Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN DEL 11- M Emilio Olabarría Portavoz del PNV Pidió al PP que retirara la acusación de que su partido había pactado con los terroristas Acusó a Zaplana de imputarle un delito de calumnias y de colaboración con banda armada COMPARECENCIA DEL PRESIDENTE DEL GOBIERNO Gaspar Llamazares Coordinador general de IU Aseguró que no admitirá una muerte lenta por degradación de la comisión MARTES 14 12 2004 ABC Advirtió al PP que los que quieren continuar desestabilizando se quedarán solos El presidente del Gobierno asegura que no existió nunca una línea de investigación sobre ETA tras el 11- M La autoría corresponde en exclusiva al terrorismo islamista b Hasta en seis ocasiones, sólo AUTORÍA Pese a que Zapatero fue el primer dirigente político en la mañana del 11- M en hablar tajantemente de la autoría etarra, ayer dijo que desde que se supo que el explosivo no era Titadyne se descartó absolutamente la autoría de ETA MANIPULACIÓN Si se estaba diciendo algo que no era verdad, todo lo que dijo en esas horas el Ejecutivo de Aznar fue un engaño masivo -180- Casablanca (Marruecos) -28- -y Estambul (Turquía) -32- Para avalar su teoría sobre el engaño masivo del Gobierno de Aznar, el presidente del Gobierno llegó a declarar que no hubo nunca una línea de investigación sobre ETA tras los atentados de Madrid. Pese a que Zapatero fue el primer dirigente político durante la mañana del 11 de marzo en hablar tajantemente de la autoría etarra, el jefe del Ejecutivo sostiene ahora que desde el momento en que se descubrió claramente que la dinamita no era Titadyne (en la tarde del 11- M) no había abso- INVESTIGACIÓN DE LAS RELACIONES Recalcó que, tras una investigación exhaustiva que ha dejado 25.000 evidencias o efectos y más de 1.300 huellas, no se ha encontrado ningún dato que permita establecer una colaboración entre ETA y los islamistas MENTIRAS DE RUBALCABA Zaplana aseguró que el portavoz socialista mintió a Zapatero esos días por no informarle de otras posibles autorías al margen de ETA lutamente ningún elemento que pudiera hacer pensar que la masacre era obra de ETA Dicho esto, consideró que la única línea de investigación que había no la abrió nadie. En su opinión, fueron los hechos- -primero, el descubrimiento de la furgoneta de Alcalá de Henares con la cinta de versos coránicos; después, el desmentido sobre la dinamita Titadyne; y, por último, la aparición de la mochila que no llego a explosionar- -los que hicieron decantar las indagaciones policiales hacía el terrorimo islamista. Por todo ello, el presi- durante el interrogatorio de Zaplana, negó el jefe del Ejecutivo la tesis de la implicación de ETA en los atentados del 11 de marzo J. L. LORENTE MADRID. La preparación, la autoría y la responsabilidad de los atentados del 11- M corresponden en exclusiva al terrorismo internacional de tipo islamista radical Hasta en seis ocasiones durante su comparencencia ante la comisión parlamentaria, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, descartó tajantemente la tesis del Partido Popular sobre la posible implicación de la banda terrorista ETA en la masacre de Madrid. Además, el jefe del Ejecutivo quiso dejar claro que no existe relación alguna de carácter relevante entre los presos etarras y los internos vinculados al terrorismo internacional. Apoyado- -según dijo- -por los informes del Centro Nacional de Inteligencia, la Comisaría General de Información de la Policía y el Servicio de Información de la Guardia Civil, el presidente del Gobierno se mostró convencido de que el atentado del 11- M fue ideado, planificado y ejecutado por el mismo terrorismo asesino que cometió los atentados en Estados Unidos- -3.000 muertos- Bali (Indonesia) Zaplana interrogó 4 horas a Zapatero dente del Gobierno afirmó tajante que todo lo que dijo el Ejecutivo de Aznar sobre el 11- M fue un engaño masivo Informe de prisiones Zapatero también leyó un informe del coordinador de Seguridad de Instituciones Penitenciarias sobre las coincidencias personales que se han producido entre etarras y terroristas islamistas. Afirmó que antes del 11- M hay registradas seis- -una en 1998, dos en 2001, dos en 2003 y una en 2004- -y que después de esa fecha aparecen 23 transcripciones referidas a relaciones entre esos internos. Del análisis de los 29 documentos, se deduce que no hay relación entre ETA y organizaciones vinculadas al terrorismo islámico, sino tan solo relaciones personales entre dichos internos al compartir un mismo espacio en las prisiones Ante la insistencia del PP, Zapatero recalcó que, tras una investigación exhaustiva que ha dejado 25.000 evidencias o efectos y más de 1.300 huellas, no se ha encontrado ningún dato que permita establecer una colaboración entre ETA y los islamistas. Sebastián y Rafael Vera, informantes entre el 11 y el 14 A preguntas de Eduardo Zaplana, el jefe del Ejecutivo negó que tuviese contactos con mandos de las Fuerzas de Seguridad del Estado entre el 11 y el 14- M y reveló que el actual director de la Oficina Económica del Gobierno, Miguel Sebastián, le comunicó el día 11 que el Gobierno de Estados Unidos ya manejaba la hipótesis de la autoría islámica. Según explicó a la comisión, el entonces coordinador del programa económico del PSOE le dijo hacia las 16,30 horas de aquel día de que un amigo suyo en EE. UU. -al que consideraba bien informado- -le explicó que en la Casa Blanca se barajaba como posibilidad bastante cierta que fuera un atentado de terrorismo islamista Zaplana también interrogó al presidente del Gobierno sobre el diálogo que mantuvo el actual portavoz parlamentario del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, con el ex secretario de Estado de Seguridad Rafael Vera respecto a la posibilidad de una alianza entre ETA e islamistas. Zapatero confirmó que Rubalcaba le había comentado esa conversación con la idea de dejar claro, simplemente, que Vera creía muy difícil la posibilidad de tal acción conjunta. Zaplana preguntó si a pesar de que hace muchos años que Vera no ocupa el cargo le siguen considerando una autoridad en la materia y una fuente de información firme y potente Zapatero respondió que en absoluto y, por ello, acogió la información del ex secretario de Estado como una opinión más a la que dio una relevancia menor De sus respuestas, el portavoz del PP dedujo que los entonces colaboradores directos de Zapatero no le informaban o le decían mentiras Para ello, Zaplana esgrimió manifestaciones de Rubalcaba, del secretario de organización del PSOE, José Blanco, o del actual ministro de Trabajo, Jesús Caldera, sobre datos policiales que hablaban de una autoría distinta a ETA.