiene una edad mental de tres O. VILLA. CORRESPONSAL AVILÉS. El juez José Manuel Niño, titular del juzgado número 1 de Avilés (Asturias) autorizó ayer la interrupción del embarazo a una mujer de 27 años que se encuentra en el sexto mes de gestación, en un caso polémico en todos sus términos y en el que no trascendieron las motivaciones finales que han llevado al magistrado a adoptar esta decisión. El juzgado número 1 de Avilés declaró incapaz a la mujer, discapacitada psíquica, el pasado viernes, a instancias de sus progenitores, que solicitaron la autorización judicial para la interrupción del embarazo. Al parecer, la joven sabe que está embarazada, pero desconoce la trascendencia real de su situación, dado que según diversas fuentes tiene la mentalidad de una niña de tres años. Un dato adicional con el que el juez ha contado para adoptar su decisión es el informe de los forenses, en el que se estima que la joven podría sufrir gravísimos daños psicológicos en el caso de que el embarazo continúe de forma normal y llegue al parto, una situación para la que no la consideran habilitada. Al parecer, el juez también ha recibido información de la clínica a la que los padres de la joven acudieron en la que se afirma que existe un riesgo cierto de que el feto haya desarrollado malformaciones. La decisión ha tenido que adoptarse con toda celeridad, dada la urgencia con la que tendrá que realizarse la intervención quirúrgica. En su lucha por obtener la autorización, los padres de la joven habían superado otro obstáculo previamente, al lograr que no se tuviera en cuenta la petición de la Asociación Asturiana en Defensa de la Vida (Adevida) que intentó personarse con el fin de designar un defensor para el nascituro y evitar el aborto. Una vez obtenida la autorización, los padres de la joven tendrán que encontrar una clínica dispuesta a acometer una operación que, según fuentes médicas, conlleva riesgos ciertos para la vida de la propia embarazada. Supuestos del aborto El Código Penal, en su artículo 417 bis, establece los supuestos legales del aborto en España. No será punible el aborto practicado por un médico y con consentimiento expreso de la mujer embarazada, cuando concurra alguna de las circunstancias siguientes: Salud de la mujer. Que sea necesario para evitar un grave peligro para la vida o la salud física o psíquica de la embarazada y así conste en un dictamen emitido con anterioridad a la intervención por un médico de la especialidad correspondiente, distinto de aquél por quien o bajo cuya dirección se practique el aborto. En caso de urgencia por riesgo vital para la gestante, podrá prescindirse del dictamen y del consentimiento expreso. Violación. Que el embarazo sea consecuencia de un hecho constitutivo de delito de violación del artículo 429, siempre que el aborto se practique dentro de las doce primeras semanas de gestación y que el mencionado hecho hubiese sido denunciado. Taras del feto. Que se presuma que el feto habrá de nacer con graves taras físicas o psíquicas, siempre que el aborto se practique dentro de las veintidós primeras semanas de gestación y que el dictamen, expresado con anterioridad a la práctica del aborto, sea emitido por dos especialistas de centro o establecimiento sanitario, público o privado, acreditado al efecto, y distintos de aquél o bajo cuya dirección se practique el aborto. El juzgado también investigó si la joven pudo haber sufrido algún tipo de abusos sexuales en el centro de asistencia en el que estaba internada hasta ahora, aunque por el momento no ha trascendido si dicha pesquisa se ha resuelto en sentido positivo. En todo caso, la familia acusa de forma directa al centro asistencial de haber ocultado el estado de la joven y de no haber arbitrado medidas que evitasen su embarazo. Esta circunstancia también ha influido en el desarrollo de este caso, pues los peticionarios argumentaron que la joven no fue consciente de su estado durante los primeros meses del embarazo, motivo por el cual ni ella ni sus padres pudieron actuar legalmente dentro del plazo establecido para solicitar la interrupción del embarazo. Otras fuentes aducen que el embarazo podría haberse originado por la relación de la joven con otro interno del centro asistencial, en cuyo caso no cabría la argumentación de que habría sido víctima de un delito contra la libertad sexual. Precisamente, esta posibilidad fue la que originó la petición de que la joven fuera declarada incapaz de decidir sobre su propio futuro y el de su hijo.