Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 14 12 2004 Opinión 5 Rebajas de temporada Se ha tomado su tiempo, pero al final no ha tenido más remedio Pedro Solbes que aceptar la realidad de las cifras y recortar las previsiones de crecimiento de su departamento para la economía española. Toca ahora repartir culpas y buscar excusas para una rectificación que, a la vista de los acontecimientos, no podía tardar en llegar. No se sostienen los castillos en el aire de los números. El plan M Como no podía ser de otra manera, estuvo enorme el ministro de Asuntos Exteriores en Bruselas, donde ayer trató de explicar al Consejo de la UE de qué va el culebrón del catalán y el valenciano, un serial con cada vez más seguidores fuera de nuestras fronteras. Conocido ya como plan Moratinos por la originalidad de su planteamiento, la solución pasa por reconocer un único idioma, que, dijo, se denomina catalán en Cataluña y las Islas Baleares y valenciano en la Comunidad Valenciana Parece sencillo, pero es todo un hallazgo, al menos en el ámbito de los culebrones. Sin perdón Partiendo de la evidencia de que puede discernir entre el bien y el mal la Justicia chilena decidió ayer arrestar y procesar a Augusto Pinochet por su papel al frente de la Operación Cóndor. Más allá de una arbitraria e incómoda revisión histórica, el proceso contra el ex dictador chileno representa un necesario ejercicio contra el olvido de una imperdonable campaña criminal. AP Ecos del terror. Los terroristas islámicos que operan en Irak conmemoraron ayer el primer aniversario de la captura de Sadam Husein con un nuevo atentado suicida con coche bomba, que provocó la muerte de trece personas en pleno centro de Bagdad. Al cumplirse un año desde la detención del tirano, con aquel célebre Lo tenemos que puso fin a su persecución, fuentes del Pentágono desmintieron la noticia lanzada por los abogados de Sadam, que el pasado domingo aseguraron que su representado, así como algunos de sus colaboradores encarcelados, había comenzado una huelga de hambre. En la imagen, la improvisada morgue donde fueron trasladadas las víctimas del atentado de ayer. UN AÑO CON SADAM ENRIQUE SERBETO S EÑORAS y señores: ¡lo tenemos! Hace ahora un año de aquel anuncio triunfal de Paul Bremer cuando acababa de confirmar la identidad de un barbudo que los soldados habían encontrado enterrado dentro de un agujero, en una huerta cerca de la ciudad de Tikrit. Se pensaba que con la captura del tirano cesaría la entonces tímida actividad de los revoltosos y la pacificación de Irak sería pan comido. Si le hubieran explicado enton- ces al orgulloso procónsul que doce meses después ningún extranjero puede circular por el país sin temor a ser degollado on line que los coches- bomba y las emboscadas empapan el calendario hasta que la sangre no permite distinguir los días de la semana... En el último año han muerto más soldados norteamericanos que en toda la guerra; sólo en las últimas 24 horas, que se sepa, los atentados y asesinatos se han llevado a una veintena de civiles y cuando estas líneas sean leídas, probablemente ya serán más. A falta de Sadam que perseguir, los norteamericanos andan ahora tras la sombra sinuosa de Abu Musa El Zarkawi, que es lo mismo que ir tras la de Osama Bin Laden, porque nadie sabe dónde están ni uno ni otro, y de El Zarkawi se duda hasta que exista. Puede que algún día los encuentren a los dos, encogidos y ojerosos, también en un agujero rudimentario, tal vez en un huerto, quién sabe, y el administrador correspondiente también salga a anunciar: Señoras y señores: ¡los tenemos! Lo que tienen en Bagdad es a un hom- bre solo que empieza a ser una carga incómoda, que ha empezado a hacer amagos para volver a asomarse a la vida de la que pareció haberse despedido en el momento de la captura. Que se muestra ya con huelgas de hambre para llamar la atención, porque si las cosas siguen así, va a ser más difícil juzgar a Sadam Husein que organizar las elecciones a finales de enero, que ya se sabe que será prácticamente una misión imposible. El tiempo corre en su favor, porque tal y como van las cosas en Irak, nadie se atreve a hacer profecías ni tampoco a burlarse de las que haga Sadam Husein desde su celda. Es cierto, un año después, aún lo tenemos. ¿Y ahora qué?