Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 Sociedad LUNES 13 12 2004 ABC Medio Ambiente Conservación Investigación Congreso Ibérico del Agua El quebrantahuesos se reintroducirá en Málaga y Jaén en 2005 El quebrantahuesos se reintroducirá en la Sierra Tejeda de Málaga y en el parque natural de Cazorla (Jaén) en 2005 si el programa de crianza de los pollos da resultados satisfactorios según anunció el delegado provincial de Medio Ambiente en Málaga, Ignacio Trillo. Los pollos de las doce parejas en cautividad están en el Centro de Cría de Guadalentín, en el parque natural de Cazorla. Estudian el papel de la costa andaluza en la migración de tortugas marinas Biólogos del Aula del Mar de Málaga estudian el papel que desempeña la costa andaluza en las rutas migratorias de las tortugas marinas, para asegurar la hipótesis de que Andalucía es sólo un área de paso para estos animales, que proceden del Atlántico y que entran por el Estrecho para alimentarse en zonas ricas como Baleares y luego salen explicó Juan Jesús Bellido, biólogo del Aula del Mar. Los ciudadanos deben participar en las políticas sobre el agua Es necesario que los ciudadanos participen en las políticas de los gobiernos sobre el agua, concluyen los expertos reunidos en el cuarto Congreso Ibérico de Gestión y Planificación del Agua, que se clausuró ayer en Tarragona. Sobre el carácter público o privado de la gestión del agua, algunos apuntaron que lo importante es que el enfoque utilizado no sea la gestión del recurso, sino del ecosistema Las aguas de una sola isla filipina esconden 1.200 especies de crustáceos y moluscos Varias docenas de ellas pueden ser nuevas para la ciencia b Este descubrimiento sitúa a la región de los mares de Sulu Sulawesi entre las áreas marinas con mayor diversidad biológica de todo el planeta A. A. L. MADRID. Más de 1.200 especies de gambas, cangrejos y langostas- -varias docenas de ellas podrían ser incluso nuevas para la ciencia- -han sido encontradas en las aguas coralinas que rodean una pequeña isla en Filipinas. Es un número increíble, considerando el tamaño tan pequeño del área investigada según narra al Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) el profesor Peter Ng, de la Universidad de Singapur. El número de nuevas especies va a cambiar la percepción de la biodiversidad marina de las islas Filipinas y de la región entera afirma. Y es que, hasta el momento, el equipo investigador ha descubierto 16 nuevas especies de cangrejos, 12 de cangrejo ermitaño, algunas nuevas langostas y alrededor de dos docenas de nuevas especies de camarones entre los ejemplares recogidos en las aguas de la isla filipina de Panglao. Muchas de estas especies son diminutas, con sólo unos pocos milímetros de largo. El descubrimiento de tantas especies nuevas en el mar Sulu Sulawesi sitúa a esta región entre las áreas marinas con mayor diversidad biológica de todo el planeta dice José Ingles, coordinador para WWF de la ecorregión marina de Sulu Sulawesi. Tal biodiversidad es enormemente importante, tanto por derecho propio como por lo que significa en las provisión de alimentos para millones de personas pobres en la región y por encerrar la llave para el desarrollo de medicinas asegura. Este proyecto para analizar la biodiversidad marina de Panglao se desarrolló durante seis semanas de los meses de junio y julio pasados, y en él intervinieron unos 70 científicos. Este equipo internacional centró su investigación en un área determinada de esas aguas donde se dan diferentes hábitats, desde los manglares hasta escarpadas paredes de coral. A pesar de que el equipo se centró sólo en dos grupos Las algas invasoras se duplicarán en el Mediterráneo en veinte años b Este mar es un espacio especialmente vulnerable a la introducción de especies autóctonas, debido al exagerado tráfico de embarcaciones de todo tipo EFE PALMA DE MALLORCA. El especialista en biología marina Enric Ballesteros calcula que en los próximos veinte años se introducirán en el Mediterráneo unas ochenta especies de algas, de las que entre cinco y diez serán invasoras. En este sentido, recordó que el número de especies de algas introducidas en el Mediterráneo se ha duplicado cada veinte años desde principios del siglo pasado. El científico destacó que en los últimos doce años se han introducido varios ejemplares invasores de algas en Baleares, entre las que citó la Caulerpa taxifolia la Acrothamnion preissii la Asparagopsis taxiformis la Womersleyella setacea la Lophocladia lallemandii y la Caulerpa racemosa Ballesteros explicó que la elevada velocidad de propagación de estas especies hace inviable cualquier intento de erradicación excepto en el caso de la Caulerpa taxifolia si bien estimó necesario controlar su avance y sus niveles de agresividad y estudiar su efecto en la modificación de las comunidades de aguas autóctonas. A este respecto, alertó de la rápida velocidad y capacidad de invasión de la Lophocladia lallemandii que, según dijo, en pocos años ha ocupado la totalidad de las costas de Ibiza, Formentera y Cabrera y ha colonizado Mallorca a gran velocidad La Asparagopsis taxiformis aunque es menos virulenta, ya está presente en todo el archipiélago y la Caulerpa racemosa ofrece unos niveles de expansión preocupantes en el efecto que tiene sobre las aguas autóctonas y su alta resistencia, subrayó. El Mediterráneo es un espacio especialmente vulnerable a la introducción de especies autóctonas, debido al exagerado tráfico de embarcaciones de todo tipo añadió Ballesteros. Pescadores filipinos en la zona investigada por los científicos de animales- -moluscos y crustáceos decápodos- -los investigadores están satisfechos de los resultados. El número de especies que hemos encontrado es asombroso y lleva a imaginar lo AP que pueden albergar otras islas de Filipinas o las islas de Indonesia, por ejemplo dice Peter Ng. Ahora, la colección está siendo estudiada y analizada por expertos de una docena de países. ACTUALIDAD NATURAL MÓNICA FERNÁNDEZ- ACEYTUNO VOLAR EN EL AGUA N o hay cielos ni mares más transparentes que los de invierno. De noche se ven los colores de las estrellas, azul de Rigel, rojo de Aldebarán, a simple vista desde la tierra, o ya en vuelo, sobre el mar, en ese momento en el que no se sabe por qué extraña razón todos los pasajeros duermen de pronto al unísono y, acompasado a su respirar, se oye el murmullo del avión, que es como otro dormir, sonámbulo, de la máquina. Se levanta muy despacio la rígida cortina de la ventanilla y aparece la noche profunda y oscura, con todas sus estrellas sobre el océano. Jurarías que en ese instante y a esa altura no hay nadie más mirando así el cielo. Los submarinistas aseguran que bucear es algo parecido. Salvador Fojón dice que bucear es volar en el agua y que hemos tenido unos días en el Atlántico con una visibilidad de diez metros, que es muchísimo en estas aguas llenas de plancton. Frente a la torre de Hércules hay unos farallones que emergen de la arena a treinta y cinco metros de profundidad y, en el espacio de un azulejo, se puede estar mirando una hora, atónito y maravillado, nudibranquios de colores, que son la versión marina de las babosas, azules, rojizos, como se verán hoy, de noche, Rigel y Aldebarán, en este cielo de invierno.