Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 Sociedad LUNES 13 12 2004 ABC Medio Ambiente Centenares de investigadores de unos 70 países se afanan en lograr en 2010 un censo global de la vida marina. Los resultados de su trabajo en el último año les acercan cada día más a ese objetivo, con más de 13.000 nuevas especies que se han sumado a esa gran base de datos. Un proyecto de envergadura para cartografiar la inmensidad de nuestros mares Explorando los secretos del océano TEXTO: A. ACOSTA Basta sumergirse unos metros bajo la superficie del mar para descubrir todo tipo de vida en los océanos del planeta. Ésta es sin duda la principal conclusión del trabajo realizado durante el último año por centenares de investigadores de unos 70 países afanados en lograr en 2010 un censo global de la vida marina. Y es que sólo en lo que va de año se han añadido a este censo unas 13.000 nuevas especies. Lo cierto es que biólogos y científicos de todo el mundo trabajan desde el año 2000 en esta radiografía, que pretende servir para la comprensión de toda la vida que existe en los mares inexplorados que cubren la mayor parte del planeta, cada vez más asediados por la contaminación, la sobrepesca y el cambio climático. Hasta ahora, los humanos han explorado menos del 5 por ciento de los océanos del planeta, e incluso donde han explorado la vida a veces es muy pequeña para verla. La base de datos ha reunido hasta ahora más de 5,2 millones de entradas o registros que recogen la distribución de 38.000 especies marinas, lo que supone un incremento exponencial desde los 1,1 millones de registros y 25.000 especies que había hace un año. Los progresos realizados durante este año fueron analizados en las sesiones de la Conferencia Internacional del Manejo de Datos de la Biodiversidad Marina, que tuvo lugar en Hamburgo (Alemania) y en París, durante la Comisión Oceanográfica Intergubernamental. microbios, los organismos más pequeños, forman sorprendentemente más del 90 por ciento de la biomasa en los océanos. Los científicos están convencidos de que el conocimiento sobre este profundo micromundo de la vida marina será muy útil para la comprensión del cambio climático, pues estos organismos juegan un papel crucial en la absorción del dióxido de carbono presente en la atmósfera. Y es que los avances en la tecnología han permitido derribar los límites para descubrir la vida más pequeña, profunda y rara. Los científicos no han parado de innovar, refinar e integrar las técnicas para monitorear la vida marina. Más proyectos En 2004, el censo ha crecido de diez a trece proyectos en los que se divide el trabajo de acuerdo a formas de vida y áreas geográficas. Los científicos están estudiando todo desde los grandes predadores del océano hasta los más diminutos microbios que viven desde las aguas costeras hasta las profundidades marinas. Así, uno de los proyectos es el seguimiento de salmones en el Pacífico. Utilizando rótulos electrónicos y matrices acústicas innovadoras se pretende rastrear y monitorear las poblaciones de salmónidos en la plataforma continental de Canadá y Estados Unidos, así como en las aguas abiertas del Pacífico Norte. También en el Pacífico se realiza un programa de investigación de rotulación de pelágicos. Se trata de una tarea ambiciosa en el Pacífico septentrional, que utilizará rótulos electrónicos avanzados con capacidad de almacenamiento de datos para rastrear y monitorear grandes vertebrados como ballenas, tortugas marinas, y los atunes. Y es que una mejor comprensión de la distribución y el comportamiento de los grandes pelágicos en la parte superior de la cadena alimenticia puede indicar grandes inferencias sobre la distribución y la abundancia de muchos otros organismos que habitan los océanos. El descubrimiento y la evaluación de las comunidades marinas en todo el mundo requerirán la utilización de tecnologías que en el pasado no han sido empleadas con este fin. Las tecnologías en evolución varían desde nuevos sensores y dispositivos de visualización hasta vehículos submarinos autónomos para inmersión profunda. Todo para obtener una auténtica radiografía de nuestros mares, justo en un momento en el que existe un alarmante colapso de algunas especies. Bancos de peces cruzan los fondos marinos de todo el mundo DIAZ JAPON Especies nuevas para la ciencia Aunque en un sólo año el avance en el conocimiento ha sido espectacular, lo cierto es que el 95 por ciento de los registros recogidos en la base de datos son de especies que viven cerca de la superficie, mientras que menos del 0,1 por ciento procede de las profundidades marinas. De tal manera que un espécimen encontrado por debajo de los 2.000 metros de profundidad tiene 50 veces más posibilidades de ser nuevo para la ciencia que uno hallado a sólo 50 metros bajo la superficie marina. No obstante, los datos recogidos hasta ahora han permitido dibujar un mapa sin precedentes de especies, desde el microscópico pláncton hasta las ballenas, acompañando cada registro con la localización, fecha y profundidad en que la especie fue encontrada. Cerca de 230.000 especies marinas han sido descritas por los científicos y existe un gran debate sobre cuántas más pueden existir, pero seguro que es varias veces este número, incluso La base de datos ha reunido hasta ahora más de 5,2 millones de entradas de 38.000 especies marinas En 2004, se añadieron 106 nuevas especies de peces, lo que significa más de dos especies nuevas a la semana diez veces más. Uno de los objetivos de este censo está en descubrir estas especies desconocidas usando nuevas tecnologías en todos los océanos del planeta. Por ejemplo, durante este año, 106 nuevas especies de peces se añadieron a la base de datos, lo que significa una media de más de dos especies nuevas a la semana, llevando hasta 15.482 el número total de especies de peces. Los expertos creen que Caballito de mar J. L. ALVAREZ este número será finalmente de unos 20.000. La base de datos incluye más de 6.800 especies de zoopláncton, y se espera descubrir, identificar y añadir a la lista al menos el mismo número en los próximos seis años. Por su parte, los