Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 LUNES 13 12 2004 ABC Deportes Del sueño a la pesadilla La amenaza terrorista despertó al público del Bernabéu, adormecido por otro encuentro pésimo del Madrid ante una Real ambiciosa REAL MADRID REAL SOCIEDAD 1 1 llas como la blanca que el de hoy o el de mañana sea una excepción, no lo son. Y el de ayer no lo fue. Por tanto se desarrolló como todos los de este curso. Los de casa controlan el balón como a ellos les gusta. Para mí... para ti... para él Al pie, a un metro, o dos; a la derecha, o a la izquierda; hacia adelante, o hacia atrás. Y el esférico, generalmente, sigue en el mismo sitio. Ante tanta inoperancia el rival sólo tiene que cortar y salir. Si, como ayer la Real, tiene buenos mimbres en las bandas, estiletes que se meten, y se meten, y se meten- -mejor Prieto, por la derecha, que Gabilondo, por la zurda- pues suele crear ocasiones ante una defensa insegura ¿quién le puso a Samuel el muro y un Casillas majestuoso. Pero, también suele ocurrir, los visitantes son más inocentes que el asa de un cubo de playa. Así que el Madrid sufre (Gabilondo, tres veces Nihat y Zubiaurre sembraron el pánico con más amago que acierto) y se encomienda a su espíritu ganador, a esa capacidad de gol que antes o después termina apareciendo. paso de los minutos los locales se hundían mientras los visitantes se agigantaban. Y tras un aviso de Kovacevic en fuera de juego, el propio Kovacevic bajó de cabeza (Samuel fue tan estatua como Zubiaurre frente a Ronaldo) un centro de Gabilondo y Nihat, con otra media volea esta vez de derecha, empató. Ahí se acabó el sueño que provocaba el partido y empezó la pesadilla... Tercera temporada puntuando La Real Sociedad se está convirtiendo en un equipo de los considerados malditos para el Real Madrid en el Santiago Bernabéu, ya que con el empate que consiguió ayer ha logrado sacar puntos del coliseo madrileño las tres últimas temporadas. La pasada se impuso por 1- 4 y la anterior también arrancó una igualada (0- 0) Ronaldo ya suma 11 goles esta temporada, ocho en la Liga y tres en la Liga de Campeones. La pasada campaña por esta fechas llevaba sólo cuatro más (once en la Liga, tres en la Champions y uno en la Supercopa de España) y al final acabó con 31. En aquella y en ésta su apuesta personal fue de 35 tantos. Real Madrid (4- 2- 3- 1) Casillas; Míchel Salgado, Helguera, Samuel, Roberto Carlos; Beckham, Guti; Figo (Owen, m. 75) Raúl, Zidane; y Ronaldo. Real Sociedad (4- 4- 2) Riesgo; Zubiaurre, Labaka, Luiz Alberto, Garrido; Prieto (Uranga, m. 82) Aranburu, Alkiza (Arteta, m. 68) Gabilondo; Nihat y Kovacevic. Árbitro Lizondo Cortés. Amarilla a Samuel, Kovacevic, Míchel Salgado y Aranburu, Goles 1- 0, m. 41: Ronaldo. 1- 1, m. 72: Nihat. JOSÉ MIGUEL MATA MADRID. De repente, a los casi 68.000 espectadores que prácticamente llenaban el Santiago Bernabéu se les encogió el corazón. Después de 87 minutos de sopor, de bostezo, de poco que ver sobre el césped, cuando Lizondo Cortés acudió de improviso a la banda a dialogar con el cuarto árbitro los aficionados despertaron de forma súbita. Y no daban crédito. Por la megafonía se instaba al rápido desalojo de las gradas a causa de una amenaza de bomba mientras los futbolistas se marchaban a la carrera hacia los vestuarios. Nunca un partido de fútbol tuvo un final tan insólito. Nunca un encuentro de fútbol importó tan poco y evitar el miedo, la rabia y la impotencia... tanto. En poco más de siete minutos el estadio quedó mudo. Esta vez no por los fallos de los jugadores propios o los aciertos de los contrarios. Y con las gradas desiertas ya dio tiempo a pensar que, visto lo visto, y aunque nos lo quisieran hurtar los miserables de siempre, lo auténticamente importante es que ayer, en el Santiago Bernabéu, no pasó nada. Ni antes, ni durante ni, gracias a Dios, después de lo que sólo debió ser, y fue, aunque les pese, un partido. Estatuas en los goles Ayer también lo hizo. Después de casi 40 minutos vegetando, sin ningún remate entre los tres palos de un Riesgo que demostró luego cualidades, en los últimos cinco antes del descanso pudo sentenciar con cuatro ocasiones (Raúl y tres de Ronaldo, una con el portero fuera del área) Y en una de ellas acertó. Buena pared entre Beckham y Salgado, centro bombeado de éste y Ronaldo que baja con el pecho y fusila da Riesgo de media volea con la zurda ante la atenta mirada- -pero sólo la mirada- -de Zubiaurre. Como siempre, a la vuelta del descanso los primeros minutos fueron blancos. Ocasiones de Zidane, Beckham y otra vez Ronaldo. Pero con el Un equipo clónico Y aunque a los indeseables les fastidie, o precisamente por ello, no podrán evitar que sigamos hablando de fútbol. Aunque no hubiera mucho ayer. La Real Sociedad se llevó un punto sin hacer nada especial. Sucede que enfrente tuvo de nuevo al Real Madrid de casi siempre esta temporada. Al del fútbol plomizo, previsible, estático, teledirigido... Al malo, en definitiva. Con el agravante de que en esta ocasión los de García Remón ni siquiera contaron con la ayuda inestimable de su pegada, que en otras ocasiones les había librado de una debacle. El Real Madrid de esta temporada se clona de un partido a otro. Así que visto uno, vistos todos. Y aunque siempre se espera de una nómina de estre- Una X en la quiniela Al margen de lo que se decidida hoy sobre si se disputan o no los minutos que restan para completarse el encuentro, el resultado que figuraba en el marcador (1- 1, por tanto una X en el boleto) en el momento de la suspensión es absolutamente válido para la quiniela de la jornada. El Reglamento especifica que, a efectos de la apuesta futbolística, se contabiliza el tanteo que se diera en el momento de detenerse el choque, salvo que el juego se reanudase en las veinticuatro horas siguientes a la suspensión. Una situación que no se va a dar en esta ocasión ya que el equipo donostiarra salió ayer mismo hacia San Sebastián, lo que descarta la posibilidad de que el duelo se completase hoy. Ronaldo consiguió así el gol del Real Madrid