Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN Uxue Barkos Diputada de Nafarroa Bai Pidió que en el nuevo Pacto quede clara la diferencia entre islam y terrorismo fundamentalista Tachó de insultante al actual Pacto, que cita más veces al PNV y a EA que a ETA COMPARECENCIA DEL PRESIDENTE DEL GOBIERNO Paulino Rivero Presidente de la Comisión Otorgó un trato generoso a Zaplana, que interrogó a Zapatero durante más de cuatro horas MARTES 14 12 2004 ABC Si quieren respuestas concretas, hagan preguntas concretas puntualizó a Zaplana Zaplana cerró su turno con un duro ataque a Zapatero por mentir y no saber dar la cara Por la mañana le llamó desleal al no condenar las protestas ante las sedes del PP durante el 13- M b Zaplana elevó el calificativo del LAS CONCLUSIONES DEL PP Su comportamiento, señor Zapatero, y el de su partido no fueron leales con el anterior Gobierno Usted es responsable de haber construido anticipadamente la teoría de que si ocurría algún día un atentado la culpa era del PP Es responsable, señor Zapatero, de no frenar las manipulaciones y bulos, que contribuyeron a dividir a la sociedad Usted es responsable de que su partido se comportase de forma antidemocrática durante el 13- M Su Gobierno tiene la responsabilidad de no fomentar la investigación de los atentados y que sea la sociedad y los medios de comunicaciones quienes impulsen las indagaciones Es responsable de haber dejado a España sin sus aliados fundamentales en la lucha internacional contra el terrorismo islamista PSOE durante esos días a antidemocrático y el jefe del Ejecutivo insistía en que los populares se pregunten por la ira ciudadana J. L. LORENTE MADRID. Zapatero y Zaplana protagonizaron el debate más tenso de la jornada ya en la recta final de la sesión en un interrogatorio plagado de protestas y llamadas al orden. Fue en la segunda ronda de preguntas, cuando Zaplana acusó a Zapatero de haber acudido a la comisión con ánimo agitador a mentir en sede parlamentaria y le espetó: Hay que saber dar la cara lo que provocó protestas y gestos de incredulidad en la bancada socialista. El alboroto arreció cuando el portavoz del PP dijo a Zapatero- -que en todo momento le miraba con semblante serio- -que se había quitado la careta ante los españoles y había mentido en varios momentos de su intervención, sobre todo al afirmar que sólo se había abierto la vía islámica en las investigaciones. España necesita un presidente del Gobierno que no mienta dijo Zaplana, a lo que respondió en voz alta el diputado José Blanco: Ya lo tiene Zaplana provocó grandes aplausos de sus compañeros de filas cuando sugirió a Zapatero que permita que los mandos policiales vuelvan a comparecer para confirmar o rebatir sus afirmaciones, ante lo que algunos comisionados de otros grupos empezaron a protestar. Sí hombre, otra ronda sugirió Llamazares. La incidencia de los atentados del 11- M en las elecciones del 14 de marzo había sido uno de los principales puntos de debate entre José Luis Rodríguez Zapatero y Eduardo Zaplana en la sesión matinal. En un tenso y duro enfrentamiento, el dirigente del principal partido de la oposición insistió en que el comportamiento del PSOE no fue leal e incluso elevó el calificativo a antidemocrático cuando se refirió a las manifestaciones en la jornada de reflexión, que, en su opinión, debieron José Luis Rodríguez Zapatero, ayer en el Congreso de los Diputados jar claro que su partido ni planeó ni incitó ni apoyó las manifestaciones en la jornada de reflexión. Estamos hablando de que ustedes, militantes del PP, han denunciado a 13 personas del PSOE de un total de 400.000 miembros que lo integran. Esta historia de las concentraciones ya la hemos vivido los socialistas. Vivimos sus reiteradas acusaciones durante un mes, sus infundios reiterados sobre la participación de militantes socialistas en los ataques a las sedes del Partido Popular con las manifestaciones contra la guerra de Irak. Y les digo ahora que vayan a los procedimientos judiciales para ver en qué quedó aquello... En nada, como va a quedar todo esto Zaplana intentó que Zapatero condenase las manifestaciones. El jefe del Ejecutivo se limitó a decir que la jornada de reflexión es un día para el respeto Le reitero- -añadió- -que había indignación y que la gente salió a la calle para acudir a las concentraciones El portavoz del Grupo Popular intentó también sin éxito que el presidente del Gobierno se comprometiese a no cerrar la comisión parlamentaria sobre el 11- M sin aceptar las 23 comparecencias pedidas por el principal partido de la oposición. Zapatero se limitó a decir que algunos de los testimonios que piden los populares son indecentes para este Parlamento -en relación a los IGNACIO GIL confidentes en prisión- -y atribuyó la posibilidad de mantener abierta la comisión a la decisión de los grupos. Había oído rumores El portavoz del PP quiso que el presidente del Gobierno reconociese la falsedad de las acusaciones propagadas por dirigentes del PSOE de que el Ejecutivo del PP pretendió aplazar las elecciones y suspender la autonomía del País Vasco. Zapatero tuvo que reconocer que no había oído hablar de esos rumores pero quedó descolocado cuando Zaplana le recordó que el portavoz del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, afirmó en su comparecencia de julio que pidió un informe jurídico sobre la posibilidad de aplazar las elecciones. Uno de los instantes de mayor tensión tuvo lugar cuando Zapatero detalló una conversación mantenida el 11- M con el líder del PP, Mariano Rajoy, tras hablar con Aznar. Le digo: Mariano, he hablado con Aznar Me dice: A mí también me ha llamado Continuó: Me ha informado de que el Gobierno convoca la manifestación, creo que deberíamos tener una reunión del pacto o de la Diputación Permanente Y me dice: Bueno, ya sabes como es (Aznar) El comentario motivó el enfado de Zaplana: Es indigno de un presidente del Gobierno hacer ese tipo de juicios y valoraciones ser censuradas de inmediato por la dirección socialista. El jefe del Ejecutivo eludió en todo momento una condena expresa de lo ocurrido durante el 13- M y achacó las protestas a la indignación que el Gobierno del PP levantó en aquellos días a miles de personas. Es más, Zapatero aconsejó un ejercicio de autocrítica al PP para superar el trauma de la derrota electoral. El presidente del Gobierno quiso de-