Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Nacional RECHAZO HISTÓRICO EN LA CÁMARA ALTA MARTES 14 12 2004 ABC El PP insiste en que el Ejecutivo está moralmente obligado a retirar los Presupuestos y a rehacerlos han comenzado a marcar el paso para la convocatoria de nuevas elecciones mediante la técnica de la bronca y la desestabilización Resucita la Brunete mediática Tras pedir, al mejor estilo del ex líder del PNV Xabier Arzalluz, que la Brunete mediática se vuelva a los cuarteles advirtió a PNV, CiU y BNG que su rechazo a los Presupuestos podría dificultar las reformas estatutarias, constitucionales y del Senado. El reconocimiento de la España constitucional- -profetizó- -no será posible Bonet pidió para los Presupuestos el beneficio de la duda y admitió que no nos gusta nada que retornen al Congreso En cambio, el socialista Segundo Bru no dudó en bromear con el veto al comentar antes de la votación que PP y nacionalistas están a punto de alcanzar su meta histórica: conseguir retrasar una semana los Presupuestos Lo cierto es que el veto de ayer no impide que las Cuentas sean aprobadas en el Congreso, aunque, eso sí, el Gobierno necesitará mayoría absoluta. En caso de no alcanzarse, Rodríguez Zapatero debería presentar de nuevo las Cuentas del Estado en dos meses. El parlamentario del BNG, Anxo Quintana, reiteró que éstos no son los Presupuestos que se merece Galicia sobre todo después de la catástrofe del Prestige Para Pere Macías, de CiU, su grupo decidió vetar por entender que 2005 será un año perdido para Cataluña. Por su parte, el portavoz adjunto del PNV, Xabier Albistur, dijo que las Cuentas reflejan un rabioso continuismo de la política económica del anterior Gobierno Estas tres fuerzas políticas reclaman una mayor receptividad al diálogo del Ejecutivo para poder negociar los Presupuestos de 2005, lo que, lógicamente, no hizo el PP. El vicepresidente económico vio como sus Presupuestos eran cuestionados en la Cámara Alta JAVIER PRIETO PP y nacionalistas tumban en el Senado los Presupuestos y los devuelven al Gobierno Pedro Solbes explica que su capacidad negociadora tiene límites que conseguir el respaldo de la mayoría absoluta del Congreso de los Diputados o presentar de nuevo las Cuentas en el plazo de dos meses CRISTINA DE LA HOZ MADRID. Mientras en la Cámara Baja comparecía por vez primera un presidente del Gobierno en una comisión de investigación, el Senado también vivió una jornada inédita cuando populares y nacionalistas vetaron los Presupuestos Generales del Estado, que serán devueltos al Gobierno y al Congreso sin enmiendas. El resultado de la votación fue muy claro: 140 votos a favor de la devolución, 117 en contra y ninguna abstención. PP, PNV, CiU y BNG mantuvieron sus cuatro vetos, los mismos que el pasado jueves defendieron en la Comisión de Presupuestos del Senado, donde ya se dio el primer toque de atención al Gobierno. Ayer hubo otra marca para la historia democrática: es la primera vez que CiU no apoya las Cuentas del Estado, después de haber votado, incluso en épocas de mayorías absolutas, las de los anteriores Gobierno socialistas y, también, las del PP. Así, aunque la sesión de ayer parecía la crónica de un veto más que anunciado, los senadores no quisieron convertir la sesión parlamentaria en una mera cuestión de trámite y dedicaron seis horas, en sesión de mañana y de tarde, a defender o rechazar la devolución de los Presupuestos Generales al Congreso, todo ello con la presencia del vicepresidente segundo y ministro b El Ejecutivo tiene de Economía, Pedro Solbes. Solbes parecía tener muy asumido cuál iba a ser el resultado de la votación y no fue excesivamente entusiasta a la hora de pedir el voto para sus Presupuestos. Dijo ser consciente del veto y lejos de querer minimizar al Senado, reconoció la importancia constitucional del mismo en un debate de estas características. El vicepresidente argumentó, dirigiéndose fundamentalmente a los nacionalistas, que la capacidad negociadora del Gobierno tiene límites entre otros, los que marca el techo presupuestario o los compromisos europeos, pero eso no justificaba suficien- temente las críticas en las que se sustentaban los distintos vetos. Ya en los pasillos del Senado, al término del debate, dijo que el veto sólo se podría haber evitado con cesiones que habrían hecho los Presupuestos incoherentes Cerrada defensa de ERC Mucho más a fondo se empleó en defensa de los Presupuestos el senador de ERC Carles Bonet, que habló en nombre de la Entesa. A CiU y PNV no se les escapó el detalle de que los socialistas eligieran a un independentista catalán como abogado defensor con argumentos como que algunos sectores El retraso de un senador impide al PP volver a ganar una votación que habría retrasado la reforma judicial C. H. MADRID. El reparto de fuerzas en la Cámara Alta estuvo a punto de dar otro disgusto ayer al Gobierno cuando se votó el procedimiento abreviado de lectura única para la reforma del sistema de elección de los jueces que tantos quebraderos de cabeza ha dado al PSOE en el Congreso de los Diputados. Esta vez, la ausencia de un diputado corrió a cargo de las filas populares, lo que motivó la pérdida de una votación que hubiera sido fundamental para impedir que la reforma del sistema de nombramientos de jueces entrara en vigor en enero, como pretende el PSOE. La ausencia de un senador del PP, -el aragonés Gustavo Alcalde, que llegó quince minutos tarde porque venía de realizar una pregunta en las Cortes Araganesas al presidente socialista, Marcelino Iglesias, y la equivocación de una parlamentaria de CiU, Rosa Aleixandre, arrojó un empate a 126 votos en la primera votación. Esta situación provocó, tal y como está previsto en el Reglamento, que se repitiera la misma, que se solventó con 127 votos a favor de la lectura única y 125 en contra: la senadora convergente había vuelto al redil y Alcalde seguía sin aparecer. A la sesión habían faltado además de Alcalde, cuatro miembros del PSOE y dos de CC, por lo que la presencia del senador popular hubiera dado la victoria al PP y se habría rechazado la tramitación por la vía rápida. El Grupo Popular en el Senado prevé sancionar a su parlamentario según el régimen disciplinario. El portavoz del Grupo, Pío García Escudero, se mostraba muy disgustado con esta situación que, si bien es cierto que no se podía prever que fuera a ocurrir y que se tuvieron que dar las ausencias de otros senadores para convertir en vital la asistencia de Alclade, el resultado es que se podía haber vuelto a ganar una votación fundamental. A partir de este momento la reforma de las vacantes judiciales se votará en el último Pleno del Senado del presente periodo de sesiones, en concreto, el próximo día 22. Este proceso por vía rápida impide, además, la presentación de enmiendas parciales, aunque no la de vetos.