Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN DEL 11- M COMPARECENCIA DEL PRESIDENTE DEL GOBIERNO MARTES 14 12 2004 ABC A la izquierda, un grupo de víctimas que intentó manifestarse ante el Congreso; a la derecha, manifestantes contra Rodríguez Zapatero IGNACIO GIL REUTERS La maratoniana comparecencia obliga a suspender el viaje de Zapatero a Polonia L. A. E. E. VARSOVIA. La larguísima comparecencia del presidente del Gobierno en la comisión de investigación del 11- M, la más larga de las celebradas hasta ahora en la historia parlamentaria de España, obligó a suspender anoche la visita que José Luis Rodríguez Zapatero tenía previsto comenzar hoy a Polonia. Hasta seis ministros iban a acompañar al presidente en su viaje, si bien su fatiga aconsejó posponer la cita para mejor ocasión. Rodríguez Zapatero, y su homólogo polaco, Marek Belka, tenían previsto presidir la II Cumbre Hispano- Polaca, que iba a centrarse en los asuntos europeos, encabezados por la ratificación de la Constitución europea y el futuro de las ayudas regionales. El encuentro se iba a celebrar sólo dos días antes del Consejo Europeo que se celebrará en Bruselas. No obstante, la cita tenía también una importante vertiente bilateral, puesto que junto a los jefes de Gobierno iban a participar los ministros de Exteriores, Justicia, Fomento, Trabajo, Educación y Agricultura, así como los secretarios de Estado de Defensa e Industria. Por otra parte, anoche estaba prevista una reunión de los representantes de los distintos grupos parlamentarios para determinar el representante de las asociaciones de víctimas de la matanza que va a comparecer en la comisión de investigación. Al cierre de esta edición no se había producido una decisión. Esta podría ser la última comparecencia. Decisión salomónica. A primeras horas de esta madrugada y tras las catorce horas de interrogatorio a Zapatero, el órgano investigador del 11- M decidió por unanimidad, aunque con amplio debate, que todos los representantes de las víctimas comparezcan mañana en el Congreso La comisión acuerda invitar a todas las asociaciones de víctimas J. L. L. MADRID. La comisión parlamentaria se reunió, tras la comparecencia de Zapatero, para decidir los representantes de las asociaciones de víctimas que deberán declarar mañana en el Congreso. Alrededor de la una de la madrugada, después de más de una hora y media de debate a puerta cerrada, el órgano investigador acordó- -en una decisión salomónica- -comenzar las gestiones para recibir a los portavoces de todas las asociaciones de víctimas relacionadas con la tragedia y no sólo a la Plataforma de Afectados 11- M, como estaba previsto inicialmente. Además de esa plataforma se tiene conocimiento de otra asociación de Ayuda a las Víctimas del 11- M, que acaba de empezar a recabar socios y de una entidad llamada Atocha 11- M, además de las familias que se adhirieron a la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) El PP solicitó esta reunión después de que problemas internos en la asociación de familiares de las víctimas del 11- M terminase con una escisión y con el anuncio de que sería Pilar Manjón y no Clara Escribano- -a la que se había citado inicialmente- -la persona que compareciese en la Cámara Baja. La comisión acordó ponerse en contacto con el Ministerio del Interior para averiguar cuántas asociaciones agrupan a afectados por la tragedia y cursar invitaciones con idea de agrupar mañana todas las comparecencias. Si no fuera posible, por la tarde se verá cómo recabar el testimonio de las entidades que queden pendientes. Pilar Manjón fue una de las personas que se manifestó ante el Congreso el pasado 29 de noviembre con motivo de la declaración del ex presidente del Gobierno José María Aznar, a quien exigieron responsabilidades políticas por su gestión tras los atentados. Ayer, estuvo también frente al Palacio de la Carrera de San Jerónimo durante la comparecencia del jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero. Precisamente, las puertas del Congreso de los Diputados volvieron a ser escenario de dos concentraciones enfrentadas. Como ocurrió durante la comparecencia de Aznar, aunque con grupos mucho más reducidos, la intervención de Zapatero también fue acompañada ayer de dos concentraciones. Por un lado estaban unos 20 representantes de la Asociación de Víctimas del 11- M, que seguían por radio la intervención del presidente del Gobierno y, por otro lado, a unos diez metros, una decena de jóvenes que, con la cara tapada con banderas de España, exigían saber la verdad Igual que en la oca- sión anterior, la Policía vigilaba a ambos grupos para evitar enfrentamientos. Manjón anunció que si era vetada por iniciativa del PP, acudiría a las puertas del Congreso a leer su mensaje, en el que pediría centrar la investigación en saber qué falló y qué medidas van a plantearse para evitar atentados, no su influencia sobre las elecciones generales. Lo cierto es que cientos de víctimas del 11- M no se sienten representados por Pilar Majón. Ellos optaron por afiliarse a la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y han reclamado que esta asociación también sea escuchada en la comisión parlamentaria que investiga la matanza. Rostros cubiertos por banderas En la otra concentración que surgió ayer frente a las puertas del Congreso, un grupo de jóvenes se situaba detrás de banderas de España con la leyenda Queremos la verdad y Dónde están los confidentes y portaba carteles impresos: No al cierre de la comisión. Rubalcaba, queremos saber la verdad con el logotipo plataforma por la verdad sobre un lazo negro. Todos los consultados aseguraron que no se conocían entre ellos antes de acudir a la concentración, que no sabían o no recordaban quién les había dado los carteles que sujetaban y que no pertenecían a ningún grupo o partido político. El PP pidió la reunión después de que problemas en la asociación de familiares terminase con una escisión