Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional ASAMBLEA EXTRAORDINARIA DE IZQUIERDA UNIDA LUNES 13 12 2004 ABC Llamazares, reelegido por la mínima en una Asamblea que acabó en bronca Gritos de dimisión y tongo pero también de unidad cerraron la cita a medir sus fuerzas con De Santiago, que ayer retiró su candidatura, pero que la presentará de nuevo ante el Consejo Político ampliado CRISTINA DE LA HOZ MADRID. Abucheos, pitos, palmas, aplausos y gritos de dimisión, dimisión tongo y unidad, unidad pusieron fin a la Asamblea extraordinaria de Izquierda Unida en un ambiente que explicita el mal profundo de la coalición: dos modelos de formación política, dos visiones diametralmente opuestas que se dirimen entre una visión más abierta de lo que es IU y otra que defiende la preeminencia del PCE. Gaspar Llamazares consiguió la reelección por la mínima, después de muchas vicisitudes y, por qué no decirlo, tras una artimaña estatutaria que había recibido el sábado el respaldo mayoritario de la Asamblea. Un proceso intrincado y para iniciados que da idea del grado de complicación que impregna cada paso que se da en IU. Además, para enredar aún más la situación, el asturiano deberá ratificar su elección una vez se complete la composición del Consejo Político (entre enero y febrero) con los miembros de cuota autonómica, momento en el cual Enrique de Santiago volverá a presentar su candidatura. b El asturiano volverá Frutos cree que IU sale peor menos cohesionada El secretario general del PCE y principal valedor de la candidatura, finalmente retirada, de Enrique de Santiago, Francisco Frutos, aseguró ayer que de esta Asamblea extraordinaria no salimos unidos ni mejor de lo que hemos entrado, sino peor En declaraciones a los periodistas al concluir la cita congresual, el secretario general del PCE manifestó así su discrepancia con el análisis del coordinador general electo y denunció que, además, se han cometido arbitrariedades que vulneran el reglamento de la asamblea en referencia a la reforma estatutaria que ha hecho posible que los coordinadores regionales pudieran participar en la elección de Llamazares dentro del nuevo Consejo Político. Esta situación, vaticinó Frutos, puede tener consecuencias desagradables para IU por lo que confió en que se rectifique en el Consejo Político que se celebrará previsiblemente entre los meses de enero y febrero, donde deben discutirse estas cuestiones con normalidad informa Servimedia. Por su parte, Felipe Alcaraz advirtió a Llamazares de que, si no cumple el mandato de crear una dirección colectiva, ésta será posiblemente la última Asamblea de IU Alcaraz subrayó que esta cita ha lanzado un mensaje clarísimo de apoyo a la dirección colectiva y Llamazares tiene una gran banda ancha para aplicar este mandato. candidatura. El propio Llamazares hizo referencia a este asunto en su intervención final al afimar que en el próximo Consejo nada impide que pueda hacerlo quizá con la tranquilidad que le da al asturiano saber que la mayoría de las organizaciones regionales le apoyan y puede sacar más ventaja. Llamazares hizo estas afirmaciones ante el pleno de una Asamblea que, en ese momento, apenas le escuchaba. Comenzaron los gritos de tongo, tongo dimisión, dimisión y, también, para contrarrestar, los de unidad, unidad mientras muchos delegados se enzarzaban a bramidos hasta el punto de que parecía que iban a pasar a las agresiones físicas. Un delegado intentó mediar: Eso, eso es lo que quiere la derecha, que nos peguemos En definitiva, ánimos caldeados y una sensación de mayor división que la que se tenía al comienzo de la Asamblea y que muchos partidarios de Llamazares intentaron minimizar. No fue el único. El propio De Santiago, que criticó la reforma estatutaria que provocó parte del enfrentamiento, afirmó que su sensación era que había unidad y que la crisis no queda abierta, sino que está claro que la dirección está por encima de las familias Votación La jornada de ayer comenzó con la votación, en el pleno de la Asamblea, de las tres listas al Consejo Político, formada cada una de ellas por ciento diez nombres y encabezadas por Llamazares, Enrique de Santiago y Sebastián Martín Recio. La votación arrojó los siguientes resultados: 416 votos para Llamazares (49,52 por ciento de los apoyos) lo que se traducía en cincuenta y cuatro miembros en el Consejo Político; 320 votos para Enrique de Santiago (38,10 por ciento) y cuarenta y dos personas al Consejo, y 104 votos para Martín Recio (12,38 por ciento) y catorce representantes en el Consejo. La aritmética ponía así las cosas muy difíciles al asturiano, Llamazaraes, porque es el Consejo Político y no el plenario el que elige in situ al coordinador general. Las dos listas alternativas sumaban 56 votos frente a los 54 de Llamazares, y fue aquí donde funcionó una triquiñuela a modo de reforma estatutaria que había sido aprobada el sábado: los diecinueve coordinadores regionales de IU se incorporaban por primera vez con voz y con voto a esta reunión del Consejo Político. De esos diecinueve, doce son claramente partidarios de Llamazares, con lo que el aspirante a la reelección se aseguraba una designación sin sobresaltos. Fue en este punto donde estalló la crisis. En su reunión a puerta cerrada, Delegados críticos protestan por el cambio en el sistema de votación CHEMA BARROSO En defensa de Pilar Manjón La alcaldesa de Córdoba y presidenta de la Asamblea, Rosa Aguilar, salió en defensa de la presidenta de la Asociación de Víctimas del 11- M, Pilar Manjón, ante los ataques brutales que esta compañera está recibiendo por parte del PP. No vamos a permitir que la derecha la vilipendie y agreda sentenció. Manjón, que acudió el sábado a la Asamblea de IU, donde finalmente no tomó la palabra, ha sido muy crítica con el PP, lo que ha provocado que el Grupo Popular no desee que ella hable en nombre de las víctimas en la comisión del 11- M y quiere su sustitución. De hecho, Manjón se manifestó a las puertas del Congreso de los Diputados el día de la comparecencia de Aznar, y allí se enfrentó a partidarios del PP. Además, la Asamblea de IU aprobó distintas resoluciones a favor del pueblo iraquí y del final del asedio a la ciudad de Faluya; en defensa del régimen de Hugo Chávez en Venezuela y de la revolución cubana o en apoyo al derecho de autodeterminación del Sahara Occidental. También se manifestó en contra de la violencia de género y a favor de la globalización y los derechos de los homosexuales. algunos miembros del Consejo Político críticos con el asturiano (léase el caso del ex eurodiputado Pedro Marset) llegaron a amenazar con ir a los tribunales si se aceptaba el voto de los coordinadores regionales, por entender que las reformas estatutarias sólo son de aplicación a partir del momento en que se disuelve la Asamblea. Estas tesis fueron respaldadas por otros dirigentes que, como Salce Elvira, Susana López o Jaime Pastor llevaron la situación a un callejón sin salida. Segundo asalto Fue, paradójicamente, De Santiago el que facilitó la solución al anunciar que no presentaría su candidatura a la coordinación general, lo mismo que Martín Recio, de modo que sólo había un aspirante, Llamazares, que cosechó 67 votos a favor, 51 en contra y ocho abstenciones. Así, con un 53 por ciento de los apoyos, que elevaba algunos puntos porcentuales los alcanzados en el pleno, consiguió la reelección... o no. Porque De Santiago también avisó que, una vez que se complete el Consejo Político, que deberá reunirse, en principio, para ratificar los resultados de la Asamblea, él volverá a presentar su